No hace mucho tiempo en el que...

No hace mucho tiempo en el que pasear por Sevilla era un enriquecimiento artístico para los sentidos, en el que casas y palacios daban su nombre a las calles del centro de la ciudad, pero como si un mal sueño se tratase, todo tocó a su fin...


Curiosa imagen, ¿verdad?, pues bien para el que todavía no se haya percatado, estamos en la Plaza de la Campana, a finales de los 60, pues bien, miren la zona de la derecha de la imagen...


Ahí tienen ustedes, el tremendo solar dejado por el derribo del impresionante Café Paris, una obra de arte del arquitecto Anibal González que fue incomprensiblemente derribado para construir el mamotreto del Burguer King.
Llama también la atención el guarda de trafico situado en el cruce de la Plaza...


Hasta mediados de los 70 era normal encontrarlos en los cruces mas sensibles de de Sevilla y eran un sector de la autoridad bastante apreciado y respetado por el pueblo, respeto, eso también se perdió en el tiempo.

Miguel Peña Lopez

1 comentario:

Francisco Espada dijo...

Son muchas las pérdidas en el camino del tiempo, también las de esos servicios que aquí se apuntan, un referente de autoridad.