Aquellos bancos de Triana

Tal y como esta la el País en estos momentos y con todo lo que llevamos pasado me temo que el titulo de esta entrada puede dar a confusiones, pero vamos a poner la cosas en su sitio rápidamente y reconducir este tema por su verdadero camino y es que hoy vamos a rescatar de la memoria aquellos "bancos del Puente de Triana"...


Si amig@s, los bancos que antiguamente se instalaban a lo largo de todo el Puente de Triana, por que para todos aquellos que no lo hayan vivido, conocido y leído, Triana siempre fue un pequeño pueblo, con un alma propia y el Puente su Alameda...


Ese Puente era el lugar de paseo, recreo y conversación de muchos vecinos de Triana, Sevilla o del mismo Aljarafe que llegado en el "Vapor", se sentaban o caminaban por el a la vez que hablaban y discutían de los temas que daban vida a aquella época.


Los bancos estaban dispuestos cada tres metros a lo largo del puente en ambos sentidos y eran utilizados como lugar de reunión social al igual que siempre se hizo en cualquier parque o alameda...


Recordemos que a mediados de los 70 "casi" volvimos a tropezar en la piedra que siempre tropezó esta ciudad, y estuvimos a punto de demoler por completo el puente ya que unos "iluminados" dictaminaron que su restauración era imposible...


Para aquel entonces los bancos ya habían desaparecido del puente y con el parte de su vida y su alma...


Después de la ultima restauración el puente perdió por completo su diseño original suprimiendo la antigua balaustrada y cambiándola por otra de diferente diseño, ademas de ampliar la anchura de tablero y perder por completo las proporciones que lo estilizaban y lo embellecían.
Espero que algún día alguien haga algo por recuperar esos bancos y volver a humanizar este puente devolviendole ese encanto y sentido con el que fue creado.

Ana Morilla Punta
José Marin López


5 comentarios:

mari carmen garcia franconetti dijo...

Sí, había oído eso de los bancos, pero no con el lujo tan completo de detalles. ¡Ah! Triana, la eterna Triana, creo que Sevilla no es Sevilla si no existiera Triana...y sus gente, claro.
Enhorabuena una vez más. ¡Me encanta tu blog!
Saludos.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

En mi estancia en Sevilla oí hablar de estos bancos, donde la gente hacia tertulias y contemplaban el gran Paisaje. Es una pena que desaparecieran.
Siempre que voy a Sevilla es visita obligada este puente y, también, Triana.
Un abrazo, Manuel.

Angerona dijo...

Muy diferentes, sí, esos bancos de descanso y tertulias entre Sevilla y Triana, a los de la "primera plana" de hoy en día; que nos llevan de cabeza...
Sin desmerecer los textos, pero las fotos con las que completas tus comentarios son francamente, entrañables y conmovedoras.
Un saludo.

Angerona dijo...

Muy diferentes, sí, esos bancos de descanso y tertulias entre Sevilla y Triana, a los de la "primera plana" de hoy en día; que nos llevan de cabeza...
Sin desmerecer los textos, pero las fotos con las que completas tus comentarios son francamente, entrañables y conmovedoras.
Un saludo.

Francisco Espada dijo...

No he conocido esos bancos y ni siquiera había oído hablar de ellos. Muchas gracias.