Convento de Santo Tomas

No nos vamos de la maquina del tiempo y seguimos paseando por ese pasado que tanto nos gusta y nos intriga para conocer otro convento desaparecido, si otro, el hermoso Convento de Santo Tomas, pero ustedes se preguntaran que donde se encontraba...


Ahí lo tiene marcado con un circulo, el convento se encontraba a mediados de la Avenida de la Constitución y junto con un hermoso conjunto de casas conformaba el conocido "tapón de Santo Tomas"...


El Convento hacia esquina en ese conjunto de casas, formando frente a el una hermosa plaza conocida como la Plaza de Santo Tomas...


Observen el siguiente esquema donde comprenderán perfectamente todo esto que les explico...

presionar sobre la imagen para ampliarla

 En ese entramado de calles existía una llamada Calle Lonja, la cual en un principio era dominada por un conjunto de casitas bajas...


Dotándola con el paso de las décadas de un numero importante de casas señoriales de una factura arquitectónica mas que admirable e inimitable...


Ojo por que no eran tan solo el Convento lo que era digno de ser conservado, el caserío que allí se alzaba era de muchos quilates...


Volviendo a la plaza, la cual estaba dominada por el Convento que le daba nombre, podemos decir que era uno de los lugares mas recoletos y hermosos de la zona...


Lo que han visto es un grabado, observen la espadaña del Convento rodeada por un circulo rojo,  la plaza se fue cerrando poco a poco con el paso de las décadas con las construcciones del caserío que hemos visto con anterioridad...


Hagamos un fundido con el presente para que veamos e identifiquemos perfectamente el lugar, lo que era y lo que es...


Pensemos la importancia de este lugar, ya que eran el punto de conexión y paso entre las naves de las Atarazanas y la antigua Lonja...


Observamos en todas la fotografías de la época un denominador común, que era la espadaña del Convento...


Espadaña muy querida y apreciada en el horizonte del barrio por los vecinos y que dio sin duda una imagen propia a la plaza...


Tanto era así que fue tomada como bastión por Primo de Rivera para dar el pistoletazo de salida al derribo del Convento y toda la manzana de casas...


Hablemos del Convento, observen la linterna de la cúpula que se aprecia junto a la espadaña...


La sobriedad en su decoración no restaban para nada en la profundidad y altura de la misma, dando elegancia al conjunto del edificio que estaba dotado de columnas algo bajas pero provistas de elegantes capiteles...


Ademas el Convento constaba de dos grandes patios, uno de verano el cual era un autentico vergel y otro de invierno, este un tanto mas sobrio y con las galerías superiores cerradas por tabiqueria...


Como hemos dicho, el de verano era un autentico vergel de arboles y plantas aromáticas, ademas de estar provisto de un gran toldo que salvaba al recinto del sol en las horas mas fuertes del día...


Sin duda alguna un lugar que invitaba al paseo, relajación y meditación de los hermanos que habitaban en aquellos años el inmueble...



En la zona central del recinto una hermosa fuente terminaba de refrescar el ambiente con el sonar de su agua derramada...


Como ya hemos comentado, el otro patio era mucho mas austero y carecía por completo de cualquier vegetación...


Por desgracia desde principios del siglo pasado en Sevilla solo cabía la obsesión por llenarla de avenidas, y la conexión del Ayuntamiento y la Puerta de Jerez  mediante una gran arteria  era un objetivo ineludible para los que nos gobernaban, por lo que lamentablemente en 1927 se llevó a cabo el derribo de todo el conjunto...


Jose Esteban Morilla
Moises López Garcia

Convento de San Gregorio, vulgo Colegio de los Ingleses

El Convento en cuestión es el Convento de San Gregorio, conocido popularmente como el Colegio de los Ingleses, antaño en la Calle Alfonso XII y del que hoy en día tan solo nos queda la capilla, donde reside actualmente la Hermandad del Santo Entierro...


La parte del Claustro y los patios se encontraban contigua a la capilla...


En torno al 1771 el edificio dejaría de pertenecer al clero, pasando a pertenecer al Estado, instalando en el la Sociedad Medica de Sevilla, con el tiempo Facultad de Medicina...
A mediados de los 50 las ruinas de lo que quedaba en pie fueron demolidas para construir el actual edificio que alberga el actual Instituto Hispano Americano...


Una pena que los responsables de urbanismo no supieran solucionar mejor la realización de nuevo proyecto y nos dejaran un solar lleno de basuras como el que nos dejaron justo haciendo esquina en la Calle San Vicenta Maria...



Fototeca de la Universidad de Paris
Muller Lord Bullerd
Jose López Morales 

Richard Ford y las Puertas de Sevilla

Hoy vamos a conocer a Richard Ford, un británico que tuvo el deber y la lucidez de recorrer España entre 1830 y 1833 recogiendo notas y dibujos para un manual de viajeros por España que publicaría diez años después en Londres.
En ese viaje que le llevó por toda la península hubo una ciudad que le cautivo con especial fuerza, esa ciudad era como no Sevilla. De ella realizo un serie de dibujos bastante interesantes entre los que encontramos las Puertas de Sevilla tal y como el las contempló en aquel momento.

Empezaremos por el primer dibujo que nos retrae en el tiempo de una ciudad que hoy en día nos parece sacada de un cuento, La Puerta del Sol...


¡Impresionante!, pónganse por un instante en la piel de este señor y imagínense que están en la Sevilla de 1830 apoyado sobre una roca y contemplando el imponente lienzo de muralla con la Puerta del Sol, (vista desde la cara interior), como colofon al paisaje, a mi me parece un sueño. Piensen que estamos a mediados del 19 que tampoco hace una eternidad, y vean con que calidad se conservan las murallas y la puerta. Vean como en la parte derecha del dibujo empiezan a asomar parte de las casas que colindaban con la Iglesia de Santa Lucia...


Estos dibujos dejan un sabor agridulce, pues hace relativamente poco que la ciudad tuvo un conjunto amurallado incomparable con cualquier otro en el mundo.
Seguimos con el siguiente dibujo, La Puerta de la Carne...


Este dibujo parece estar realizado desde lo alto de una pequeña loma, observen con detenimiento los detalles de dibujo por que es una delicia. Vean como el lienzo de la muralla va tomando un camino serperteante a partir de la Puerta de la Carne, pues imaginemos que irán buscando las huertas de los Reales Alcázares y la Puerta de San Fernando. Llama poderosamente la atención el detalle de como la ciudad crece enormemente tras las murallas, con la Giralda imponiendo su presencia desde la lejanía...


Proseguimos nuestro paseo de la mano de nuestro británico amigo, mostrándonos la fiel visión de la Puerta Real...


Aquí los detalles se multiplican, empezando de izquierda a derecha lo primero que vemos es la Puerta Real, imponente se levanta frente a Monasterio cartujo. Seguido a la Puerta, tras las murallas, observamos con todo detalle el antiguo Convento de la Merced, hoy Museo de Bellas artes. Ya perdiéndose en la lejanía asoma la Giralda y como detalle vemos como ya hay casas extramuros que se van adosando a la Muralla...


Dejamos aquí aparcado por el momento nuestro viaje al pasado de Sevilla a través de los dibujos del señor Richard Ford para retomarlo en otro momento no muy lejano y continuar con ello deleitándonos con esa Sevilla del 19.

Lucia Morin Trovar
Ediciones Montren

La Puerta de la Carne

La Puerta de la Carne, todos sabemos al lugar al que nos referimos cuando nombramos ese nombre y poco a poco hemos ido conociendo la Puerta con dicho nombre que la "Gloriosa" echo abajo...


Ubicar el punto exacto donde estuvo enclavada es sumamente fácil, ya que existen dos claves en esta hermosa fotografía fáciles de identificar hoy en día...


Esas claves que os señalo pertenecen a tres casas que hoy en día aun siguen en pie...


Pero aun lo veremos mas claro en una maravillosa fotografía de principios de siglo, donde observamos el antiguo mercado callejero de la Puerta de la Carne...


En la imagen vemos como las casas son fácilmente identificables y como la superposición de las dos imágenes nos da la realidad de la Puerta si se hubiera conservado.
Como anécdota, decir que me llama la atención la casa que hace esquina justo tras la Puerta, la misma casa que hoy hace de esquina en la Calle Cano y Cueto, antigua Calle Retiro y es que mirando los grabados antiguos encontramos uno de 1830 donde ya observamos la casa en pie...


Los pináculos cerámicos que adornan la parte superior de la casa la hacen inconfundible, y este detalle da fe de la antigüedad y valor histórico de la misma.
Una verdadera lastima que los caprichos de una República  mal y des controlada acabara con ella y nos privara de una de las estampas mas bellas que de seguro hubiera tenido la ciudad...


Julio Grabo Prinz
Ivan Mortin la Serna

Donde fueron las tejas de Triana...

Antaño era la orilla de Triana hasta San Jerónimo la que dio a luz a los ladrillos y tejas de Sevilla, por que existe la idea errónea de que las tejas son para el norte, propia de esas casas a dos aguas echas para evacuar el peso de la nieve, pero no, las tejas eran el techo de Sevilla y lo fue hasta hace relativamente poco...


Y es que eso de las azoteas nos viene de moernos, pues viendo cualquier panorámica de la ciudad del siglo 19 o principios del 20, nos damos cuenta que las tejas eran como ya hemos dicho el cielo de Sevilla.
Ya puestos, vamos aprovechar esta impactante fotografía para con su disección conocer un poco mas del pasado de esta hermosa e irrepetible ciudad, empezando por la parte izquierda de la misma...


¡Que detalle tan importante!, Lo que vemos es el Ayuntamiento con su vieja galería superior y junto a el, las obras de ampliación del mismo ya que antaño se adosaban al edificio un grupo de casas que conformaban la Calle Granada...


También vemos con gran detalle el magnifico edificio que ocupaba toda la acera contraria de la Calle Granada...


Recordemos que en los bajos de ese edificio se encontraba el emblemático Café La Perla, uno de los centros neuralgicos de la burguesía sevillana, y por supuesto una verdadera obra de arte en lo que a ornamentación del establecimiento se refiere...


Hoy en día en su solar se levanta el extraño mamotreto del BBVA. Junto a este desaparecido edificio vemos otros dos que tampoco existen hoy en día...


El primero de esos dos edificios, el mas visible, fue el derribo para construir en su lugar el Edificio Laredo, el otro, el que esta pegado a "Entre Cárceles", es el que se derribo para levantar en su solar el tristemente fallido proyecto del señor Aurelio Gómez Millan. Como resultado de esto ultimo tenemos hoy en día un bonito solar decorado con una palmera y un kiosco.
Si nos vamos a la parte superior de la fotografía, vemos como destaca sobre todos los edificios una mole de dimensiones monumentales...


Pues bien amig@s, esa mole no es ni mas ni menos que el tristemente derribado Teatro San Fernando, por lo que imaginen las dimensiones del mismo y la grandiosidad de su patio de butacas y palcos. Una verdadera lastima que hoy en día no lo conservemos.
Hay otros muchos detalles a destacar en esta impresionante fotografía pero eso lo dejaremos para otro momento, no queremos empacharnos de disgustos ya que la semana es muy larga y acabamos de empezar, pero lo que si hemos confirmado que perdimos nuestro suelo, los adoquines y también nuestro cielo, las tejas, aquellas tejas de Triana que dieren carácter a los techos de Sevilla...


ABC
Manuel Moreno Montalban
Fernando Griego Lopez 

La desaparecida puerta del Convento Casa Grande de San Francisco, La Puerta de Tintores

Por conocimiento popular mas que por estudio o recuerdo gráfico, es siempre conocido por todos el arquillo del Ayuntamiento como la antigua puerta de entrada al desaparecido Convento Casa Grande de San Francisco...


De hecho son todavía visibles las alusiones franciscanas en la parte superior del mismo, ¿pero era esa en realidad la puerta de entrada al Convento?, miren de nuevo la imagen...


Esa era la verdadera puerta de entrada al Convento, La Puerta de Tintores, ya que el arquillo era en realidad una entrada de caballerizas desde la que se accedía directamente a la sala capitular y los archivos, que estaban en la parte superior del edificio...


Pero claro, queda mejor decir que conservamos al menos la puerta, esa era la única pizca de vergüenza que nos queda cuando los que nos visitan se enteran de la atrocidad urbanística que cometimos...


También la podemos contemplar en este hermoso cuadro fechado en 1750, que ya ha llovido desde entonces ...



Rogelio González Casas