La belleza que no supimos ver

Largo y tendido se ha hablado en este blog de la demacrada Plaza del Duque de la Victoria, de sus palacios y su teatro, pero siempre nos quedará algo en el tintero. De ese tintero rescataremos hoy el Palacio de los Guzmanes o como era mayormente conocido el del Marques de Palomares...


Impresionante, ¿verdad?, es escalofriante pensar que esta imagen esta tomada tan solo cuatro meses antes de su derribo, increíble.
Pues bien, si hermosa era la fachada de este palacio del 1800, no menos importante era su interior, en concreto su patio principal...


El palacio fue vendido a Juan Antonio Fernandez de la Riva en 1879, mediante subasta publica. Este señor tubo la brillante idea de instalar en el unos almacenes textiles, y para llevar a cabo tan brillante empeño, no se le ocurrió otra cosa al hombre que arrasar todos sus jardines, fuentes y soleria para cubrirlo con una gran montera y  con ello acondicionarlo como local...



Paradojas de la vida, esa rama, la textil, seria lo que lo llevaría a su derribo, dando paso al edificio del gigante del textil "el corte ingles"...



Me parece increíble tal desprecio al arte y el patrimonio, como los sevillanos de la época se pusieron una venda en los ojos y fueron capaces de permitir tal crimen contra el patrimonio de una ciudad con mas del 2000 años de historia sobre sus espaldas...


Confió, deseo y espero que algún día la mentalidad de este pueblo cambie de una vez, no siendo demasiado tarde con lo poco que no queda, por que lo que si he perdido son las esperanzas de que algún día se recupere algo de que perdimos.

Maria Lopez Aguilar
ABC
Universidad de Sevilla

3 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Por que lo dices y lo creo ya que son hechos, pero suelo decir muchas veces parece mentida, así que lo digo, como se pudo dejar ir una obra tan majestuosa, en fin, afortunadamente se conserva mejor ahora los edificios.
Un abrazo

Cornelio dijo...

"El Corte Inglés" se lleva la fama por la casa de los Sánchez-Dalp, pero esto también fue gordo.

Aunque el que empezó con la plaza fue "Lubre" (¿a que suena a arte la palabra?)con el palacio de los Cavalieri quien se encargó del atropello, en el 63.

Antes, muy cerquita, "Galerías Preciados" haría lo mismo con el Gran Hotel de París (1959) y después el conocido de esta casa, "Hotel Madrid" en 1971.

http://elpasadodesevilla.blogspot.com.es/2011/01/el-desaparecido-hotel-madrid.html

Más adelante, todos edificios serían propiedad de "El Corte Inglés."

Desde luego, donde esté lo moderno de unos almacenes, que se quiten los palacios, dirían los de la época.

¡Cómo para quejarse de las revoluciones!

Francisco Espada dijo...

¡Demencial, como tantas veces! Con cuánta frecuencia los ciudadanos padecemos el infortunio de nuestros gobernantes...