jueves, 20 de septiembre de 2012

Los restos de una joya

Poco a poco vamos desgranando e intentando conocer detalles de nuestras puertas, las puertas que tuvo  Sevilla y que la dotaron por siglos grandeza y belleza. Una de esas joyas arquitectónicas era la Puerta Real...


Junto con la de La Carne serian las de mayor belleza y menor tamaño, ojo hablamos de Puertas que no Postigos. No obstante fue la que menos requisitos reunió para su derribo y si mantuvo una mayor defensa por parte del pueblo para su conservación junto con la de Triana, aunque todos sabemos como acabo la historia...


A continuación por medio de los grabados, fotografía y dibujos que han llegado hasta nuestros días, intentaremos conocerla en todas sus dimensiones...


Ya que no era igual en su exterior, la parte que daba al rio, como en su interior, la parte que daba a Alfonso XII.
Si la miramos desde el rio...


Aunque no se aprecia con claridad, desde esta perspectiva la Puerta esta flanqueada por dos torres almenadas, una a cada lado.
Por el contrario, si la mirábamos desde dentro, desde la Calle Alfonso XII, la arquitectura de la Puerta cambiaba notoriamente...


Por este lado la Puerta no era flanqueada por torres almenadas sino por unos postiguillos con capillas, aumentando si cabe la belleza del conjunto...


Hoy en día, como hemos visto en la primera imagen,  tan solo unas cuantas almenas son los restos de una de las joyas que tuvo la ciudad y que en su día un Alcalde, un tal "Rojas Marcos", tuvo la intención y voluntad de reconstruirla pero los "moernos" de esta santa ciudad tacharon la idea de terrible pastiche y nada de aquello prospero, una pena.

Maria Pérez Cala

6 comentarios:

Pedro Luis López Pérez dijo...

Que preciosidad de Puerta y que lástima que hubiera desaparecido..
Muy buen Post.
Un abrazo.

Cornelio dijo...

Me levanto y aplaudo.

¡Sombrerazo!

Carlos dijo...

Espectacular, tanto la puerta que es digna de su nombre, Real, como el trabajo que estás haciendo, los amantes de Sevilla te lo agradecemos.

Francisco Espada dijo...

Reconozcamos que las puertas serían hoy un embotellamiento fenomenal para el tránsito en la ciudad, pero ¿el derribo era la única solución? ¿No se pudo pensar en el patrimonio que se tiraba por tierra?

el pasado de sevilla dijo...

gracias a todos,me alegro que esta entrada haya resultado entretenida, y si francisco, ya podrían haber pensado en el patrimonio, pero la presión social en aquella época pudo mas.

un saludo

Francisco Javier Sánchez Angulo dijo...

Enhorabuena por el blog. Para los aficionados a nuestra historia son siempre reconfortantes estas lecturas.
Yo también me estoy iniciando en esto del blogging y me encantan estos temas, te comparto una entrada precisamente sobre la Puerta Real por si a alguien más le interesara.
Un abrazo.
http://elcajondelosmisterios.blogspot.com.es/2013/03/los-dibujos-de-richard-ford-la-puerta.html?spref=fb

Otros artículos interesantes relacionados: