jueves, 30 de agosto de 2012

La Aduana 2ª parte

Sin duda alguna, hay dos crímenes urbanísticos-culturales que definen perfectamente la década de los 60 en Sevilla, el primero fue el derribo de las naves de las Atarazanas, y el segundo el de la Aduana, sin duda alguna un edificio que hoy en día seria de bien de interés cultural.
Es por eso que hoy hacemos homenaje y memoria a la Aduana con un nuevo aporte fotografico que nos da con toda fidelidad prueba de la belleza del edificio...


Lo que vemos es la fachada principal que daba a la Calle Temprado, con detalles tan hermosos en sus fachada como la de esas perdidas cortinas de esparto en los balcones.
Dicha fachada, era la que junto con la Torre de la Plata, conformaba el Postigo del Carbón, dando un conjunto inigualable a la calle junto con la fachada del Hospital de la Caridad y el Cuartel de Artillería...


Hubiera sido una buena y justa oportunidad el haber conservado al menos su fachada para el nuevo edificio de Hacienda, y no haber plantado el mamotreto de hormigón que hoy en día guarda y custodia tan insigne enclave de Sevilla...



Miguel de Jesús Pereira

sábado, 25 de agosto de 2012

Una Sevilla con arte

Hoy vamos a amenizar esta tarde de Sábado con un interesante vídeo de la Sevilla de principios de siglo,


esa Sevilla del 29 que aun roneaba del regionalismo inventado y que por Semana Santa y Feria paseaba peinetas y mantillas...


Jesus Fuentes Peña

sábado, 18 de agosto de 2012

Iglesia de la Ascensión 2ª Parte

Hace unos meses traímos al blog la monumental Iglesia Anglicana de la Ascensión, que como ya mencionamos se encontraba en la hermosa Plaza del Museo. Pues bien, con el interés de aumentar la memoria gráfica sobre este hermoso templo, hoy trataremos dos nuevas fotografías, ambas bastantes interesantes.
La primera nos enseña el interior del templo...


Impresionante, ¿verdad?, observen la hermosa cúpula y los detalles de frescos que adornan todas las paredes. Deducimos que esta imagen fue tomada en su ultimo año de "vida", ya que atisbamos que el templo es usado como almacén. 
Esta otra esta tomada el año de su derribo...


Vemos algunos cambios en su fachada y el principal motivo utilizado para justificar su derribo, pero esperen, que la compararemos con otra anterior para que me comprendan mejor...


Si se fijan, la puerta lateral del templo ha cambiado, siendo en las ultimas décadas de unas dimensiones mucho mas reducida, y en segundo lugar el techo ya no esta, y no esta por que se vino abajo a causa de su mal estado de conservación, causa utilizada por el ayuntamiento para su expropiación y posterior derribo, porque ¿para que iban a arreglarlo y recuperar el edificio?, una pena.

Marinó Martínez Gallego

No hace mucho tiempo en el que...

No hace mucho tiempo en el que pasear por Sevilla era un enriquecimiento artístico para los sentidos, en el que casas y palacios daban su nombre a las calles del centro de la ciudad, pero como si un mal sueño se tratase, todo tocó a su fin...


Curiosa imagen, ¿verdad?, pues bien para el que todavía no se haya percatado, estamos en la Plaza de la Campana, a finales de los 60, pues bien, miren la zona de la derecha de la imagen...


Ahí tienen ustedes, el tremendo solar dejado por el derribo del impresionante Café Paris, una obra de arte del arquitecto Anibal González que fue incomprensiblemente derribado para construir el mamotreto del Burguer King.
Llama también la atención el guarda de trafico situado en el cruce de la Plaza...


Hasta mediados de los 70 era normal encontrarlos en los cruces mas sensibles de de Sevilla y eran un sector de la autoridad bastante apreciado y respetado por el pueblo, respeto, eso también se perdió en el tiempo.

Miguel Peña Lopez

jueves, 16 de agosto de 2012

Villa Ramona

Sin duda es de reconocido valor el legado que la Exposición del 29 nos dejo como recuerdo a lo largo de la Avenida de la Palmera en forma de Villas y Chalets, pero hay otra zona de la ciudad donde sin duda alguna se concentro el grueso artístico en cuanto a Villas se refiere, ese lugar era el Porvenir.
Una de esas Villas que destacaba sobre todas era Villa Ramona...


La Villa era la residencia de la familia "Borbolla", y fue diseñada por nuestro querido y admirado arquitecto Anibal Gonzalez.
Sus dimensiones y su belleza hacían de ella una de las casas mas cotizadas de la zona, aunque la familia no se desprendió de ella hasta su desaparición...


¿Y por que decimos su desaparición?, pues bien, solo tenemos que buscar su ubicación en el barrio para comprenderlo...


Como ven, la Villa estaba situada en la esquina de la Avenida de la "Borbolla", y la familia del mismo nombre la vendió para su posterior derribo, ya que en su solar seria construido el mamotreto del Colegio de Médicos...


Increíble, ¿verdad?, a finales del 69 la casa no era mas que un triste solar, y a principios de los 70 todo era ya un recuerdo, el edifico del Colegio ya esta en pie...


Inaceptable lo mal que Sevilla ha tratado el legado de la Exposición del 29 ya no solo a lo que pabellones se refiere sino a las casas y villas construidas para tal fin y que sin duda alguna hoy por hoy hubiera sido un patrimonio inagotable tanto para el sector turístico de la ciudad como para el deleite del propio sevillano...



Alfonso Perez Burol
Jesus Marín Prieto

miércoles, 15 de agosto de 2012

200.000 visitas

247 publicaciones, 1300 comentarios, 405 seguidores, mas de 900 fotografías todo esto en dos años apasionantes que hemos compartido con la ilusión de ir descubriendo poco a poco el pasado de la ciudad de Sevilla, gracias a tod@s por vuestro cariño y fidelidad, gracias por esas 200.000 visitas.

viernes, 10 de agosto de 2012

El desaparecido Colegio de Villasís

Sin duda alguna uno de los puntos de encuentro mas habituales en el centro de la ciudad siempre ha sido el Pasaje de Villasís, donde podemos encontrar el monumental mamotreto de Cajasol.


Pues bien, antes de ese mamotreto horroroso hubo otra edificación muy diferente y desconocida para muchos de los sevillanos contemporáneos, hablamos del desaparecido Colegio de los Jesuitas, conocido popularmente como el Colegio de Villasís...

Puerta principal de entrada al colegio

Este inmenso, hermoso y importantisimo colegio fue construido en los terrenos del palacio de los Marqueses de Villasís, y ostentaba la honrosa distinción de ser el de mas alto nivel académico de la ciudad...

 Detalle completo de la fachada principal del Colegio de Villasis
Al ser colegio de Jesuitas, contaba como no con una impresionante capilla o mas bien iglesia...


La cual fue sufriendo varios cambios estéticos principalmente provocados por los incendios de la guerra civil, ya que fue una de las victimas en aquellos disturbios del 31.
Ademas contaba con impresionante salón de actos donde obras teatrales del colegio, graduaciones o demás eventos eran ofrecidos con total comodidad y cabida...


Ese salón contaba con una hermosa galería superior servia a su vez de distribuidor a las distintas clases...


Pero para que nos demos cuenta de las dimensiones reales de este hermoso colegio, tenemos que tener en cuenta que también contaba con un patio exterior o abierto al cielo, que daba rienda suelta a la chavaleria en sus momentos de recreo...


El colegio rendía ademas adoración al Inmaculado Corazón de Maria...


A principios de los terribles 60 el colegio no era mas que una mera "leyenda" sevillana, y los directivos del "Monte de Piedad" en comunión con las autoridades de nuestra ciudad, hacían suyos los solares para la construcción del edificio que hoy en día ocupa un lugar tan señalado en la ciudad y en los corazones de muchos de esos sevillanos que adquirieron su fe y su cultura en aquel hermoso Colegio de Villasís...



ABC
Miguel Duran Prin
Julia Martínez Garrido

jueves, 9 de agosto de 2012

La huella de una herida

Esta semana repasando algunas postales mas o menos antiguas de Sevilla, me percate de un detalle en una de ellas, que da testimonio de una de las barbaries arquitectónicas mas grandes cometidas sobre nuestra ciudad, ¿por que no intentan ustedes encontrarla?, aquí tienen la postal...


Es una hermosa vista aérea donde vemos gran parte del casco antiguo de la ciudad, estando tomada la imagen a finales de los 60, ¿han dado ya con la prueba del delito?, imagino que si, aquí la tienen...


Efectivamente lo que vemos es el tremendo solar dejado tras el derribo de nuestro querido y recordado Colegio de San Miguel...


Pasear ante la Catedral de Sevilla y mirar a tu derecha y toparte con ese agujero inmenso era sin duda una de las imágenes mas dantescas que uno se podía encontrar en pleno corazón de la ciudad, y mas habiendo conocido todo lo que allí se encontraba antes, que pena.

Pero si aun seguimos investigando dentro de esta bella postal, encontramos otro recuerdo ya inexistente en mucha de las memorias de los sevillanos, ese testimonio gráfico lo tenemos en la parte inferior derecha de la postal...


Esa casa que ustedes observan era la Casa del Doctor Alemán, una clínica propiedad de la Santa Caridad, y que fue expropiada a finales de los 80 por el Ayuntamiento de Sevilla para su derribo y con ello ofrecer una mejor vista de la Maestranza, yo diría que para crear un jardín de estatuas toreras, pero en fin.
En el hermoso blog de nuestro amigo, "Sevilla Desaparecida" encontraran un amplio y hermoso reportaje sobre este hermoso edificio.

Jesús López García
Sello de Oro

viernes, 3 de agosto de 2012

¿Has echao Fli-Fli?

¿Nunca tu abuela o tu madre te ha echo la típica y eterna pregunta veraniega?..."niño, ¿has echao fli-fli en la habitación?".
Y es que eso de fli-fli no se lo ha inventado por que si tu abuela o tu madre, todo tiene una razón de ser en la eterna sabiduría de nuestros abuelos y un por que, y es ahí donde, de nuevo volvemos a retomar la típica "guasa sevillana", miren miren...


Estamos en 1934, en plena feria de abril de sevillana y parece que no había otra forma mas ingeniosa y original de realizar una publicidad efectiva que la de directamente rociar al personal con el potente "flit-flit"...


Total, no tiene "guasa" ni na la fotografía.

Andrés Milla Cadena

La fortaleza destruida

Hubo un tiempo en el que soportales, los corrales, la cava, el castillo y los arcos hacían de Triana un pueblo medieval que rodeado del encanto del rio dotaba al resto de Sevilla de una riqueza de cultural y artística inigualable en el mundo.
Parte de todo eso lo borro el progreso natural de una ciudad, y el resto nos encargamos nosotros mismos de echarlo abajo que para eso nos valemos y nos bastamos nosotros sólitos, recordemos "Sevilla is different".

Un detalle de lo que echamos abajo sin miramiento fue un hermosisimo arco que se encontraba en la trianera Calle Fortaleza...


Este arco daba entrada a una estrechita y hermosa calle de adoquines que como vemos en la fotografía, era parque de recreo para los chiquillos que ella vivían...


Observen el repartidor del pan con su carrito, el cual pasaba casa por casa vendiendo nuestras genuinas vienas.


Pero llegaron las décadas del temido progreso sevillano, y a finales de los 60 principio de los 70 alguien dijo que el arco estorbaba ahí, esgrimiendo que impedía el trafico rodado, ¿que querían meter por esa calle un trailer?, pues nada, a trabajar la piqueta...


La realidad del asunto es que un importante promotor de Sevilla había comprado casi toda la acera derecha de la calle, y claro, el arco apoyaba contra esa misma acera que este promotor quería derribar para construir sus mamotreticos pisos....


Por lo que nos quedamos con una calle sin arco...


...Sin adoquines y sin ninguna de las viviendas que podíamos ver en esa calle allá por los 60...


Tremendo como en menos de 40 años se puede desfigurar o destruir una hermosisima calle en el corazón de Triana por el simple echo de ganar dinero una sola persona a costa del ladrillo, paradojicamente así nos luce el pelo hoy en día.
Sin duda alguna, eso es dejar una Fortaleza echa una ruina...


Laura Sanchez Garcia
José Ramón López Tino

miércoles, 1 de agosto de 2012

Detalles de una Sevilla romántica

Erase que se era una Sevilla romántica con farolas de hierro fundido, calles de adoquines y carruajes, donde los señores de la nobleza y la alta sociedad daban valor y sentido a los cafés y teatros hoy en día cerrados o desaparecidos.

De esa Sevilla hemos tomado cafés o teatros y ahora daremos paso a los carruajes. Coches de caballos de lujo que paseaban por nuestras calles a lo mas granado de la sociedad, y como empresa puntera de ese sector destacaba "La Cochera Pazos" o "Cochera Sevillana"...


Esta empresa fue fundada por un Gallego, Don Manuel Pazos Figuerido, y eran los pioneros en el carruaje de lujo para alquiler.
La hermosa cochera esta situada en la Calle Zaragoza, y hasta la guerra civil fue uno de los negocios mas prósperos de la ciudad.
Acabada la guerra el negocio la empresa quebró y ceso su trabajo, volviendo con el paso de las décadas a ser de nuevo cochera de coches...


Pero este negocio tampoco duraría mucho, ya que con los años el inmueble se declararía ruinoso, procediendo con ello al cierre y tapiado del mismo...



Sin duda un triste final tanto para la historia del negocio como para del inmueble en si, pues aun conservándose la fachada en un futuro, ya sabemos de sobra que todo su interior sera demolido por completo...


Y es que el tiempo no entiende de romanticismos ni de historia, tan solo el recuerdo es lo unico que hace posible que aun se hable de la "Cochera Pazos"...



ABC
Mario López Baez

A las afueras de mi Sevilla

Hace 70 o 80 años hablar de las "afueras de Sevilla" era hablar de zonas del extrarradio como Pino Montano, San Diego, La Salle, sectores de una ciudad que aun no existían como tal, y que eran poblados por huertas y cortijos. Es normal por tanto que nuestros abuelos y abuelas digan con nostalgia que ellos nacieron y se criaron en Triana, en la Alfalfa, en la Alameda, ect..., ya que la estampida ha estos nuevos barrios no se produjeron hasta principio de los 60 o 70.

Pero ademas de huertas, tambien podiamos encontrar algun que otro edificio bastante singular, valga este como ejemplo...


¿Y de que edificio se trata?, pues bien, lo que ustedes están contemplando es el recién inaugurado Hospital Victoria Eugenia, popularmente conocido como Hospital de la Cruz Roja. Este hospital fue inaugurado por la Reina Infanta Victoria a finales de 1923, y como pueden observar, ni la avenida era avenida y aun no habia la cantidad de casas y pisos que hoy pueblan el entorno...


Eran por tanto en aquellos años el extrarradio de Sevilla, y tan solo si afinamos la vista, reconocemos un edificio tras el hospital, hoy en día imposible de contemplar bajo la misma perspectiva, ya que las nuevas edificaciones así nos lo impiden...


Efectivamente se trata de la Parroquia de la Divina Pastora de Capuchinos.

Miguel Lucena Peña