Recuerdos de una liturgia perdida

La liturgia marca las formas y maneras de como realizar una ceremonia, esa que hacia de la Semana Santa sevillana una unión de miles de pequeños detalles los cuales la dotaban de una halo muy especial. Muchos de esos detalles se han ido perdiendo con el tiempo por falta de interés en conservarlos y otros por que así lo quiso la misma iglesia, como por ejemplo Las Manguillas...


La Manguilla era la tela que cubrían gran parte de la vara que portaba la Cruz Parroquial y generalmente estaban decoradas con ricos bordados, su peso era muy elevado y se portaba mediante un brazo acolchado que descansaba sobre la cabeza del que la llevaba, valgan de ejemplo estas dos, la de la Parroquia de Santiago y la de Santa Ana ...


Pero también las habían lisas, como esta de los Estudiantes...


Tenia una importancia como pieza clave en la liturgia sevillana muy relevante, de tal forma que llegaban a participar como parte clave del cortejo del Corpus sevillano...



Pero como hemos dicho, algunos detalles nuestra liturgia se han perdido por falta de interés o otros por que así lo ha querido la propia iglesia siendo este ultimo el caso de la desaparición de la manguillas, deshabilitadas por el Concilio Vaticano II a finales de los temibles 60.

Aunque son pocas las alegrías que nos llevamos cuando hablamos del pasado de Sevilla, a veces encontramos la excepción, y para este caso nos la da la paradoja de la Hermandad de la Pastora de Triana, y fíjense ustedes el por que se lo digo, una hermandad de gloria que hasta hace relativamente poco estuvo a borde de la extincion, y que hoy por hoy ademas de gozar de un numero bastante elevado de hermanos, ha sido la precursora de recuperar para nuestras calles y liturgia la hermosisima manguilla...


Fco. José Roman
ABC

5 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Ya es mucho si la gente va a la procesión pues también se ha perdido la devoción a ella.
Quizás era un lujo con poca utilidad.
Un saludo

Francisco Espada dijo...

Cuestión de gustos (tal vez de costumbres), me parece que hermosea más la cruz parroquial sin manguillas que con ellas.
Abrazos

Cornelio dijo...

Como bien dices, el uso obligatorio de las manguillas de las cruces parroquiales quedó derogado por el Concilio.

Es un "aliturgismo" (palabro) porpio de las cofradías, y que tanto nos gusta.

Otro, es el uso de las dalmáticas de los acólitos, ya que esta vestimenta es propia de los diáconos, ya que los acólitos van con alba o con sotana y roquete.

Un detalle que me llama la atención es la de las cruces veladas.

Para no entrar en detalles, las cruces se velaban poco antes de Semana Santa hasta la Pascua. Hoy es potestativo, antes era obligatorio.

Por ello, la fecha del Corpus me parece fuera del calendario litúrgico para que la procesión llevase las cruces veladas. ¿Pudiera ser un Santo Entierro?

Muy interesante. Por ahí hay imágenes en las que están veladas hasta las cruces de los remates de los estandartes.

Cornelio dijo...

Un detalle interesante he dejado en el correo.

el pasado de sevilla dijo...

muchas gracias por tus aportaciones cornelio, siempre muy completas y acertadas.

Lo dicho, muchas gracias y saludo. Por cierto como siempre, aprovecho para recomendar tu blog que interesantisimo.