martes, 22 de febrero de 2011

Triana

Año 1959, calle Pureza, y entramos en un local que ha sido almacén, teatro, sala de variedades, ect, pero mucho antes de todo eso, justo antes de que los franceses nos invadiesen y se hicieran de él, era la Capilla de los Marineros.


En la foto el Párroco de Santa Ana y uno de los Dominicos del Convento de San Jacinto, bendiciendo en comienzo de las obras.
La reconstrucción seria llevada a cabo  conforme a los planos de Gómez Millán, y seria culminada en la misma mañana del Viernes santo de 1962, en la que la hermandad finalizaría su estación de penitencia en la ya remozada Capilla de los Marineros.




Antonio Lopez Marin

2 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Gracias por lo mucho que ilustras mi apetencia de sevillanía.

el pasado de sevilla dijo...

gracias de nada francisco, yo solo intento concentrar en el blog lo que pocos o muchos sabemos de nuestra ciudad para saciar en el nuestras horitas de imaginación, y dicho sea de paso, para remover alguna conciencia y que no sigamos tirando por la borda lo poco que nos queda en este ciudad.

gracias a ti por seguir el blog como lo haces, un saludo,

Otros artículos interesantes relacionados: