jueves, 27 de octubre de 2011

El desaparecido teatro San Fernando

Hoy vamos a desempolvar del cajón de los recuerdo uno de los teatros con mas solera que tuvo la ciudad de Sevilla, el Teatro San Fernando...


Para orientarnos y situarnos, el teatro se encontraba en pleno corazón de Sevilla, en la calle Tetuan, y ocupaba el solar que hoy en día copan los almacenes C&A...


Fue construido en 1847, en el solar que ocupaba el Hospital del Espíritu Santo, de echo de este mismo se extrajeron gran cantidad de caoba y columnas que después fueron utilizadas para la construcción del teatro. Contaba con un aforo de 3000 localidades, y ademas tenía un local destinado a café-teatro.


Por él desfilaron los mejores artistas tanto nacionales como internacionales, como podemos comprobar en esta curiosa fotografía, en la que vemos a Lola Flores saludando a los fans de la época...


Por lo que no era extraño que se crearan largas colas para sacar las entradas para dichos espectáculos, pensemos que era el teatro mas importante de Sevilla y toda la provincia, por lo tanto lugar de estreno para muchas y muy importante obras...


Uno de los recuerdos que de mayor categoría guarda este teatro, al menos para mí, fue que albergara el mejor pregón de semana santa que se ha dado en esta ciudad, el pregón que dió el señor Antonio Rodríguez Buzón,

Si alguien te alza la mano
o te ofende, Gran Poder,
yo te juro Dios Soberano
que no pudo nacer
bajo el cielo sevillano.

Pero como todo lo que sube baja, con los años la afluencia de publico fue disminuyendo considerablemente hasta el punto que en los años 60 el teatro tubo que echar el telón definitivamente y cerrar sus puertas, con lo que en 1973 comienza su derribo...

 

   
Un triste y no merecido final para uno de los edificios con mas historia y merito que tuvo la ciudad, pero claro, solo así se sabe agradecer las cosas en esta ciudad, con la piqueta.


Pepe Garcia Lopez
Laura Sanchez Gil 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

LO ULTIMO QUE VI FUE A JUANITA REINA POS CIERTO ELLA TENIA 1,O 2 BUTACAS EN SU CASA

Francisco Espada dijo...

Es una de las pérdidas más sensibles de la ciudad de Sevilla.

Juan dijo...

Siempre ques e derriba un edificio emblemático es matar al historia de un lugar, y más en este país, donde muy pocos tienen algo de interés por el patrimonio histórico. Si encima es un teatro, pues entonces peor aún. No me explico cómo se derribó ese teatro, pues en 1973 aún no habían llegado ni los vídeo-clubs ni internet. Hoy, en Madrid se siguen tirando teatros o cerrando, o se intentan "okupar", aunque en algunos casos se hacen teatros musicales en la Gran Vía.
En fin, una pena. Me gustan esa fotos de los años 50 y 60 en blanco y negro que pones. Muchas gracias.
Saludos desde los Madriles.

manolo dijo...

Fue una verdadera pena.
Pero aún fue peor.
Ya que lo degradaron un tiempo, antes de cerrarlo, convirtiéndolo en cine de tercera categoría.

Porfa, pincha en mi imagen.
Gracias, manolo

Francisco Javier Spínola dijo...

El Teatro no cerró con pérdidas, lo hizo precisamente con ganancias; la verdadera razón fue la "rapiña" de Hernández Díaz y otros miembros del ayuntamiento de la época. No hay que olvidar que estaba gobernando Franco, y se hacían muchas barbaridades, se hacen ahora, antes más si cabe; sí hubo un movimiento de rechazo al derribo, pero recordemos, estaba Hernández Díaz y Franco.