domingo, 13 de enero de 2013

Nacimiento de una Estrella

Por todos ya es sabido la relación de Sevilla y los Dominicos, los Dominicos y las cofradías, para la mayoría de apostólicos católicos y romanos de los que vivimos en esta ciudad, es incompresible.
De ese perpetuo exilio de los Dominicos y las cofradías nacieron nuevas parroquias, dando sentido a al refrán de no hay mal que por bien no venga, como paso irremediablemente 1976 con la Hermandad de la Estrella y los Dominicos de San Jacinto...


La cosa llegó a tomar tal cariz que en menos de tres años se levantó la nueva iglesia y el mismo día de su bendición se produjo el traslado a la misma, y es que prisa no había por salir de San Jacinto ¿verdad?...


Hoy en día la Hermandad esta mas que asentada en pleno corazón de Triana y que duda cabe que pensar en lo ocurrido décadas atrás es tan solo una perdida de tiempo.

Jesús Morilla Libera

4 comentarios:

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

¡¡¡Menuda premura!!!
Un placer estar conectado a Sevilla a través de tu encantador blog.
Un abrazo.

Francisco Espada dijo...

Detrás del nacimiento de cada una de las estrellas hay una historia de encuentros y desencuentros; esta Estrella no iba a ser diferente.
Saludos

Cornelio dijo...

Lo de los dominicos viene desde muy antiguo. Cuando Sevilla reclamaba el Dogma Inmaculista, allá por el siglo XVII, los dominicos no andaban muy por la labor, y la Sevilla de la calle creó estos versos que perduran:

"Aunque le pese a Molina
y a los frailes de Regina,
al Prior y al Provincial,
fue María concebida
sin pecado original".

La Hermandad del Rcoío también anduvo por San Jacinto.

Cornelio dijo...

Muy buenas las imágenes de la construcción de la capilla.