jueves, 3 de junio de 2010

Cigarrera

Da cierta curiosidad pasear por el Rectorado de la Universidad y pensar que en algún momento una hermandad que hoy conocemos en los Remedios estuvo procesionando desde la mismísima Universidad antes fabrica de tabacos, (al menos a los que nos gusta el pasado y bagaje  de las hermandades como a mi).




Han pasado muchos años desde que un señor tuvo la brillante ida de captar el paso de la Virgen de la Victoria por la calle San Fernando, tantos que como vemos en la instantánea todavía no se ha retranqueado el cerramiento de la Universidad por lo que la calle es mucho mas estrecha que en estos momentos. También vemos el curioso detalle del tranvía esperando tras el palio, imagino que no  iría cargado por que sino ....................
Las famosas catenarias ya adornaban la calles en aquel entonces y desde luego gozaba de gran arboleda y un hermoso friso de palmeras que custodiaban el lateral derecho de la calle.




en esta otra instantánea, podemos observar en la parte superior izquierda, la antigua pasarela del prado, sin duda una imagen antologíca y bellisima



Antonio Liger Valverde

5 comentarios:

Du Guesclin dijo...

Lástima que desde hacía unos años no rematara esa calle la Puerta Nueva de San Fernando... Aunque bueno, supongo que ya estaría en uso la Pasarela.

Saludos.

KorXo dijo...

Oh! Que engaño a mi cerebro. Por un momento he pensado que era una foto actual :). Si no llega a ser por los dos hombres con sombrero de la derecha no me doy cuenta. ¿De que año es esta foto?

Y una pregunta, ¿se ve un señor negro de cara en la margen izquierda?

Un saludo.

María dijo...

Afortunadamente las fachadas de las casas han cambiado poco, o al menos, han mantenido un estilo.

cansadousa dijo...

Chulísimo! Sería grandioso ver esa imagen tal y como la pintaba Du Guesclin...

el pasado de sevilla dijo...

seria una preciosa imagen.

por cierto que era una de las puertas mar ricas en cuanto a elementos utilizados para realizarla, y con la peculiaridad de que la puerta estaba ejecutada con la misma riqueza arquitectónica y artística por ambas caras, tanto la que daba al pardo como la que daba a la calle san fernando.

con las puertas perdimos un sello importantisimo. he ido a carmona alguna que otra vez y pienso lo increíble que hubiera sido conservar eso mismo en Sevilla.

saludos.