miércoles, 5 de septiembre de 2012

Entre Villasís y Orfíla

El nudo formado entre el Pasaje de Villasís y la Calle Orfíla puede que sea el conjunto sesentero-mamotretico mas nefasto en 200 metros a la redonda y es que la zona fue perdiendo su encanto poco a poco, sino miren, miren...


Aunque no lo crean esta foto nos sitúa en la zona de la que estamos hablando, por una lado lo que ven a la izquierda de la imagen es parte del edificio de Villasís hoy en día mamotreto-cajasol, y por otro, lo que ven de frente es la acera que da comienzo a la Calle Orfía, ¿no me creen?, pues miren esta otra fotografía...


Si cogemos esta imagen y la superponemos con la primera, tendremos una pequeña panorámica de un pedazo del pasado de Sevilla que lamentablemente ya no existe, observen...


Como ha cambiado la cosa, y que hermoso esos adoquines que de forma irracional hemos tapado con negro alquitrán en el mejor de los casos y en otros peores los hemos malvendido a otros países que los utilizan para reurbanizar sus centros históricos.
Y es que el pasado del presente dista mucho de parecerse en algo...


Espero que con esta breve entrada cambien en algo su percepción cuando esten dando un paseo por dicha zona, se pare durante unos instante y pruebe a recrear en su mente lo que allí hubo, es otra forma diferente de disfrutar Sevilla...


Miguel Hernández Prin

4 comentarios:

Cornelio dijo...

Estupendos los documentos que nos traen la Sevilla de "antesdeayer".

¡Dad gracias que se ha salvado el palacio de la Motilla!

Metros abajo tenemos Campana-Duque y al otro lado la "preciosa" calle Imagen.


mari carmen garcia franconetti dijo...

Testimonio de mi visita por tu casa, a la que sigo con el mayor interés.

Haces una labor encomiable,enriquecedora y muy valiosa.
...¿qué nos regalarás la próxima?

estaremos espectante.
Un saludín.

el pasado de sevilla dijo...

me alegro que os guste y espero que la siguiente sea mejor si cabe.

un saludo y gracias.

Pedro Luis López Pérez dijo...

¡Como cambian los paisajes y entornos!...Casi siempre para peor.
Un abrazo.