domingo, 3 de febrero de 2013

Una fachada para cada siglo

El casco antiguo de Sevilla es tan extenso y tan rico que se puede dividir en un sin fin de partes y analizar como cada una de ellas ha ido sufriendo la evolución, metamorfosis o destrucción dándonos con ellos las claves de hacia donde ha ido creciendo la identidad de nuestra ciudad.

Prueba de esto que estamos hablando la tenemos en un pequeño sector de Sevilla que abarca tan solo una calle...


Impresionante, ¿no creen?, cualquiera diría que esta imagen esta tomada en Sevilla, y la verdad es que si, es una fotografía tomada a principios del siglo pasado y en ella estamos siendo testigos de un desfile un tanto curioso donde vemos como la guardia forma firme al paso de un grupo de señoras que vienes por el fondo de la calle, pero, ¿que calle es esta?...


Efectivamente, estamos en la Calle Laraña, y como les indico en la imagen anterior, tenemos varios detalles que dan fé de ello.
De izquierda a derecha tenemos, en primer lugar de fondo parte de las arcadas del mercado de la Encarnación, que como bien sabemos, primitivamente su fachada llegaba hasta la misma Calle Puente y Pellón, quedando incluso en su interior la fuente que actualmente vemos bajo las "Setas". A continuación, en la parte central tenemos la fachada de la Iglesia de la Anunciación, y por ultimo vemos tras los soldados la primera fachada que tuvo la Universidad de Bellas Artes, en aquel tiempo Antigua Casa Profesa de los Jesuitas...


Esa hermosa fachada tuvo una larga existencia en nuestra ciudad, pues recordemos que la Casa Profesa se data en ese lugar sobre 1771, siendo conservada esa fachada hasta 1926 que es cuando sufre una tremenda remodelación...


Pero lamentablemente la vida de esta nueva fachada, bellísima por cierto, tendría una vida muy corta, pues en 1970 volvería a ser reformada y transformada por completo, si amigos tan solo estuvo en pie 44 años, son manías obsesivas que tiene nuestra bendita ciudad...


Esta ultima intervención fue a mi entender todo un desacierto y un desastre, al estilo de los cometidos por la arquitectura típica del franquismo tardío. El interior fue también remodelado por completo, en la que se dieron algunas soluciones en el patio interior que aun hoy transmite un severo dolor a la vista y al buen gusto.
Es por tanto este pequeño tramo de calle, fiel reflejo de esa metamorfosis de la que hablábamos al comienzo del hilo y que nos da la dirección equivocada hacia donde ha estado y esta caminando nuestra ciudad...



Sonia Solis Pentudia
Universidad de Sevilla

3 comentarios:

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Impresionante documento de como se deshace y, practicamente, desaparece complentamente un edificio tan representativo.
Como siempre, un gran trabajo de documentación.
Abrazos.

Francisco Espada dijo...

Felicidades por esta reconstrucción tan estupenda.

Un abrazo

Angerona dijo...

Muy interesante. La fotografía magnífica, y sin duda la fachada efímera de apenas medio siglo
la más bella.
Nos cuentas que la foto es de comienzos del pasado siglo, el más que curioso desfile de señoras, se trata, acaso, de sufragistas??
Si sabes algo, por favor, cuéntanoslo.
Gracias.

Otros artículos interesantes relacionados: