Derribos y DERRIBOS

Esto que se suele decir de que hay derribos y derribos justificando con ello algunos de estos, no se puede aplicar para nada en Sevilla.
En esta bendita ciudad los derribos fueron DERRIBOS, con mayúsculas y sin ética o escrúpulos alguno y es que no salimos de la lamentación cada vez que recordamos uno nuevo, sino observen...


A primera vista y obviando la temática de este blog, podríamos pensar que estamos observando la balconada de una casa al uso de las cientos que hoy en día pueblan el casco antiguo de cualquier ciudad del norte costero de España, pero no amigos, estamos en Sevilla a mediado del siglo pasado...


Impresionante ¿no creen?, para mi es impresionante e impactante el contemplar este tipo de diseño arquitectónico en pleno centro de Sevilla, pero claro, se me olvidaba, para los que no hayan adivinado de que calle estamos hablando pues deciros que estamos al final de la Calle Pérez Galdós y como ya hemos dicho, estamos contemplando una casa derribada a finales de los 60 para levantar en su lugar esto...


Si señores, un mamotreto, un pedazo de mamotreto amarillos de apartamentos que destroza por completo el entorno y que como no de nuevo resta mucho mas que suma en el patrimonio de esta ciudad, y mas viendo lo que había antes...


Y digo yo, señores mandatarios, Sevilla vive del turismo si o si, ¿que demonios creen ustedes que viene a buscar un turista a esta ciudad ademas de la Catedral y la Torre del Oro?, pues yo no soy un séneca pero creo que ademas vienen buscando sus calles, su entorno, su historia en sus fachadas, por lo que o empezamos ya a conservar y recuperar o a Sevilla se le acabara el petroleo mas pronto que tarde.

Manuel Botrino Lopez

4 comentarios:

Maniguetero del Volante dijo...

Se puede decir mas alto, pero mas claro... seguro que no.Lo peor es que lo "señores" politicos (sean del partido que sean) se niegan a escuchar ¿será que conservar la ciudad no les llena las carteras? No lo se con certeza, pero se dice que piensa mal y acertaras.

Jujo dijo...

Desgraciadamente la belleza que tenía el centro histórico de Sevilla no es ni la sombra de lo que es hoy. A excepción de la zona de la Catedral-Alcázar y el barrio de Santa Cruz, el resto es ya una amalgama de mezclas entre lo antiguo y moderno que ya tiene difícil solución. Lo que habría es que crear una ordenanza que se cumpliera a raja tabla sobre la estética de fachadas en el centro y arrabales históricos y por supuesto conservar los BIC como oro en paño y no que sigan haciendo cosas como lo de la Casa de la Moneda... Después otra característica que ha perdido el centro de Sevilla es que desde arriba es un puro desastre antiestético con tanta azotea, antena, medianera y diferencias de altura. Antaño si veías el centro desde la Giralda todo estaba cubierto por tejas que daban una hermosa armonía a todo el conjunto. En definitiva lo que se ha hecho con la zona histórica de Sevilla es quizás uno de los mayores atentados contra el patrimonio que existen, y si encima ha sido solo por temas especulativos y no por desastres naturales, más pecado tiene. Podríamos haber tenido hoy uno de los centros históricos más bellos del mundo, como el de Florencia que es una maravilla bien conservada.

Ignacio Trujillo dijo...

Qué belleza. Qué sabor... Desgraciadamente pasear por Sevilla es llorar y sobre todo pensando que todo eso se ha perdido antes de ayer por la mañana y por desidia y especulación...
Te felicito por el Blog es genial, impresionante. Haces una labor magnífica, ingente y admirable. ¡Enhorabuena!

camiseta nba dijo...

Me gusta..