lunes, 10 de diciembre de 2012

Un paseo por el pasado de Sevilla

Gracias a Dios la tecnología siempre da un paso adelante en esto de la recreación y con el ingenio, tesón e interés de quienes apuesta por algo de esto, llámese pasado o patrimonio histórico, podemos conocer aquella Sevilla morisca o de Cervantes que de otra manera que no fuera por cuadros y grabados nos seria totalmente imposible.
Empecemos por unas de las recreaciones mas interesantes, la de la torre de la Giralda...


Ojo, siempre estamos hablando de recreaciones las cuales se sostienen por los estudios realizados. Vemos ese cuerpo característico de la torre, con el símbolo nazarí de la media luna coronando su parte alta. Aun hoy tenemos que dar gracias a Dios de que no se ejecutara el proyecto completo de la Catedral, el cual contemplaba el derribo de todo el campanario.
Muy cerca tenemos una de las plazas mas maltratadas de sevilla, La Plaza de San Francisco...


Esta recreación es una autentica maravilla, aquí vemos como los soportales conformaban casi todo el entorno de la Plaza y como estaba cerrada al paso por Hernando Colon, accediendo a la zona de dicha calle por los bajos de los soportales del edificio hoy ocupado por el Banco de España.


Vemos también a la derecha de la imagen los arcos de las galerías superiores del Ayuntamiento, que desaparecieron tras la ultima gran reforma.
Sin duda alguna el lateral izquierdo de la Plaza era el conjunto mas sorprendente...


Muy parecido al que predominaba en toda la Avenida de la Constitución antes de su ensanche.
Si nos giramos y buscamos la Calle Sierpes, la imagen no deja de ser cuanto menos conmovedora e impresionante...


Pues bien, tenemos esas desaparecidas arcadas del Ayuntamiento justo a la izquierda.  Mas hacia el centro tenemos el edificio que se ubicaría donde hoy esta el Laredo, y justo a la derecha tenemos la Cárcel Real. Observen ahora con mas detalle...


Observen a la derecha las rejas en las ventanas de la Cárcel Real, ademas de ese primitivo serpentear de la Calle Sierpes, donde vemos como las casas van cegando el fondo de la calle.
Seguimos paseando por esta Sevilla de Cervantes y nos encaminamos hacia las Reales Atarazanas, junto al Arco del Postigo...


Impresionante, vemos la imagen original exterior de las Reales Atarazanas y en el centro tenemos San Jorge en plena construcción, esta recreación es cuanto menos conmovedora y nos da una idea real de todo el entorno y la belleza de esos astilleros del medievo.
Muy cerca nos espera otro maravilloso descubrimiento...


Ahí lo tienen, la Torre del Oro como originariamente se creo, sin la cúpula que hoy en día la corona y con esa monumental muralla que conectaba dicha torre con los Reales Alcázares de Sevilla.
Nos despedimos con una mirada a la otra orilla, Triana...


Sin duda alguna, como dirían los antiguos, un pequeño pueblo.

Alminar
Fco. José Román Martinez

2 comentarios:

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Impresionante Trabajo.
Me ha sorprendido la muralla que iba desde los Reales Alcázares hasta la Torre de Oro.
Como siempre...¡¡¡Genial!!!
Un abrazo.

mari carmen garcia franconetti dijo...

Tu blog es un cofre con valiosísimos tesoros, un pozo profundo donde se encuentran el valor de lo riguroso, lo arduo y la emoción, presidiéndolo todo el amor a Sevilla que sabes compartir con tus fieles seguidores...

¡¡¡VIVA LA MARE QUE TE PARIÓ!!!