sábado, 17 de febrero de 2018

La desaparecida Fábrica de Gaseosas "El Cachorro"

Antaño el tejido industrial de Sevilla estaba en el interior de la ciudad, se creaban los núcleos de trabajo y en torno a ellos nacían los barrios obreros que suministraban la mano de obra a esas fábricas, tenemos claro ejemplo de ellos en barrios como el de Miraflores, Carretera de Carmona, Amate etc...
Hasta 1986, esos lugares estaban protegidos por el PGOU, por su singularidad y patrimonio urbano, por lo que no se podían tocar ni un solo ladrillo de sus edificios, pero en 2006 eclosionaba la burbuja inmobiliaria y ese PGOU se cambio retirando sobre estos barrios y edificios la protección que tenían, por lo que en estos momentos estamos viendo el derribos y semiderribos de todos estos edificios. Esto nos lleva a una reflexión, vista pasividad de la ciudad y sus mandatarios hay edificios que gritan a cielo "virgencita déjame como estoy", pues mientras estén ocupados por una empresa que ejerza no corren peligro, pero en el momento que se queden vacíos...piquetazo.
Gracias a dios hay edificios que parecen ya consolidados como imagen de empresa y son muy cotizados a la hora de ser alquilados, lo que hace de su mantenimiento y permanencia un plus para su conservación, y valga como ejemplo este que les muestro...


Estamos contemplando la hermosa fachada de la Fábrica de Gaseosas "El Cachorro", ubicada a mediados de la Calle Procurador, en el corazón de Triana. Nació a finales del siglo 19 con la llegada de los sifones a España. Esta fábrica fue una de las más populares en Sevilla y parte de la provincia, suministrando en sus inicios a farmacias y hospitales, siendo posteriormente embotelladora de sifones para el uso hostelero...


Los abuel@s del pasado de sevilla habran conocido la hilera de sidecares que se formaban en la Calle Procurador esperando a cargar para el preparto de sifones, y como era una hervidero continuo de vecinos que acudían al despacho con su sifón en mano para cambiarlo por otro...


La fotografía que hoy vemos es mucho más antigua, y en ella observamos los mulos preparados con los carros hasta arriba para comenzar el reparto...


La fábrica echó el cierre definitivo a comienzo de los 80, y durante algunos años en su interior guardó el que se conocía como "el otro Cachorro de Triana", que no era otra cosa que el paso de la Cruz de Mayo que allí se guardaba y que incluso de allí salida en procesión.
Si recopilamos toda la información que os he relatado a comienzo de este articulo, hasta 1986 estos edificios estaban protegidos por el PGOU, y en 1984 este edificio es restaurado por completo, lo que nos aseguró la supervivencia del mismo y del 99% de su interior en un estado más o menos original...


Si alguna ciudad de España está obligada a cambiar su PGOU y crear una verdadera ley de protección y no la mamarrachada que tenemos ahora, esa es sin duda Sevilla. Amig@s, cada dia me están haciendo daño en esta bendita ciudad, y cada dia que pasa estamos matando a Sevilla sin que nadie mueva un dedo para evitarlo. Hoy 29 Abril de 2017, mientras escribo estas líneas, se está derribando todo el interior de una casa del siglo 18 de la Calle Castelar, y aquí nadie dice nada, ni da explicaciones a nadie, y se está robando el único legado de historia tangible que puede heredar mis hijos y nietos de esta bendita ciudad. No se que mas decir, solo les dejo una foto de dicha casa, y que las conciencias de a quienes corresponda les de buenas noches...


ABC
Siglos de Sevilla blogspot.com
Julio Almanza Gutierrez
Maria Espinar Morales

Otros artículos interesantes relacionados: