El pasado de una puerta

Siempre que encontramos una nueva fotografía del desaparecido Colegio de San Miguel, intentamos recuperar su pasado en nuestro blog ya que suele ser una de las curiosidades de nuestra ciudad que mas llama la atención al profano en la historia de Sevilla.
La foto que hoy nos acerca a el es la de su puerta...


Esa hermosa puerta enclavada en plena Avenida de la Constitución nos abría paso a un hermoso compás donde encontrábamos una pequeña callejuela serpenteante de casas antiguas de "estilo sevillano" con paredes blancas, herrajes forjados, geranios y suelo empedrado.
Hoy en día detrás de esa puerta solo hay una cochera de unos 30 metros cuadrados que forma parte de los bajos de una casa...


Cuando paseo frente a ella suelo mirar e imaginar lo que escondía en un pasado tras de si y añorando una imagen que nos es imposible de olvidar.

Elena García Morilla

5 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Estoy de acuerdo contigo, encontrar el pasado en una fotografía es como volver a él.
Un saludo

Cornelio dijo...

¡Buena foto!

Otro detalle es la iluminación.

La bombilla con su plato, en el centro de la calle, sujeta por los cables.

maniguetero del volante dijo...

Que bonito si se hubiera abierto ese compás por detrás para que hubiera formado una calle típica sevillana, que hoy estaría en todas las postales de la ciudad. Pero claro eso a los modernitos nunca les gusto, ni les gustará jamás, y siempre habrá algún arquitecto estrella dispuesto a la destrucción del patrimonio ( Vázquez Consuegra, Pelli, etc...)

Soledad dijo...

Me ha encantado el blog, es como pasear por las calles de Sevilla, colgada del brazo de esa persona amable que te va contantdo con orgullo el pasado -y no tan pasado-de su pueblo. Volveré muchas veces. Un saludo y gracias a su creador.
Soledad

Francisco Espada dijo...

Una puerta cerrada siempre es un misterio.