miércoles, 9 de noviembre de 2011

El misterio de la cruz de forja...

Hace unos días creamos una entrada con una acogida bastante buena visto los correos privados y el numero de visitas, esa entrada era la de Santa Catalina II.
En ella se incluía un oleo de finales de 1800 de David Roberts...


Y en él encontrábamos un detalle que a muchos, incluido mi hermano, nos llamaba y bastante la atención, ese detalle era la cruz de forja que vemos en la parte inferior derecha del oleo...


Sabemos que las cruces de forja antiguamente eran colocadas en los cementerios parroquiales, cementerios que acogían a los fallecidos en las grandes epidemias o de los vagabundos que morían por sus calles. En este caso vemos que la cruz corona un pilón, lo cual no quita que fuera a su vez centro del cementerio de dicha parroquia.

Como podemos comprobar todo esto ha desaparecido de la plaza hoy  en día pero gracias a la memoria fotográfica de mi hermano caímos en la solución de un misterio, el de donde fue a parar dicha cruz...


Como ven en la imagen, si nos situamos frente a la Iglesia de Santa Catalina, podemos observar una hornacina en su lateral izquierdo y dentro de la hornacina nos encontramos con ella...


La cruz del oleo de David Roberts, impertérrita ante el paso de los siglos sin que nadie piense en su pasado, la importancia que tuvo para muchos feligreses y difuntos que velaron en en su pasado...



Fco. José Roman Martínez

3 comentarios:

manolo dijo...

Nunca había reparado en esa cruz.
Para poder verla es cuando entras en la bocacalle y no miras a la Iglesia, te distrae la mirada los comercios que hay enfrente.

Nunca es tarde.
Y voy a comenzar a tomar notas, pues son muchas cosas nuevas que estoy conociendo.

Te felicito
Saludos de manolo

Francisco Espada dijo...

Me parece rotundamente admirable la capacidad de investigación a través de las imágenes. ¡Felicidades!

Cornelio dijo...

Vamos aportar algunos datos extraídos de "Ciudad de Retablos" de Jesús Palomero.

Sobre Omnium Sanctorum:

"La Cruz del Garfio es de hierro, se asentaba sobre una peana de material y estaba colocada en el centro de la calle del Peso del CArbón (actual Pedris Mencheta), así llamada por venderse en sus casas todo el carbón que entraba en SEvilla. La cruz tenía un garfio o pescant, del que los carboneros avecendidados en la calle colgaban la romana para pesar su mercancía con la obligatoriedad de dejar, en contraprestación, cierta limosna para emplearla en el culto de la cruz. Según González de León, en 1816 la cruz fue trasladada a una de las esquinass de la fachada de Omnium Sanctorum, en cuyo lugar subsiste."


Sobre Santa Catalina:

Es una de las cinco de cementerios parroquiales que subsisten, junto a El Salvador, San Julián, Santa Lucía y San Vicente.

"De forja y del siglo XVIII es (...) la cruz del cementerio de Santa Catalina, uqe centraba la plazoleta que se abría detrás del templo parroquial."