viernes, 13 de julio de 2012

Como hemos cambiado...

Como diría la canción de "presuntos implicados", como hemos cambiado, como han pasado los siglos por nuestras calles, a veces dejándonos notables representaciones arquitectónicas de una época y otras muchas robándonos la herencia de pasado irrecuperable e irrepetible.
Para dar un ejemplo bastante notable de lo que estamos contando vamos a tomar prestado de nuestra memoria el pasado de una de las calles con mas solera de Sevilla y en pleno corazón de la Alameda, la Calle Potro...


Desde ella vi este Sábado Santo acompañado de mi familia y de mi querido hermano Fco. Jose la revirá de la Soledad de San Lorenzo hacia Jesús del Gran Poder, por lo que aprovecho para recomendarla como enclave para vuestra próxima Semana Santa. Pero retomando el hilo que hoy estamos tratando, en la espera de esta cofradía tuve tiempo para deleitarme con el entorno de esta calle y comprobar como ha cambiado y como el paso de los siglo la ha maltratado...


Parece increíble que estemos contemplando la misma calle y desde la misma perspectiva, pero es que la pobrecilla corrió la misma suerte que muchas de sus hermanas allá por los 60, siendo mutilada por la piqueta y desnudandola de sus mejores inmuebles...


Imagino que los señores que compraron dichos inmuebles para derribarlos y construir estos mamotretos se llenarían los bolsillos de dinero, por que de seguro que el corazón lo tendrían desnudo de ética y sentimiento por nuestra ciudad...

superposición de las dos primeras fotografías
 Es una verdadera lastima pasear hoy en día por esta calle y por sus alrededores, San Martín,  Feria, Amor de Dios...,y ver como la especulación y avaricia de unos pocos nos han privado del disfrute de una de las herencias mas importantes que pueda tener un sevillano, el patrimonio histórico de su ciudad.

universidad de sevilla
Jesús Pérez Turon

3 comentarios:

Dinopas dijo...

Es una pena que en esta España de pandereta no se conserve nada, lo mismo ocurre y ocurrió en Murcia, al igual que en otros rincones de la geografía peninsular, pero siempre quedarás tú, compañeiro, para salvarnos de la mierda.
Salu2

mari carmen garcia franconetti dijo...

¡Qué me vas a contar a mí!
La especulación, la falta de sensibilidad y ética en quienes deberian protejer y defender el patrimonio sevillano y no lo hicieron...ni lo hacen, son los enemigos más grandes de nuestras señas de identidad.
Nos queda tu magnifico blog, legado tanto para quienes conocimos aquella Sevilla como a la sana y positiva juventud actual. Que puedan conocer y admirar lo que Sevilla tuvo...para tomar conciencia en luchar por conservar lo que aún tenemos. Haces un encomiable y admirable trabajo, así que alto y claro te digo:
¡¡¡GRACIASSSS!!!!

Francisco Espada dijo...

Una denuncia más del espolio y como siempre muy atinada y oportuna.
Saludos

Otros artículos interesantes relacionados: