El desaparecido Convento de San Pedro de Alcántara

Sin abandonar la Calle Amor de Dios conoceremos también el pasado de otro de los edificios que tristemente fueron derribado a golpe de piqueta política, por que en Sevilla se pueden diferenciar fácilmente dos piquetas demoledoras del arte y que a su vez son derivadas de la política, una la de la República de finales del siglo 19 principios del 20 y otra  la de la Dictadura, que dejo su huella mas profunda entre los 50, los 60 y finales de los 70.

Sin perder ni un segundo mas en donde no lo merece, sigamos con el pasado de este Convento, que como ya hemos citado se ubicaba en la Calle Amor de Dios, casualmente frente por frente al citado recientemente en este blog, Hospital de San Juan de Dios, es decir, en el solar que hoy ocupa el Instituto San Isidoro...


Ya en 1800 el Convento no operaba como tal, y su claustro y patios fueron habilitados para alojar en el la Escuela Industrial Sevillana, hasta que en 1859 se destinó única y exclusivamente al Instituto...


En 1961 el edificio es demolido por completo, incluso una parte del inmueble importancia artística notable como era la que pertenecía al Palacio de los Zúñiga, el cual estaba adosado al centro y que también pertenecía al Instituto.
Lo único que se conversa hoy en día de este enorme convento es una pequeña y recién remozada capilla que da a la Calle Cervantes, una reliquia del barroco y que los franciscanos defendieron como pudieron de la desamortización.

Ana García Pérez

5 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Vivo en Sevilla desde 1991; luego soy un advenedizo de la Expo que echó raíces personales y familiares, de ahí mi agradecimiento a esta página que me enlaza con ese pasado inexistente y tan apasionante. Saludos.

Cornelio dijo...

La capilla que citas es una auténtica maravilla.

Un dato más para aportar, el "San Isidoro" antes era el "Instituto Provincial de Sevilla."

Yeya dijo...

Estudié en el San Isidoro y de pequeña mi tata me llevaba a misa en la capilla de la calle Cervantes. Gracias por recordarnos que lo que tenemos no siempre fue así, y que nuestra ciudad también tiene pasado, y que en ocasiones quedan restos del mismo muy presentes.

Yeya dijo...

Estudié en el San Isidoro y de pequeña mi tata me llevaba a misa en la capilla de la calle Cervantes. Gracias por recordarnos que lo que tenemos no siempre fue así, y que nuestra ciudad también tiene pasado, y que en ocasiones quedan restos del mismo muy presentes.

Montse dijo...

Estuve en Sevilla en un par de ocasiones hace unos 30 años. Me encantó, no conozco muchos lugares de Andalucía, pero Sevilla me cautivó, y siempre recomiendo su visita a los que viajan al Sur. Viendo tu blog he recordado las ganas que tengo de volver a ir de nuevo. Saludos.