sábado, 21 de abril de 2012

De Duque a pobre

De Duque a pobre, ese es para mi el símil o comparación de lo que ha sido la evolución-destrucción de un entorno como el de la Plaza del Duque de la Victoria, y sino miren, miren...



¿Les cuesta aun averiguar que parte del Duque están viendo?, pues vean el antes y el después juntos y así caerán rápidamente en la cuenta...


Superposición


Increíble ¿verdad?, analicemos brevemente lo que ya no existe, que este caso es todo. En primer lugar y lo mas significativos de la imagen y que han desaparecido por la sinrazón del dinero y la especulación, tenemos el Palacio de los Sánchez Dalp y junto a él, el colegio de Alfonso X el Sabio, ambos derribados junto con el Palacio de Palomares para construir en sus solares el edificio de los almacenes Corte Ingles...


Al fondo vemos el lateral de lo que era el viejo Teatro del Duque, también derribado para las construcción del edificio de los sindicatos CCOO...


Pero en esta ocasión, será por las veces que he tratado este tema, lo que mas me llama la atención de la fotografía no son los edificios, que ya es triste, sino el ambiente, un ambiente hoy por hoy desconocido y imposible en este punto de la ciudad...


Vemos a la señora mayor y los señores tranquilamente sentados en los veladores de la taberna, o el señor que lleva el burro o mulo con las alforjas cargadas de quien sabe si pan o carbón.
Que bonito también el detalle del coche de caballos esperando que alguien lo coja o alquile para un paseo, hasta los cocheros echamos del Duque.
Por ultimo y quien me va conociendo lo adivina...los adoquines, que fondo mas bello para un suelo sevillano, suelo que nos empeñamos en tapar con negro alquitrán y últimamente con las dichosas y frágiles losas de granito gris.

Miguel Pérez Candan
Luisa Maria García Cid

5 comentarios:

mari carmen garcia franconetti dijo...

Pues esto sí que lo conocí, si bien era un comino por aquel entonces. En esta Plaza tan simbólica, en los años 60 se hizo atrocidades que dan idea de la talla de ética y sensibilidad de quienes gobernaban la ciudad. Tengo un escrito em mi blog títulado "Historia de la Feria de Sevilla", que salvo los datos históricos, las críticas hechas son de mi opinión personal, de eso hace 2 añitos, apróx.
Como tú, desde esta pequeña-gran tribuna debemos manifestarnos y defender....
¡LO NUESTRO!
Saludos.

Mara dijo...

El duque es actualmente una de las plazas más ingratas de Sevilla. Y respecto a las losas de granito gris... lo cierto es que creo que no ganamos para repornerlas, ay.

Dinopas dijo...

Que vergüenza el desarrollo urbanístico...

manolo dijo...

De los edificios desaparecidos, y a lo has comentado, bastante bien.

Respecto al mulo con las angarillas, estas eran las que trsísn el pan desde Alcalá de Guadaira.
Los mulos con las angarillas cargadas de riquisimo pan (que olor desprendían) venían en tren y ya luego hacían el reparto con el mulo. Y guardaban esas angarillas el calor. El pan : Bollos, Bobas, medias bobas roscos y picos de viena,

Saludos, manolo

Francisco Espada dijo...

¡Qué barbaridad! ¿Cómo pudieron conformarse los arquitectos municipales con ese bajón hacia la nasa, cómo cambiar esas estructuras arquitectónicas por esas otras léneas rectas e insulsas de la actualidad?