Calle Pozo

Sin movernos de la Macarena, seguimos caminando por el barrio para de nuevo hacer una paradita en la Calle Pozo, que como diría mi compadre, tiene guasa lo que han hecho con ella...


Estamos a finales de los 60, concretamente en la esquina de la Calle Pozo con Calle Relator, ¡la arteria del ventrículo izquierdo de cualquier macareno!. La fotografía bien pudiera reflejar una calle normal de cualquier pueblecito de nuestra provincia, pues eso era antes los barrios de Sevilla, pequeños pueblos donde los vecinos eran familias que seguían viviendo generación tras generación sin perder sus raíces.
Por desgracia, esta calle corrió la misma suerte que el resto de Sector macareno, pues la piqueta entro de lleno en ella destrozando lo que se iba encontrando por delante...


Hoy en día es una calle de paso con muy poca vida, donde ya no se ven vecinos en las esquinas, ni pequeños comercios de ultramarinos despachando...bares si, eso nunca falta en Sevilla...


Al paso que vamos, van a tener que llevar a los turistas con los ojos vendados hasta la Iglesia de San Luis, por que nos van a decir que tenemos los mejor del barroco en la Macarena, pero lo peor del contemporáneo por todos sus alrededores...

David Salvatierra Lorente

6 comentarios:

mari carmen garcia franconetti dijo...

¡Ay, en pleno corazón me has "disparado", en esta calle, en el número 4, fuí con mi hermano a el colegio de Las Carmelitas. ¡Imaginate si conozco, no solamente el barrio, sino la calle!

Yo viviá frente a la casa de D. Aníbal González, edificio muy de su estilo (felizmente conservada actualmente) y donde estaba la Antigua Fábrica de Luz. Otras las derribaron para poner un egendro de edificio, grande, eso sí...

Desde mediados del siglo pasado en que apareción "Dª Falta de Sensibilidad" y "D. Ambición", Sevilla ha sido azotada por no tener personas lo suficientemente responsables y sensibles en cuidar y defender nuestro destrozado Patrimonio.

Con esto, que no es poco, no quiero decir que no esté con el progreso y los avances necesarios, siempre que sea bien hechos y en interés general.

Enhorabuena por la entrada que esta vez le tocó a mi querido barrio de La Macarena y que me trae bonitos e imborrables recuerdos.

Amistosamente.

Mari Carmen.

antonia gonzalez dijo...

¿ Qué te puedo decir de la macarena como soy? ya te decia en mi comenterio a tu anterior entrada que mi barrio ya no es el barrio que era, me alegra que personas como tu escriban sobre ello, por lo menos nos queda el derecho al pataleo. un abrazo para ti

antonia gonzalez dijo...

¿ Qué te puedo decir de la macarena como soy? ya te decia en mi comenterio a tu anterior entrada que mi barrio ya no es el barrio que era, me alegra que personas como tu escriban sobre ello, por lo menos nos queda el derecho al pataleo. un abrazo para ti

Mer dijo...

La especulación y la falta de respeto por el patrimonio ha hecho mucho daño en Sevilla. Saludos. Mercedes.

Juan Antonio Torron Castro dijo...

Buenas Fiestas y Muy Feliz Año 2015

Saludos afectuosos.-

mari carmen garcia franconetti dijo...

De nuevo entro a comentar en tu magnifico blog: pero esta vez es para compartir mi alegría por haber recibido tu segundo Premio Dardos, muy merecidamente. El primero, te lo condecí yo, el 14 de enero de 2014.

Nuestro compañero, Antonio Bejarano te distingue con el Premio a tu inmensa y meritoria labor y me llena de satisfacción y contento.

Enhorabuena.

Mari Carmen.
**********

Por cierto, echo de menos tus interesantes y positivas entradas...