jueves, 30 de enero de 2014

Calle Techada

Hoy vamos a comenzar una pequeña trilogía que tiene como denominador común a una de las hermandades mas retratadas durante el siglo pasado, la Hermandad de la Carretería.
Esta primera parte nos lleva una de las calles mas desconocidas de Sevilla, la Calle Techada...


Impresionante, ¿no creen?. La fotografía nos muestra al portentoso misterio de la Hermandad de la Carretería saliendo a la Calle Antonia Diaz tras atravesar el imponente y desaparecido arco de la Calle Techada...


Como les muestro en la siguiente imagen, esta calle se encuentra en el corazón del Arenal, a un paso de la Calle Adriano y siendo el cordón de unión entren la Calle Toneleros y la Calle Antonia Diaz...


Como vemos en esta especial fotografía, el transitar de la Hermandad por dicha calle tuvo que ser uno de los acontecimientos mas esperados dela Semana Santa, dada la estrechez y longitud de la calle.
Como detalle a destacar, vemos un almacén de hierros en la esquina de la calle...


Pues bien, el edificio que albergaba dicho almacén sigue aun en día en pie, y es el que tantea muy seriamente la Hermandad de la Soledad de San Buenaventura para su transformación en capilla y futura sede canónica dado que su convivencia con los Franciscanos en la actualidad es cada vez mas complicada y son ya muchas las voces que desde el propio seno de la Hermandad están pidiendo su salida del Convento.
Una pena que esta hermosa calle perdiera por completo toda su identidad, pues parece ser que a mediados de los años 20 del siglo pasado, fue derribado uno de los inmuebles que soportaba dicho arco, suprimiéndose de paso por completo el mismo...


Antonio Bustos Morel
Josefa Cárdenas Lopez

lunes, 27 de enero de 2014

Los simbolos de un barrio

Nunca una fotografía como la que vamos a ver pudo resumir tan bien los símbolos y alma de un barrio, el Barrio de San Bernardo...


¡Que maravilla, verdad!, un verdadero acierto el encuadre del fotógrafo. En un plano mas elevado tenemos el hermoso palio de la Virgen Del Refugio, cruzando con paso firme el Puente de San Bernardo...


Podríamos caer en una pequeña confusión a la hora de datar la fotografía, ya que su magnifica nitidez nos hace pensar que pudiera ser de finales de los 80 principio de los 90, pero si afinamos un poco mas la vista, veremos una clave bastante clara para buscar el espacio temporal en el que fue captada la instantánea...


Esa clave no es otra que las catenarias del tranvía que asoman por lo alto de la balaustrada del puente,  lo que nos hace retroceder en el tiempo hasta finales de los 60, concretamente en 1956.
Otro detalle brillante captado por el fotógrafo lo tenemos asomando bajo la arcada del puente, y es ni mas ni menos un hermoso tren de vapor que esta efectuando su salida de la vieja estación de Cadiz...


Como todos saben toda esta zona sufrió una gran reestructuración para la Exposición del 92, empezando por el cierre de la vieja estación de tren, posterior retirada de las vías para crear la nueva ronda y ojo, por que en un principio también estaba sobre la mesa la demolición del Puente de San Bernardo en la que se alegó el mal estado estructural del mismo, pero como vemos no se llevo a cabo, ya que se sustituyo todo el tablero y pilares del mismo para poder mantener su funcionalidad, menos mal...


Laura Moren Tomares
Alvaro Brenes Lomar

domingo, 19 de enero de 2014

A las afueras...

Volvemos a la Huerta del Fontanal, a las afueras de Sevilla como quien dice, pues mas haya lo poco que se iba extendiendo era ese hermoso tejido Industrial ya desaparecido, la fabrica de sedas, la fabrica de corcho, etc...
Pues bien, en esa bella lejanía llamada Fontanal encontrábamos una línea tan hermosa como única, tan espacial como irrepetible,  La Iglesia de Santa Lucia, La Puerta del Sol y por ultimo El Convento de los Trinitarios Calzados...


Casi ná, yo al menos daba lo que fuera por dar un pequeño paseo por aquel entorno.
Impresionante esta fotografía, observen los pequeños detalles como ese suelo de tierra, la puerta de entrada al compás sin cerrar por su parte superior, o esas almenas a ambos lados de la puerta...


Que quieren que les diga, personalmente mi entras mas fotografías veo, mas me enamoro de aquella Sevilla, ojo no exentas de hambres y miserias pero que sin embargo regalo el embrujo de sus calles y monumentos a quienes la vivieron en aquellos siglos pasados, nada que ver con el legado que hemos recibido y que tan desacertadamente conservamos en alguna que otra ocasión...


Hdad. Trinidad
Jose Lomer Tovar

lunes, 13 de enero de 2014

Aquella desconocida Campana II

Enlazamos con aquella bonita entrada que titulamos como  con otra no menos atractiva fotografía de finales del XIX que nos lleva a una Sevilla tan solo imaginable en libros y sueños...


¿Por donde empezar?, hay detalles tan importantes en esta fotografía que no dejarse nada en el tintero va a resultar difícil. Nombramos los mas "simples" primero y lo entrecomillo lo de simple por que comparado con el resto...
Tenemos detalles como la propia gente retratada en la imagen, tocadas bombín o sombreros de ala ancha, o que me dicen de esos inimitables adoquines y la perfecta curva que nos describen los raíles de tranvía. Pero pasemos al grueso de la cuestión y empecemos por lo mas curioso, y es que ha sido la primera vez que he encontrado memoria gráfica del mismo, se trata del edificio anterior al desaparecido Café París...


De este desconocido edificio tan solo tenemos esa esquina, menos teníamos antes ¿verdad?. Observen que al contrario del Café París, el balcón superior es angular y no semicircular como lo era en el Gran Café. También llama la atención la gran viga de madera soportada por esa monumental columna, podríamos deducir que esa esquina fue antes un soportal y que después se cerro para incorporarlo al edifico en forma de escaparate.
Un poco mas al fondo vemos como asoma el edificio de la Confitería La Campana, incorruptible ante el paso de los siglos y uno de los tres que han llegado desde el siglo XIX hasta nuestros días...


Junto a la Confitería y cerrando la antigua plaza, tenemos el famoso Café-Teatro Novedades, bueno mejor dicho vemos su conocido torreón...


Recordemos que el derribo de este Teatro formó parte del plan de ensanche que pretendía llegar desde la Plaza del Duque hasta la Puerta Osario, y que se llevo por delante un sin fin de edificios, palacios y calles de una valor historio hoy en día incalculable.
Por ultimo tenemos el aspecto de fotografía que con mas profundidad y perceptiva tratamos en la ya mencionada anterior entrada, El desconocido ensanche de la Campana. Vemos con total nitidez la acera de edificios que fue totalmente demolida para el ensanche de la Plaza...


Este derribo fue anterior al del Teatro Novedades, pero fue sin duda el que lastimo por completo la morfología natural y original de todo el entorno.
Espero que la entrada de esta fotografía os haya gustado o entusiasmado tanto como a mí, ya que cada vez que profundizo en una fotografía tan importante como esta lo hago hasta el punto de imaginarme dentro de aquel entorno tan maravilloso y por desgracia desaparecido, provocando por tanto que mi imaginación vuele por un rato por esa Sevilla tan hermosa e increíble, y es que por desgracia lo que nos han legado no tiene nada que ver con lo que perdimos...


Noelia Lorent Manrique
Instituto Parisino 

miércoles, 8 de enero de 2014

Calle Gallinato

Hay lugares de Sevilla que gracias a Dios mantienen gran parte de su fisonomía y aspecto a pesar de que los siglos han pasado y sus épocas gloriosas se perdieron en los tiempos, como pasa con el Barrio de San Bernardo y la Calle Gallinato...


Lo sé, acabamos de tomar los mantecados pero como dicen mis hermanos, "va a comenzar el tiempo de los tiempos", de ahí que empezamos el año con una fotografía de solera y encanto como la que tenemos ante nuestros ojos.
En ella vemos el transitar de la Hermandad de San Bernardo, ojo, por que de la hermandad que vemos poco queda, la túnica de los nazarenos es la antigua, el palio antiguo palio que hoy esta en Jerez y que es una verdadera obra de arte, y la desaparecida Virgen del Refugio que se perdió en los incendios del 36, total, casi ná.
Pues bien, como venimos comentando, la Hermandad va transitando por una de las calles con mas solera del Barrio de San Bernardo...


Es una satisfacción el ver como un barrio desahuciado hasta hace unos años, va recuperando poco a poco su esencia, respetando parte su identidad y devolviendo el encanto a calles como esta que en un pasado no muy lejano, 100 años, tuvo casi la misma cara e imagen que en la actualidad.

Morillo Lopez Tovar