sábado, 7 de mayo de 2011

Y llegó la navidad

Sin duda alguna, siempre hay detalles típicos en la ciudad que nos dice a medida que nos acercamos a los meses de Noviembre y Diciembre, que la navidad se acerca, detalles como la colocación del alumbrado, esos escaparates engalanados con motivos típicos como las bolas de navidad o guirnaldas, la propia gente caminando de tienda en tienda realizando compras navideñas, el castañero asando castañas................el guardia urbano de trafico............¿¿¿¿EL GUARDIA URBANO DE TRAFICO????. Vean y entenderán, vean, vean...


Antaño, en los nudos mas conflictivos de circulación de la ciudad, era normal que hubiese un guarda municipal de trafico dirigiendo los cruces, como por ejemplo vemos en esta hermosa foto que nos muestra el cruce que se produce en la confluencia de la Avenida de la Constitución con Plaza de San Francisco y Plaza Nueva, observese el Ayuntamiento de fondo.
Estos guardas formaban una parte importante de la ciudad llegándose a formar un nexo de unión muy importante entre las los conductores que a menudo circulaban por su zona, como por los mismo peatones y vecinos del barrio donde se encontrada dicho guarda, de tal modo que cuando el señor en cuestión era padre o llegaba la navidad era obsequiado con un aguinaldo propio de la época, osease, bebida o alimento. En esta foto hemos deducido que era por ser navidad dado lo bien abrigado del señor guarda y el agua que se ve sobre los adoquines.

Asi por lo alto, en la foto podemos observar que le han ido dejando:
  1. seis botellas de bebida.
  2. una hermosa ristra de ajos.
  3. un lechón,(vivo).
  4. .....y quien sabe mas al final del día....
Miguel Antonio Pires

6 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Es cierto; se ha perdido la costumbre del aguinaldo, y es que cuanto más tenemos menos generosos somos. Una estampa bellísima de una sociedad que pasó.

el pasado de sevilla dijo...

si se le llama rancio al que añora estampas como estas, yo lo soy y de primera categoría.

un saludo francisco.

manolo dijo...

Había un cruce celebre por "El Guardia de la Porra" que en la mayoría de las ocasiones dirigía el tráfico en ese sitio. Que era en la Puerta de la Carne. Juntaba gentes admirando el gesticular con los brazos y las frases SIEMPRE AMABLES que le dirigia a los conductores. Cuando llegaba la Navidad, tenía que haber una furgoneta, para ir retirando los regalos que le dejaban a ese Agente, querido y admirado en Sevilla.
En cuanto a lo del "Guardia de la porra" eran conocido así popularmente, pue al principio, solían llevar una porra blanca, con la que señalaban el tráfico.

el pasado de sevilla dijo...

me hace gracia manolo, cuando ahora hablan de la "policía de barrio" y pienso, ¿sabrán estos señores lo que era o es la policía de barrio?, por sus palabras lo digo.

un saludo

Anónimo dijo...

Gracias a que la gente ganaba un sueldo digno desaparecieron los aguinaldos. Digo ganaba porque al paso que vamos no tardarán en volver

el pasado de sevilla dijo...

al paso que vamos anónimo, volverán los aguinaldos, claro esta, si desgravan en hacienda, jejeje

un saludo

Otros artículos interesantes relacionados: