Calle Almirante Apodaca

Antes de que comiencen a sumergirse en esta entrada, les recomiendo que se den un pequeño paseo por esta otra que realizamos por el verano sobre Calle Alhóndiga, ya que viene a enlazar con esta.
Pues bien, espero que me hayan hecho caso, ya que comprenderán mucho mejor lo que a continuación les voy a relatar. Ahí la tienen, La Calle Almirante Apodaca...


Impresionante, tenemos ante nosotros el misterio del Sagrado Decreto, de la Hermandad de la Trinidad desembocando en la Calle Almirante Apodaca, después de pasar por la Plaza de la Paja y la estrechez de Alhóndiga. Observen el siguiente plano donde lo explico brevemente para que lo entiendan mejor...


Me explico, en azul las viviendas que todavía no habían sido derribadas y que son contemporáneas de la fotografía que hoy nos reúnen. Las hermandades entraban por dos sitios, o bien por la Calle Escuelas Pías, o bien por la Calle Jáuregui, después iban en busca de la Plaza de la Paja, hoy Ponce de León para atravesarla en diagonal, y aquí es donde podían coger dos direcciones para buscar la Campana, o bien bajaban por la Calle Gerona o bien rodeaban Santa Catalina por la estrechez de la Calle Alhóndiga y desembocaban en la Calle Almirante Apodaca, increíble pero era así, espero que me haya explicado bien y que ustedes me hayan comprendido, por que sino se que es imposible seguir analizando la fotografía.
Pues bien, si cogemos la fotografía y la ampliamos, veremos los dos rótulos que serian definitivos para ubicarla...


Pero por si acaso no nos quedamos tranquilos, cogemos una de las imágenes que aparece en el hilo que les recomendé visionar al comienzo y hacemos una breve comparativa...


Como ven, las dos casas que les señalo aparecen en ambas imágenes, siendo la segunda la mas esclarecedora ya que en ella vemos al Cristo de la Fundación de la Hermandad de los Negritos, pasando ante la inconfundible fachada del antiguo Palacio de Justicia situado en la Calle Almirante Apodaca.
Incluso si seguimos afinando la vista, veremos otra clave bastante concluyente...


Lo que ven ampliado son parte de las cubiertas de la Iglesia de Santa Catalina y parte de su fachada, increíble pero cuanto ha cambiado Sevilla...


Espero que hayan disfrutado leyendo esta entrada tanto como yo lo he hecho editandola, para mi saben que es un placer.

Cristina Lobera Trova
Mauricio Vieira Lopez 

6 comentarios:

Charlie dijo...

El placer es el nuestro ya que con tus magnificas entradas y esos minuciosos análisis de las fotos que nos haces cada día nos haces disfrutar y saber muchísimo más de nuestra muy querida Sevilla y la Sevilla que se nos fue.
Por todo gracias.

el pasado de sevilla dijo...

muchas gracias charlie, es una verdadera recompensa leer comentarios como este.

un saludo

Francisco Espada dijo...

Muchas gracias por esta entrada, y por la revuelta recomendada a la anterior.
Un abrazo.

el pasado de sevilla dijo...

un abrazo a ti francisco, eres un incondicional.

un saludo.

Angerona dijo...

De lo que no hay duda alguna es que, gracias a tantas fotografías de nuestros pasos en Semana Santa pasadas tenemos hoy en día un magnífico tesoro de donde poder ir aprendiendo cómo era aquella Sevilla lejana, pero a la vez cercana.

el pasado de sevilla dijo...

totalmente de acuerdo angerona,

un saludo