Romería.

Seguimos con las fiestas, que para eso sevilla puede presumir de tenerlas y muy variadas.
Otra de esas fiestas es la romeria del rocio, las hermandades,que salen desde Sevilla hasta Almonte, que son una contestación de fe innegable, con un toque de alegría y fiesta.





¿Que gran foto, verdad?, tenemos tantísimos detalles en ella, que creo que se me escaparan muchos, mas de la mitad.
Empezamos por lo que pretende captar en fotógrafo en sí, la romería. Vemos gran cantidad de personas formando hileras en la parte izquierda de la Avenida de San Fernando, incluso un grupo de cuatro jóvenes en la parte central de la toma, que en forma de escalera, por riguroso orden de altura observan con todo detenimiento en transcurso de la misma.
No se nos se nos debiera escapar también, el observar en la parte central de la foto, ese hermosisimo tranvía, con sus cableados y catenarias que inundan toda la venida, parece que que para estar como estamos en pleno siglo 21, poco hemos avanzado ¿verdad?. También es de llamar la atención, esos coches que con sus capotas recogidas nos dan la pista de que el día era, al menos, bastante soleado.

Podemos ir reparando en detalles menores, como las dos señoras vestidas de negro y tocadas con una mantilla que cubre su cabeza, o el adoquinado tan único que cubría antaño toda la avenida, ademas de los arcos decorativos que invaden ambas aceras y que se ha de suponer que en tiempos de floración debieran estar cargados de flores.

La feria de abril.

Esta semana estamos viviendo una de las fiestas mas grandes de Sevilla, la feria de abril, feria muy distinta a la de sus inicios pero con colores y detalles que nos llevan a su pasado.




Un catalán y un vasco tuvieron la brillante idea de crear una feria anual de ganado,  feria donde los tratantes, gitanos y ganaderos se reunían durante tres días para realizar los negocios que alimentaban sus bocas unas semanas o unos meses en el mejor de los casos.

Esta hermosa foto nos cuenta a modo de instantánea como se vivían aquellos días. Vemos niños, candelas incluso lo que parece ser una de las primeras "casetas" en la parte superior derecha de la imagen, detalles que nos dan a entender que eran familias enteras las que se desplazaban a esta gran feria durante estos días, y que reflejan lo importante de la misma tanto económica como social por el esfuerzo que realizaban los que  a ella se desplazaban.

El Jueves.

El jueves, aquel mercado callejero y popular que hace o creo yo hacia de Sevilla una ciudad mas llana y sobre todo mas de pueblo.






Calle feria, creo que no podria haber otra calle con otro nombre mas propicio para un mercado en toda la ciudad, ya que nos parece que siempre fue mercado incluso antes que calle.
Como podemos ver en esta hermosa foto, el marcado callejero se ha ido transformando con el paso de los años, tanto en diversidad de productos como en la temática de la venta, derivando en esta ultima década mas en un especie de anticuario o de segunda mano, que un mercadillo común.

Esta instantánea, tomada a la altura de la plaza de abastos de la calle feria, nos muestra a unos gitanos, con un nutrido kiosco donde abundan los cubos y los cestos de lata. Ademas podemos observar los pintorescos carteles de las tiendas, carteles ya en desuso pero con ese sabor añejo, con la peculiaridad de estar inclinados unos grados, seria para ser mas cómodo a la vista del viandante.

Toneleros.

Sevilla se hizo de sus oficios y de sus gremios nacieron muchas hermandades, como por ejemplo La Carretería, creada por el gremio de los toneleros.



Nuestra Señora Del Mayor Dolor, titular de dicha hermanda, es conocida ademas de por su belleza, por sus enseres. Hemos visto como en esta semana santa ha recuperado los sobre faldones, así como también se recuperaron los corbatines y próximamente los bordados del desaparecido manto, pero ademas se bordo en estos años el interior de las bambalinas, ya que como podemos ver en esta foto, estos son los dibujos anteriores los cuales conforman hoy en día el actual palio de Jesús Despojado.

Arriadas.

Arriadas, cuando pronunciamos esta palabra, nuestros abuelos empiezan a recordarnos como el Tamargillo hacia de las suyas o como la alameda era cruzada en barca en el momento que el agua caía del cielo mas o menos como lo esta haciendo en el día de hoy.

Pero si grandes eran los destrozos producidos en sectores como la alameda, ¿como quedaban las orillas del río tras estas riadas?




Como podemos a preciar los destrozos eran varios pero no tantos como podríamos imaginar, seria que aquella Sevilla era ya sabia en tales adversidades y sabían como prevenir antes que curar. En esta hermosa foto podemos ver como los trabajadores del puerto se debían a las labores de limpieza de las orillas ya que las arenas fluviales eran remontadas hasta bien entrado los muelles.

Llama la atención en esta foto, una de las grúas del puerto que sale en el plano central de la misma, ademas de la fachada principal de la Maestranza que vine podemos observar en la parte superior izquierda de la foto.

El rio.

Desde que la tierra es redonda, Sevilla siempre estuvo unida a su río y su río a Sevilla.




Esta toma maravillosa tomada desde el puente de triana, allá por 1925 nos recuerda que nuestro río un día tuvo barcas y barcos que lanzaban caza al ya desaparecido esturión del guadalquivir.

Autocares.

Esta claro que en algún momento la modernidad tuvo que llegar a Sevilla, y que con ella superáramos la etapa de las mulas y caballos, ¿verdad?.





Llegaron los coches, los autocares, y los desplazamientos eran mas rápidos y livianos, eso si, todo tenia un precio y en un principio estos "lujos" solo estaban reservados para una parte de la sociedad.

Como podemos observar en esta gran foto, tenemos un autocar de la linea Alcala-Sevilla, un recorrido bastante largo para las carreteras del momento. Tenemos a primera vista detalles tan simples como por ejemplo el nivel de la sociedad que en ese momento eran solicitantes de dicho servicio, o el joven sentado al pie del autobús, seguramente encargado de subir maletas a la parte superior o de abrir y cerrar la puerta.

Por cierto, como detalle anecdotico de la época.................al falta de cristales buenas son cortinas.

San Telmo.

puente de San Telmo, curiosamente en el cual se están terminando en estos días unas labores bastante importantes de restauración.




En esta impresionante toma, podemos observar como es obvio en proceso de construcción del puente de San Telmo, pero ademas, si afinamos la vista, podemos ver las abundantes chimeneas que como torres o atalayas de vigilancia se alzaban por todo el barrio de Triana.



Podemos ver también la antigua fisonomía de la orilla trianera, mas acorde con una orilla natural de un rio que con un paseo como es normal verlo hoy en día. Ademas , vemos la abundante y frondosa arboleda que antaño recorría toda la calle betis.

Increíble es también con la facilidad que podemos ver gran parte de las iglesias de Santa Ana y San Jacinto, como increíble también es la panorámica algo mas lejana del Ajarafe, en la que se intuyen barrios como camas o tomares pero sin el gran acoso urbanístico que podemos encontrarnos hoy en día.

soportales

Soportales, eran muchos y de muy diferente forma los soportales que antaño adornaban las calles de sevilla.
Socorridos,  tanto por la calor como por la lluvia, eran refugio de vendedores ambulantes, vecinos y viandantes.




En esta foto,tomada a finales del 19,  podemos observar los que se hallaban en la plaza de san francisco, ademas de la estrechez de hernando colon. Impresiona también en esta hermosa toma como la giralda asoma majestuosa por encima de esas casas altas , marcando tope al cielo de Sevilla.

saludos y hasta la siguiente entrada.

Los kioscos

buena amig@s, al fin, e dado el paso y he decidido crear este blog e intentar recoger toda la memoria gráfica que gracias al trabajo y esfuerzo de pocos consiguen el deleite de muchos. Con ellas, iremos desgranando cada detalle que las envuelve, y conociendo poco a poco como era esa Sevilla monumental y pueblerina del pasado.

empezamos con esta divertida a la vez que curiosa foto, ¿quien quiere churros?




lafotograficaban.org



Increíble ¿verdad?, que foto tan maravillosa. en ella podemos ver una puesto de calentitos de la época, año 1929 mas o menos.

la foto esta tomada en la Alameda de hércules, en ella podemos ver detalles tan curiosos como, por ejemplo la gitana sirviendo esos calentitos en el papel de estraza y junto a ella una romana colgada de aquel precario techo.

junto al puesto, un kiosco, tal vez de agua y alguna bebida espirituosa, y apostado en el un señor vestido con traje impolutamente blanco.

bueno, cuento con vuestra vista de la memoria para ir sacando mas detalles. un saludo y hasta la próxima entrada.