domingo, 14 de octubre de 2012

Palacio de Sanchez Dalp, un tesoro nazarí

Como tal se llegó a conocer, el tesoro nazarí, así es como se denominaba al Desaparecido Palacio de Sanchez Dalp, que poco a poco hemos ido conociendo y descubriendo en este blog.
Valga como embajador de su hermoso apodo las siguientes imágenes...


Como vemos en la fotografía, las columnas y arcos de herradura eran la arquitectura dominante en el interior del palacio, tomando en yeserías y alicatados ese encanto que recordamos y encontramos en otros entornos como la Alhambra o los Reales Alcázares de Sevilla...


Las grandes cristaleras transmitían un juego de luces al interior que junto con el color de alicatados y techos formaban una atmósfera irrepetible.
Como irrepetible era el despacho principal del Palacio...


El trabajo realizado en las yeserías, los suelos y paredes, junto con el exquisito trabajo de marquetería empleado en el mobiliario lograban de esta estancia una de las mejores embajadoras del Palacio en lo que a belleza del conjunto se refería. Nada que tuviese que envidiar de la riqueza de sus patios...


Como sacado de los Reales Alcázares, este patio, uno de ellos, reflejaba la armonía y el gusto de los materiales utilizados en su ejecución, dando como resultado un conjunto perfecto ...


En el que la vegetación acompañaba al total del conjunto del edificio. Una verdadera lástima y un daño irreparable el que se produjo con su derribo, siendo incomprensible a día de hoy que como tal se llevara a cabo con total impunidad. Para él aquel que quiera conocer algo más de este Palacio, puede visitar el Real Alcázar de Sevilla, allí podrán ver el Via-Crucis cerámico que estaba colocado en los pasillos de los patios del Palacio de Sanchez Dalp, y que ahora tienen tirados por las esquinas del Alcázar dejándolos en total abandono y sin que nadie impida su paulatino deterioro...




Raimundo López Mencía


4 comentarios:

Pedro Luis López Pérez dijo...

¡Que Preciosidad exuberante!
Una Maravilla de estancias y paraje.
Un abrazo.

Francisco Espada dijo...

Quizás sea este el mayor sacrilegio cometido por la piqueta en Sevilla.
Saludos

mari carmen garcia franconetti dijo...

Yo era un comino, pero em acuerdo perfectamente de esa maravillosa joya que tenía Sevilla, gracias a una destacada familia sevillana. Esto pasó porque quienes estaban obligads a proteger y defender de la especulación , la rapiña y la carencia total de sensibilidad, con ética: NO HICIERON EL USO PARA LO QUE ESTABAN LLAMADOS A VELAR POR ELLO. Fueron unos impresentables y desastrosos municípes.
¡Qué a gusto me he quedado, !

Cornelio dijo...

Y si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero.

¿Y el Palacio?