sábado, 12 de febrero de 2011

Castilla

Lluvias torrenciales acechaban la ciudad de Sevilla entorno 1917, provocando con ello las desafortunadamente conocidas riadas en la ciudad. Hay sectores de Sevilla especialmente sensibles a las crecidas del rió sobre todo aquellos barrios muy cercanos a él, como el barrio de Triana.


De ello da muestra esta foto, la cual nos refleja la calle Castilla anegada totalmente tras la crecida del Guadalquivir.
Como ya hemos mencionado al principio, estas riadas eran ya tomadas por costumbre y por ello vemos como cada vecino pertrechaba su casa con una robusta escalera alta de tal modo que podian ser evacuados o abastecidos con toda normalidad o facilidad.


Antonio Lopez Vaez

2 comentarios:

Francisco Espada dijo...

No conocía esta imagen y tampoco el recurso generalizado de escaleras con las que abastecerse. En la zona en la que vivo, la Alameda, también fueron numerosísimas y frecuentes las inundaciones.

el pasado de sevilla dijo...

pues si francisco, el que fabricaba escaleras en aquellos años, se hizo rico, y sobre la alameda tienes toda la razón, es uno de los sectores de cota mas baja de la ciudad y su inundación era constante invierno tras invierno.


un saludo