martes, 1 de junio de 2010

Farmacia Central I

Creo que si me dan a elegir el lugar donde mas daño se le ha hecho a Sevilla, diría dos por igual, uno la Campana y otro la Plaza del Duque.


Sin duda alguna en ambos hemos perdido autenticas reliquias pero es la campana, falso emblema turístico de nuestra ciudad, la gran desconocida. Digo falso emblema por que solo una pequeña confitería hace gala de su pasado, sin saber muchos cuales fueron antaño los edificios que en dicha plaza vivían.
Edificios como el antiguo edificio del banco hispano americano, a la izquierda de la foto, o la farmacia central al fondo. A destacar de esta hermosa foto de 1920, el ciclista como se acerca al fotógrafo tocando su bocina y el carruaje, que valiente aguanta adoquines y vías para pasear galante en su charré a una hermosa dama, imagino. 

Pero claro, la piqueta era el gran verdugo de Sevilla y tarde o temprana haría su aparición.


En 1978 un terrible solar era dueño de lo que mas tarde seria un mamotreto edifico de oficinas y locales comerciales, especulaciones inmobiliarias que destruirían por completo la fisonomía  nuestra plaza.



 ciclofilia

9 comentarios:

Triana-Bel dijo...

"Sevilla sueña la gracia de las cosas que se fueron..."

el pasado de sevilla dijo...

hermosisima frase triana, como anillo al dedo.

saludos.

AdP dijo...

Y para rematar la faena llegaron los dos restaurantes de comida rápida y el sitio ese donde hacen bocadillos que no parecen bocadillos.

Buenas fotos.

Saludos.

el pasado de sevilla dijo...

ojo adp, estos han cogido edificios relativamente nuevos, pero lo que han echo zara con el edificio de la calle Velazquez es de delito de primer grado, pero bueno, se ve que conservando la fachada con lo demás puede hacer el destrozo que quiera, así son la leyes.


saludos.

KorXo dijo...

Jeje, curiosamente en la foto de 1978 se ve una furgonetilla de la confitería de la campana.

Un saludo.

el pasado de sevilla dijo...

jejeje también es paradójico el ver esa hilera tan nutrida de coches aparcadas en la plaza korxo.

saludos.

María dijo...

Es curiosa la diferencia entre la tranquilidad que se ve en la foto de arriba y el bullicio de la de abajo. Signo de los tiempos, supongo.

manolo dijo...

Dos o tres casas mas allá en el costado de la Farmacia Central, ya en la Plaza del Duque. mi padre tubo una taberna (en aquella época había pocos bares, se llamaba "La Concha del Duque" era una casa de dos plantas y azotea, fachada encalada con un balcón. En el piso alto, que no se usaba, fue donde se celebró mi Primera Comunión.
Recuerdo, que para entrar en la taberna, había que bajar un escalón, pues estaba más bajo que la acera. el año de esa celebración fue en 1.938

Tenía otra tres más una de ellas en la calle Mateos Gago. Que lo comentaré en su sitio.

el pasado de sevilla dijo...

definitivamente manolo, LE INVITO QUE HAGA UN BLOG DE SUS MEMORIAS, es usted toda una enciclopedia sobre nuestra sevilla.

un saludo.