¿Colegio de la Concepciòn? I

Este nuevo hilo no va a seguir el ritmo que generalmente siguen los temas que vemos en el blog,  ya que lo hago para que entre todos veamos si somos capaces de descubrir algo del desaparecido Colegio de la Concepción.


Lo único que he podido averiguar es que se encontraba situado en la Puerta de la Carne, y que estuvo en pie hasta 1873, fecha en la que fue "destruido por el petroleo", según reza en las fotos que ahora vemos.


Debemos de imaginar que cuando se refieren a "destruido por el petroleo", lo hacen dando a entender que esa destrucción la produjo la explosión de las calderas que calentaban el edificio, a su vez eran alimentadas por petroleo,  pero no sabemos ni en que calle ni a que altura de la Puerta de la Carne se encontraba dicho edificio.

Haber si hay alguien que ponga algo de luz en el camino y nos ayude a saber y comprender algo mas del pasado del desaparecido Colegio de la Concepción.



Miguel Roble Valera

5 comentarios:

Cornelio dijo...

Si sirve de pista, la calle Concepción, está justo al lado de la Puerta Carmona.

Vamos a ver si dadmos con él.

Cornelio dijo...

Localizado.

El petróleo se refiere a la insurrección cantonal.

El colegio estaba en San Bartolomé.

Preparo las capturas y las envío al correo del blog.

El colegio es el patio, la otra imagen es una casa de la Puerta de la Carne.

La crónica es del periódico del 8 de septiembre de 1873.

el pasado de sevilla dijo...

increible cornelio, eres un verdadero sherlock holmes del pasado.

Maniguetero del Volante dijo...

Un tema muy interesante. Espero con ansia mas información respecto.

Cornelio dijo...

El 18 de julio se proclama el Canton Federal de Andalucía la Baja.

El 19 de julio se instauraba el Cantón sevillano.

El general Pavía manda una columna contra Sevilla. El 28 de julio comenzó la lucha, que finalizaó dos días después, produciéndose importantes destrozos en los edificios próximos a la Puerta de la Carne y San Bartolomé.

En estos acontecimientos, se tuvieron que producir nuestras imágenes, no hay duda.