El desaparecido Parador de la Encarnación

Algunos se puede haber quedado a cuadros a leer el titulo de esta entrada por que siempre que pensamos en parador se nos vienen a la cabeza el Parador de Carmona, el de Oromana, pero ¿el de la Encarnación?, pues si amigos, Sevilla, ciudad perfecta por definición y echo, fue tan completa que hasta un Parador llegó a tener en pleno corazón de la ciudad...


Bueno, pues aunque no lo crean, ya tienen el parador ante sus ojos lo que pasa que intentaremos afinar algo mas para que conozcan donde estaba exactamente ubicado...


Ahí lo tienen, se encontraba a la espalda del Mercado de la Encarnación, paralelo a la Calle Alcázares...


¡Que estampa!, esta imagen nos retrata la vida misma en aquella época de una Sevilla romántica y desaparecida, con los guardias de asalto a caballo, esas vías del tranvía o los carros de leche y verduras esperando a la trasera del Mercado, y como no, el Parador...


Desgraciadamente, todo el entorno parece estar bajo un mal de ojo, pues tanto este solar como el perteneciente al vecino mercado corrieron un sin fin de desdichas y avatares, sufriendo ambos un desmerecido final.
Porque pensemos un segundo, ¿una vez derribado y desaparecido este Parador, que es lo que se construyó en su solar?...


Acertaron, de ese solar nación el caricaturesco pro-mercado 2ªparte de la Encarnación, una vergüenza que tuvo que aguantar la ciudad hasta que otros "iluminados" decidieron plantarnos las "setas" y de nuevo dejarnos otros bonito solar, que es lo que manda la historia de este maldecido y maltratado entorno...


Y es que siempre estaremos a tiempo de arrepentirnos pero nunca de arreglarlo.

Miguel Escudero Lopez
ABC

Andueza vista desde otro angulo

Seguimos aportando fotografías al modesto archivo de nuestro blog con una nueva imagen de la desaparecida Calle Andueza...


La hermosa imagen esta tomada desde la segunda almena según arrancamos del Arco de la Macarena, el cual vemos en un estado lamentable pues se acaban de derribar en esos momentos las casas que habían adosada por esa cara de la muralla hasta la misma puerta...


Cuanto ha cambiado en entorno de estas murallas, solo hace falta levantar un poco la vista y contemplar esa vieja Resolana, antaño desarbolada por completo y hoy en día dejada de ese mimo que solo guardan muchos viejos macarenos en su memoria.
Ademas contemplamos perfectamente esa cara interior de la Calle Andueza, con ese estrecho callejón trasero por donde escapaban los republicanos en aquellas emboscadas del 36...


Una vez llevado a cabo los derribos de las casas de la Calle Andueza, la imagen de su solar fue desoladora aunque compensada por el bello lienzo de murallas totalmente al descubierto...


En cambio, si nos colocáramos del lado contrario, es decir, con la Resolana a nuestras espaldas y mirando hacia los que es hoy el Hotel Macarena, podríamos comprobar como era el callejón de Andueza...


Que maravilla de fotografía, y que estampa tan añeja con esos viejos coches pasando ante el arco, que cercana y que diferente esa Sevilla ya desaparecida.


Julio Martínez Lora

El desconocido ensanche de la Campana

Bueno pues después de comprobar el interés que se ha creado en torno a este tema, (lo digo por los correos recibidos), hemos decidido realizar una entrada bastante breve en la que explicaremos el "desconocido ensanche de la Campana".
Y porque hablamos de "ensanche", pues bien, observen esta imagen y juzguen ustedes mismos...


Vamos ha explicar brevemente lo que estamos viendo. Tenemos ante nosotros el maravilloso Café Paris, una delicia que nos regaló el increíble arquitecto Anibal Gonzalez y que decidimos derribar para crear el mamotretico edificio del Burguer King. Pues bien, ¿no observan nada extraño?...


Efectivamente, lo que vemos ahí es uno de los escasos documentos gráficos que existen y que nos dan fe de la primitiva morfología de la Campana, siendo calle antes que plaza, increíble ¿verdad?.
Bueno pues todo iba a cambiar de repente, como suele suceder en esta ciudad, se nos encendió la chispa y empezamos a derribar, por que lo moderno empezaba a ser en aquella época la anchas avenidas al estilo parisino, absurdo el querer crear eso en pleno centro histórico de nuestra ciudad pero cierto, y empezamos por su corazón, La Campana...


Observen los maravillosos detalles de esta imagen, tenemos el toldo a nuestra izquierda que nos dice "ultramarinos finos", y justo a nuestra derecha tenemos dos detalles impresionantes...


Esos dos detalles son, en un primer plano la bellisima balconada del Café París, y al fondo parte de la fachada del Teatro Novedades, ¡que estampa señores!. Pero como venimos anunciando, todo esto iría desapareciendo en menos de lo que dura una década...


El ensanche y daño era ya irreversible, los derribos tomaron un ritmo frenético como es acostumbrado en esta ciudad y  en menos de dos años la acera izquierda de la Campana es demolida por completa, una verdadera lastima ya que con ello se destruía gran parte de la fisonomía de la primitiva ciudad. Eso si, se reciclaba por que si nos fijamos, los ladrillos los iban apilando en montones para después ser vendidos en otra obra, que guasa.
Pues bien, el paso inexorable de los años iban destrozando el entorno y poco después le toco el turno al Teatro Novedades, un crisol de la sociedad sevillana que hubiera sido digno museo de nuestra cultura en aquellos años...


Vemos como tan solo medio teatro sigue en pie, y de testigo tenemos aun al fondo el viejo Colegio de Villasis...


Viendo todas estas imágenes pienso que inmensa suerte hubiera sido conservar todo esto y que empuje turístico tan atractivo e inigualable hubiera sido existir todo lo que se derribó.

Manuel Lima Tovar
Josefina Marín Fernandez

Una fotografía y mil detalles

Cuando tengo tiempo, que no suele ser muy a menudo, me gusta coger una fotografía al azar y empezar a buscar pequeños detalles del pasado, cosa que he hecho esta tarde y con la que he disfrutado muchísimo. A continuación les muestro la imagen...


¡Que hermosa paronamica!, estamos en plena feria de Abril en el Prado de San Sebastian y por delante de nuestros ojos un sin fin de detalles muy hermosos, siendo el primero y mas llamativo el que tenemos en primer plano...


Es una imponente y hermosa farola de fundición que dio equilibrio y luz al cruce del Prado, sirviendo a su vez de puente monumental entre el derribo de La Pasarela y la actual Fuente de las Estaciones, por lo que desgraciadamente su vida útil fue demasiado corta...


Su estetica sige la linea empleada para el resto de alumbrado que se instalo para la exposición del 29, de la cual nos ha llegado bastante poco hasta nuestros dias. Observen el señor que esta al pie de la inmensa farola para que se hagan una idea de sus imponentes proporciones, una verdadera lástima que no se hubiese conservado.
Seguimos observando esta interesante imagen, y justo tras esta farola tenemos la bella caseta del Círculo de Labradores...


Esta hermosa construcción tambien de fundición como la anterior farola, era uno de los elementos mas bellos y símbolicos del real de la feria, y jugó diferente e importantes papeles en la ciudad de Sevilla durante su existencia.
Lamentablemente, como solemos hacer en esta ciudad, cuando algo no le cuadra al gobierno entrante pues simplente lo derriba o lo vende, como asi sucedió con la caseta que fue vendida al pueblo de Bollullos...


Que duda cabe que se podría haber conservado como así se hizo con las naves del barranco, pero bueno, tristemente no es que la esten tampoco valorando demasiado viendo su estado actual, una pena.
Si seguimos afinando la vista, tenemos tambien en imagen una de las primeras obras industriales de nuestro reconocido arquitecto Anibal Gonzales...


Es la imponente central termica del Prado, que ademas de monumental era bellísima...


Esta como no, tambien decidimos echarla abajo y es una lastima por que hubiera sido el ejemplo mas contundente de ese regionalismo industrial que produjo una revolución en la arquitectura del momento en todo en mundo...


Dejamos por ahora este interesante repaso por los detalles de una Sevilla que se nos fue, o que algunos nos quitaron del medio...


Antonio Lopez Rull
Josefina Concha Linares

Un siglo en imagenes

Sin duda alguna hay tramo en el tiempo donde nuestra Semana Santa se define, evoluciona, desaparece y resucita como el ave fenix de sus cenizas dando como resultado lo que tenemos hoy en día. Ese período va de1900 al 2000, un siglo decisivo para muchas de nuestras hermandades y su patrimonio.

Es por todo esto que he decidido elegir un hermoso video que define perfectamente en imagenes todo este proceso y que nos dá un testimonio y resumen de lo que ha sido este siglo decisivo...


Disfrutemos de este hermoso montaje donde imagenes, palios, calles, son ya parte del pasado ya desaparecído.

Ivan Lanzas

La Puerta del Sol

Si algo me esta enseñando este blog es el aprender todos los días algo nuevo y ser cada entrada mas preciso y minucioso en su eleboración. Todo esto no evita que podamos comerter errores como el que hemos cometido en la entrada anterior, (hoy en día editada y eliminada), y que vamos a intentar corregir y subsanar con esta otra.

Como vemos en el título de la entrada, vamos a conocer la desaparecida Puerta del Sol, que anteriormente confundimos con un tramo de muralla de la Calle Sol...


Pero ¿donde se encontraba la Puerta del Sol?...


Como vemos en la imagen, la puerta se encontraba en el nudo que formaba la actual Calle Sol con la Calle Santa Lucía Mirando la parte frontal de la puerta hacia Maria Auxiliadora, pero ¿por que en la primera imagen no adivinabamos la Puerta del Sol y caímos en la confusión?, la respuesta es muy simple, y es por que la Puerta la estamos viendo desde dentro...


Ahí la tienen, y me voy a explicar mejor para los que todavía no me hayan entendido. Para comprender la fotografía, imaginen que estamos en la Calle Santa Lucia, con la antigua iglesia de Santa Lucia a nuestra espalda, la Calle Sol a nuestra derecha y de frente los que hoy es el Lid...


Pues bien, si superponemos el Pasado con el Presente, resulta que estamos dentro de las murallas, y lo que tenemos de grente es el interior de la Puerta del Sol y su almena...


Ahora podemos valorar lo maravilloso de este documento gráfico y es que como dice el refrán, "no hay mal que por bien no venga", y es que del anterior error hemos descubierto esta impresionante memoria gráfica de un pedacito hoy por desgracia, nuestra maravillosa Sevilla.

Antonilo Lopez Mira
 

El desaparecido Hospital de San Hermenegildo

Para conocer el hermoso Hospital de San Hermenegildo lo primero que tenemos que saber es donde se encontraba...


Se encontraba en pleno corazón de la ciudad, en plena Plaza de San Leandro. El hospital fue fundado en 1455, pasando con el transcurrir de los siglos a ser un asilo provincial.

Como vemos en la primera imagen editada, ocupaba una extensión considerable de terreno y como curiosidad cerraba la Calle Carrión Mejias, valga como prueba la siguiente fotografía...


Se ve que al menos optaron por no destrozar las columnas del patio central, y con ello poder venderlas para cualquier chalet del Aljarafe, que lastima.
Pero la siguiente imagen da una perspectiva mas realista de lo que supuso el derribo...


A nuestra espalda tendríamos la Iglesia de Santa Catalina, frente a nosotros estamos contemplando la Calle Carrión Mejias, cortada a media altura por los restos del derribo del Hospital...


Este fue otro de los derribos del la fallida ordenación de los años 50, dado que el motivo de dicho derribo fue para dar continuidad a la calle, ademas de que con sus solares vendrían el actual instituto y esas viviendas mamotreticas de los 60...


Una verdadera lástima, por que de haberse conservado el edificio, sin duda alguna nos hubiera regalado una de las plazas mas bellas de Sevilla, por no dudar de su patrimonio arquitectonico interior que hubiera sido maravilloso mantenerlo...


Pero como hemos dicho, llegaron los temibles 50 y 60, llevandose por delante el Colegio de San Miguel, este hermoso Hospital de San Hermenegildo, la Plaza del Duque, y largo etc,

Domingo Lora Morilla
Fernando Vazquez Lima

Desde la otra orilla de la Barqueta

Hemos tratado alguna que otra vez el pasado de un punto tan emblematico de la ciudad como pudiera ser el de la Barqueta, por consiguiente la Avenida de Torneo, pero siempre desde su propia orilla, y es por eso que hoy pediremos ayuda al dueño del viejo arenero para que nos ayude a cruzar el viejo Guadalquivir y poder conocerla desde el lado contrario...


A nuestra espalda el Monasterio de la Cartuja, y frente a nosotros la vieja muralla que cercaba este lado de la ciudad a lo largo de todo la Avenida de Torneo...


Impresionante, si afinamos la vista, al fondo vemos el viejo Monasterio de San Clemente y frente a él el viejo camino de las agujas y la yá desaparecida Puerta de la Barqueta...


Y muchos se preguntaran que ¿de que hablamos cuando mencionamos el camino de las agujas?...


Pues bien, esas agujas eran dos pequeñas torres que flanqueaban dicho camino metros antes de desembocar en la Puerta de la Barqueta, dándole su nombre como definición popular....


¡Que bonita era esa Sevilla!, y que pena que ya no nos quede nada de esto que hemos recordado esta lluviosa tarde de noviembre. Espero que hayan disfrutado tanto como yo recordando con estos antiguos grabados el pasado de una Barqueta tan bella y romantica.

Sergio Mulero Marín
Ana Isabel Perez Cid

Maese Rodrigo

Mucho se ha tecleado en la red sobre el señor Maese Rodrigo, sí, ese que ahora a muchos no les suena de nada y que en su día fue fundador de la primera Universidad de Sevilla...


Esa Universidad, o mejor dicho el impresionante edificio que lo acogía, lo encontrabamos en plena Puerta de Jerez, rodeada de parte de la gran monumentalidad de Sevilla hoy en día desaparecida, sino observen, aquí la Puerta de Jerez...


Pues miren donde estaba la Universidad...


Y como habrán amigos que todavian no identifiquen el entorno, a continuación les defino los alrrededores...


Increíble, pero como vemos la Avenida no existía como tal y tanto la Colegiata de Santo Tomas como la propia Universidad suponía un "tapón" para estos modernos que solo buscaban ampliaciones y ensanches, siendo todo esto un estorbo en plena Puerta de Jerez...


Tristemente de la primitiva Universidad tan solo nos queda la capilla, hoy sede del Consejo de Hemandades y Confradias...


Con la puerta de entrada hicimos una de las cosas que mejor sabemos hacer, la desmontamos piedra a piedra y para otro sitio con la cantinela...es decir la plantamos en pleno Convento de Santa Clara...


Hasta aquí parte de la historia de la maltratada Universidad de Maese Rodrigo.

Jesus Puente Lopez
Margarita Vera Tapía