Calle Jáuregui

Hoy vamos a tratar una de las calles mas congestionadas y con mas trafico del centro de Sevilla, la Calle Jáuregui...


Creo que es una de las calles mas difíciles para vivir, el trafico y la polución son altísimos y su situación la hace única para la descongestión del trafico rodado hacia el Centro.
La fotografía es cuanto menos curiosa, tenemos a nuestra espalda la Puerta del Osario, observen el peculiar camión que vemos en el centro de la calle, o las vías del tranvía que vemos en la parte inferior, pero lo que de verdad nos asombra es la estrechez que antaño tenia la Calle Jàuregui...


En los 60 se empezó su ensanche, en azul les marco el edificio que fue derribado para tal ensanche, bueno eso y los que le siguen hasta el fondo de la calle. También llama la atención el cambio sufrido en el edificio que se conservo y que hacia esquina, que como pueden comprobar se le añadió una planta mas...


Si nos adentramos en la calle y bajamos hasta la Plaza Padre Jerónimo de Córdoba podemos descubrir otra nueva imagen...


Esta otra fotografía es mucho mas antigua, estamos en 1923 y ante nosotros tenemos el misterio de la Hermandad de los Caballos. Se preguntaran por que la Hermandad va por ese calle tan inusual en su recorrido  habitual, y es que en 1923 Santa Catalina esta cerrada por obras, para no variar.
Parece que todo es normal, que no ha cambiado el entorno, pero siento decirles que no, tan solo una tercera parte de lo que ven se conserva hoy en día...


Como ven en la comparativa, una manzana entera de casas fue derribada, y tan solo vemos que se conservó el edifico que se sitúa al fondo de la imagen. Aquí no fue un ensanche, en este caso lo que vemos es el derribo de una casa de vecinos para la construcción a posteriori de dos grandes edificios de viviendas y oficinas...


Quiero aprovechar para advertir y denunciar el abandono inmobiliario que esta sufriendo todo el entorno de esta calle, y como la especulación esta asechando sobre lo que tememos que sean derribos inminentes. Siempre estamos a tiempo de recuperar, conservar y restaurar, es mucho lo que se juega la ciudad en todo esto, se juega su patrimonio, el nuestro, y el principal aliciente para que el turista que nos da de comer no deje seguir visitando nuestra querida ciudad.

Elena Montes Lopez
Jesús Garrido Bernal

6 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Mi agradecimiento por tanta enseñanza urbana.
Saludos

el pasado de sevilla dijo...

y seguimos francisco, ya esta casi lista la siguiente entrada, un abrazo.

Angerona dijo...

El abandono parece que es una constante en nuestros gobernantes.Una pena.
Mucho derribar para hacer mamotretos para oficinas, cuando hay tantos y tantos edificios vacíos en Sevilla que se caen por dejadez, por la total falta de interés de quienes siendo responsables, les trae sin cuidado ésta, nuestra ciudad.

Angerona dijo...

El abandono parece que es una constante en nuestros gobernantes.Una pena.
Mucho derribar para hacer mamotretos para oficinas, cuando hay tantos y tantos edificios vacíos en Sevilla que se caen por dejadez, por la total falta de interés de quienes siendo responsables, les trae sin cuidado ésta, nuestra ciudad.

el pasado de sevilla dijo...

o como esto angerona...

http://www.abcdesevilla.es/sevilla/20140220/sevi-garajes-vacios-emvisesa-201402192246.html


sevilla destroza un barrio como el de san luis para construir un mamotreto del cual no se pueden ni deshacer, por que evidentemente no hay mercado para eso.

Pues bien, el señor que se encargo de esto esta ahora paseando por sevilla tan tranquilo después de perder una elecciones, pero esta claro que nunca dará la cara por lo que hizo en su mandato.

Angerona dijo...

Sé que no es tema para este Blog, pero es que estos politicos ( sean del color que sean) no tienen vergüenza.Dicen representarnos, cuando a quienes únicamente representan son a sus propios intereses. Con tal de ganar votos para irse manteniendo en la mamandurria politica, son capaces de cargarse un barrio, Sevilla entera y lo que haga falta.

Un saludo. Y a la espera de tu próxima entrada.