sábado, 19 de agosto de 2017

El tapón de la Expo

El pasado de Sevilla también se quiere sumar al homenaje del aniversario de la Expo del 92, y para ello hemos preparado este interesante articulo "expres", el tapón de la Expo, o así es como el diario ABC calificó en 1989 a nuestro querido y añorado "Tapón de Chapinas"...


Este gran "tapón" de tierra no era otra cosa sino la unión de dos orillas mediante un relleno artificial, que se creó para descongestionar la salida de Sevilla hacia Huelva, y que entre otras cosas también albergó las instalaciones deportivas de Chapinas...


Para los de cabellera plateada, nos da bastante pena recordar estas imágenes, es bastante triste ver el estado en el que se encontraba la pista de atletismo y la piscina totalmente desecada, ¡¡¡cuantos y cuantos ratos de deporte y ocio allí vividos!!!...


Como vemos en la fotografía, en 1989 las obras de la Expo estaban ya a todo trapo, tanto es así que podemos apreciar perfectamente los distintos movimientos de tierra junto al Monasterio de la Cartuja, y la recién instalada pasarela que conectará Torneo con la Isla a la altura del Jardín Botánico...


Solo viendo esta fotografía, nos podemos hacer una breve idea del trabajo ingente que se realizó para hacer realidad la Exposición de 1992, los millones de metros cúbicos de tierra removidos, los millones de hormigón vertidos y el gran cambio urbanístico y tecnológico que supuso para la ciudad...


Hoy en día pienso que el 99,9% recuerda la Expo del 92 con gran cariño y con recuerdos familiares muy especiales vividos en ella, por lo que me siento muy afortunado por haberla vivido y sentido.

ABC
Nuria Mayoral Garcia

sábado, 12 de agosto de 2017

La Avenida de la Borbolla...¡sin Borbolla!

Hoy vamos a tratar uno de los lugares más románticos que tuvo Sevilla, y aunque no vamos a profundizar en tecnicismos, si vamos a rescatar algunos de las Villas que se perdieron en la Avenida de la Borbolla...


Todo este entramado de Villas nace en torno a los años 20, en los terrenos de la Huerta de Zambrano. La Avenida toma el nombre del político sevillano Pedro Rodríguez de la Borbolla Amoscótegui de Saavedra. En ella trabajaron los arquitectos más importantes de la generación del 29 como Aníbal González, Juan Talavera o Pedro Fernández de Heredia. En esta parte de la ciudad la piqueta cogió empacho, tanto es así que lo primero que nos llama la atención es la Villa que hace esquina en la Calle Felipe II...


El empacho de derribos vino en dos fases, la primera a finales de los años 60 cuando al Ayuntamiento y a los organismos públicos le dieron por instalar sus edificios en los solares que ocupaban la Villas, y la segunda época llegó en los 80 cuando cayeron en la cuenta de que donde había una Villa de dos plantas podía construirse perfectamente un mamotreto de pisos que dejaba un buen dinero. Tenemos que señalar que ha día de hoy, Mayo de 2017, ninguna de las edificaciones supervivientes a la piqueta consta de protección patrimonial o histórica, por lo que esto lamentablemente todavía no ha acabado.
Bien, seguimos con nuestro paseo por el pasado, y ahora nos fijamos con mas detenimiento en una nueva panorámica...


Impresionante, ¿verdad?. es increíble pensar que todo esto se pueda perder pero es así de cierto, es más, de la fotografía que contemplamos el 45% de las Villas que observamos ya han desaparecido arrasadas bajo la piqueta...


Siendo reemplazado cada edificio por otro que no se puede ni calificar de mamotreto, tiene que haber un calificativo inferior, pero es que ni lo conozco. Por derribar, han derribado hasta la casa del señor que le dio nombre a esta Avenida, la casa de Don Pedro Rodríguez de la Borbolla...


La casa fue diseñada nada mas y nada menos que por Aníbal González y para mas inri era la única Villa Modernista de toda la acera...


Se levantó en 1914 y se derribó en 1968 por lo que solo disfrutamos de ella 54 escasos años, algo inadmisible e incomprensible, pues el valor artístico de la misma la hacía clara merecedora de haber sido conservada...


Pero es que no queda ahí la cosa, porque si algo sabe esta ciudad es borrar todo su pasado y dejarlo echo una caricatura. Si van ustedes paseando por la acera frente a la que estaba la Villa de la que le estamos hablando, verán un pedestal de mármol destrozado...


Pues bien, ese pedestal era el que sostenía un hermoso letrero que señalizaba el nombre del la Avenida, "Avenida de la Borbolla"...


Y que ha desaparecido con el paso de los años dejando nuestro querido Ayuntamiento tan solo el pedestal que lo sostenía a modo de banco-turístico para que el "guiri" de turno se siente en él mientras se come su helado de turrón mirando al Parque de María Luisa, vamos que del pobre político Don Pedro no ha quedado ni el nombre, bueno tan solo el Google Maps, porque físicamente en el lugar se lo han cargado absolutamente todo...


Yo creo que ni queriendo se puede hacer peor en esta ciudad, bueno sí, derribando y derribando mas edificios y construyendo mamotretos horrorosos en sus solares...


Y sí, ya habrán caído en la cuenta de que la Villa que estaba junto a la que construyó Aníbal González, también fue pasto de la piqueta, y ojito con lo que nos plantaron en su lugar, porque esto hiere a la sensibilidad y creo que no tienen tratamiento de cura...


Pienso que si no han seguido derribando es porque los dueños de los inmuebles no les hará falta liquidez y porque, gracias a Dios, explotó la maldita burbuja inmobiliaria ya que casi con toda seguridad esto hubiera seguido cayendo como si fueran fichas de dominó.

Fototeca de Sevilla
María Cuevas Moreno 


martes, 1 de agosto de 2017

Al menos salvamos los muebles...

Cuando le dedicas un total de 9 artículos a un lugar concreto de la ciudad de Sevilla, es porque algo te sedujo de él. Es lo que me pasó cuando conocí la historia de la desaparecida Farmacia Central, catalogado por muchos como uno de los comercios más importantes, relevantes y bellos que tuviera la ciudad de Sevilla. Este comercio tiene la paradoja de que es famoso tanto por sus comienzos, como por su triste final...


En esta tremebunda fotografía lo vemos, más bien no lo vemos, porque está totalmente sepultado bajo los carteles electorales de Alianza Socialista Democrática, que era ese partido formado por un batiburrillo del Psoe y otros más. Solo gracias a que dejaron la marquesina al descubierto, vemos el rótulo de la Farmacia...


Intento enfatizar con el momento, finales de los 70, y pienso que habría mucha cultura política, pero la historia se quedó por el camino, yo al menos lloraría desconsolado cada vez que pasase ante el edificio y viera el maltrato al que fue sometido hasta el último de sus días...


La Farmacia y el Hotel Venecia fueron los últimos en caer bajo la piqueta de toda la manzana que se derribó, antes cayeron el conjunto de casas que había entre ellos...


Tal era la ignorancia supina, que como apreciamos en la fotografía, no optaron ni siquiera por salvar los herrajes de las ventanas o balcones, ni siquiera retiraron los alicatados trianeros que había en la bodeguita que ocupaba la casa del centro de la imagen, y que eran muy conocidos por los sevillanos por la maestría y detalle de sus dibujos...


La agonía fue lenta, muy lenta, ya que derribaron las casas que vemos en una sola semana, mientras que mantuvieron el edificio de la Farmacia Central a medido derribar durante más de un año por los problemas de licencia que arrastraba la nueva edificación que ocuparía sus solar...


Como ya hemos comentado en artículos anteriores, de la Farmacia Central se salvaron los muebles y las columnas que daban paso a la trastienda o laboratorio. Fueron adquiridas por Victorina Clavijo para su farmacia de Morón de la Frontera, y allí siguen...


También compro parte de las pinturas de los techos, que fueron desmontados y adaptados al nuevo establecimiento, y donde aún puede apreciarse con total detalle pues están perfectamente conservados...


A día de hoy, cuando paso por la Plaza de la Campana y veo ese pedazo de mamotreto del "Ocaso", un edificio anodino, que no aporta nada a entorno, que solo muestra una dureza que para nada es acorde con nuestra identidad, me dan ganas literalmente de salir corriendo y no parar hasta llegar a Morón de la Frontera para entrar en la Farmacia de Doña Victorina y comprarme una caja de a kilo de dolalgial. No aprendemos de los errores y en este momento, mientras publico este articulo, seguimos derribando ladrillos de historia y arte sin que nadie ponga fin a este expolio eterno llamado Sevilla.

Farmacia Victorina Clavijo
Julieta Montilla Robles
ABC
Jose Lopez Montevideo

sábado, 22 de julio de 2017

La desaparecida casa del candil, de la Calle Candilejo.

Entre muchas de las leyendas que hacen única esta bendita ciudad, está la del "la vieja del candil y la cabeza del Rey Don Pedro"

Cuenta esta leyenda que una noche de correría nocturna, de las muchas que el Rey tuvo, topó de vuelta con un joven Guzmán con el que mantuvo un encontronazo a duelo. Blandían sus espadas cuando desde una de las ventanas que allí había, asomaba una vieja con un candil en mano. El Rey diestro en esgrima, atravesó de una estocada el pecho del joven dándole muerte en plena calle, la vieja asustada al ver el crimen, cerró rápidamente la ventana con tan mala suerte que dejó caer el candil a la calle. Horas después la familia del joven recogió el cadáver y el candil que en suelo yacía, sin dar tiempo alguno a la vieja de recuperarlo y evitar así sospechas de su persona como testigo. Sigue contando la leyenda que viéndose acusado el Rey por su corte de aquella muerte, encargó que localizaran al dueño del candil y que este hiciera una figura en barro con el rostro del presunto asesino. Días después la figura fue llevada ante el Rey y al ver que era su rostro esbozó una gran carcajada y burlándose de aquel hecho mandó poner la figura en una hornacina en la esquina donde mataron aquel joven, demostrando así una actitud desafiante y despectiva sobre aquella acusación. 

Bueno he creado una pequeña interpretación de la leyenda que es muchisimo mas extensa y detallada, pero que he pretendido acercarnos a modo de introducción para el analisis del articulo que hoy nos ocupa, la desaparecida casa de la vieja del candil...


Como vemos en la imagen, la casa existió y estuvo en pie hasta hace relativamente poco tiempo. Se levantaban cerca de la Plaza de la Alfalfa, concretamente en la esquina de la Calle Candilejo con la Calle Cabeza del Rey Don Pedro...


Su solar no está ocupado por ningún edificio hoy en dia, pero eso lo explicaré más adelante, vayamos primero con los detalles de la fotografía que son muy interesantes. Me encanta la figura de esa mujer con las cántaras al cuadril en busca de agua o leche, y como la familia que habitaba la casa tenía tan bella a la vez que humildemente engalanado el balcón con macetas cuajadas de flores...


De 1935 a 1937 se llevan a cabo unos terribles derribos en toda la Calle Candilejo con el fin de dar ensanche a toda la calle para el paso de carros desde la Calle Muñoz y Pavón a la Plaza de la Alfalfa, pues era muy complicado el trasiego de vehículos por la zona y obligaba a realizarlo con mulas o burros complicando muchísimo más cualquier trabajo en la zona...


Los derribos comenzaron por el extremo más cercano a la confluencia con la Calle Águilas, siendo la casa de la vieja del candil la última en ser derribada como podemos observar en la imagen...


Observamos en la fotografía de los derribos lo complicado de la operación, pues era todo a mano y con una condiciones de seguridad muy complicada para los trabajadores. Vemos como están a punto de desprender la puerta de entrada de la vivienda que está siendo derribada, y como al fono de la calle se atisba la fachada de otro edificio derribado que daba comienzo a la estrechez de la Calle Cabeza del Rey Don Pedro. Ojo al guardia que nos mira firme y con semblante serio...


Como hemos comentado, estos derribos nacen para dar ensanche a la Calle Candilejo, de tal manera que no se volvería a construir en la esquina que ocupaba la "casa de la vieja del candil"...



A su vez la calle tomaría mayor amplitud a todo lo largo, pasando de unos escasos 2 metros de anchura a unos 6 o 7 metros que mantiene en la actualidad, dando en aquello época una salida amplia a los carros hacia la confluencia con la Calle Águilas y la Plaza de la Alfalfa...


Hoy en dia, y como Sevilla tiene una idiosincrasia especial y sabe corregir y quitar las vergüenzas que nuestros mandatarios no tienen con ella, un vecino cuelga en su ventana un pequeño candil en memoria de aquella leyenda que nos hizo ciudad, nos hizo grande y nos hizo leyenda...


Todavía está a tiempo este Ayuntamiento o el que venga, de colgar una simple placa explicando la leyenda debajo o junto la Hornacina de la Cabeza del Rey Don Pedro, aunque me temo que esto sera como todo lo que pasa en esta bendita ciudad, alguna asociación vecinal que quiera luchar por la historia de su barrio y pongan de su propio bolsillo dicha placa, cosa que tristemente ha pasado ya muchas veces en Sevilla.

ABC
Julio Cabrera Moreno
Universidad de Sevilla

martes, 4 de julio de 2017

El muelle de la Macarena

El extrarradio de Sevilla, cuando pensamos en extrarradio lo primero que se nos viene a la cabeza son zonas como El Cerro, Pino Montano, Sevilla Este, pero ¿que era antaño el extrarradio?...


Como ven en la fotografía, las afueras de Sevilla no estaban muy lejos de lo que hoy llamamos Ronda Histórica, y es que el límite de la ciudad no estaba más allá de las Murallas.
Analicemos la imagen porque me parece bastante interesante. Lo primero la localización, si se fijan, al fondo tenemos la Iglesia de San Hermenegildo...


Vemos el hermoso lienzo de Murallas que aún se mantienen en pie, y pueden observar que no existe el actual foso frente a ellas, pues recordemos que todo el entorno era utilizado antiguamente como escombrera y ese foso está oculto en aquel entonces bajo esos escombros...


Y si ahora nos fijamos en la parte izquierda de la fotografía, vemos el detalle que verdaderamente hace importante a este documento gráfico, pues podemos observar el comienzo de lo que parece ser una especie de rampa...


Hoy en dia no tenemos pista alguna de esa rampa, pues todo el entorno ha cambiado por completo, y si no fuera porque se conservó el lienzo de Muralla, podríamos pensar que la fotografía no corresponde ni siquiera a Sevilla...


Pero seguimos investigando y buscando exhaustivamente en nuestro archivo fotográfico hasta que nos topamos con este precioso documento gráfico totalmente revelador...


Es la vista contraria a la imagen anterior, donde contemplamos en todo su esplendor la famosa rampa y todo el conjunto arquitectónico que compone al completo...


Como podemos observar, formaba parte de un muelle de carga el cual facilitaba la alimentación de unos depósitos que se ven en la parte derecha de la imagen, que deducimos como posible hipótesis que fueran de aceite o aceitunas, estando todo el conjunto cubierto por unos hermosos techos estructurales a remache. Lamentablemente ya no queda nada de estos elementos industriales y ha sido reemplazado por cuatro carriles de alquitrán que nos dan como regalo unos 10 grados más en el temido mes de Agosto...


Espero que hayan disfrutado de esta entrega y como siempre, les invito a la siguiente publicación la cual les prometo que será al menos igual de interesante.

ABC
Jose Maria Carmona Lorite
Nuria Marín Aguilar

martes, 27 de junio de 2017

El desaparecido polideportivo Virgen Macarena

Hoy vamos a tocar un tema al que sinceramente le tenía ganas, muchas ganas, ya que he vivido muy cerquita y sabía de su historia, el polideportivo Virgen Macarena...


Los abuelitos saben perfectamente de que les estoy hablando, pues pasaron muchas tardes en él, disfrutando de jornadas deportivas y competiciones provinciales. Estaba situado en pleno corazón del la Barriada del Carmen, donde hoy se levanta el Hospital Virgen Macarena...


Este junto con el de Chapinas eran los motores deportivos de Sevilla durante las décadas de los 50 y los 60, y si, no se extrañen los más jóvenes, nuestros abuelos y nuestros padres nacieron en el Parlamento de Andalucía, antes Hospital de las Cinco Llagas.
Estaba dotado de todas las infraestructuras necesarias para desarrollar cualquiera de las variantes que contiene el atletismo...


Y eran varias las escuelas que allí operaban, creando una de las mejores fábricas de atletas de toda la provincia, además de crear un espíritu sano entre la juventud de toda la ciudad...


Además, estaba dotado de un graderío bastante amplio, aun podrán recordar nuestros abuelos como aparcaban los coches en la gran explanada que había tras el Hospital de la Cinco Llagas...


Pero la expansión de la ciudad a finales de la década de los 50 fue brutal, y los nuevos barrios fueron engullendo todo el complejo, además de ser muy necesario la dotación de nuevas instalaciones médicas para Sevilla...


Esto provocó que a comienzo de los años 60, una reordenación de la ciudad en toda sus estructuras, colegios, ambulatorios y como nó, hospitales, por lo que se toma la decisión de cerrar el complejo deportivo para después levantar en él lo que hoy conocemos como el Hospital Universitario Virgen Macarena...


Se que el articulo de hoy ha tocado algún corazón sensible, y es que no podía dejar pasar la oportunidad de rendir este pequeño y humilde homenaje, a lo que fue sin duda alguna fue parte de motor deportivo de toda una generación de sevillanos...




Canal Sur
ABC
Jose Luis Lopez Frontela

miércoles, 21 de junio de 2017

La triste noche del incendio en San Julian

Cuando me he puesto a revisar los vídeos que tenemos en nuestro portal de Youtube, "el pasado de Sevilla", he caído en la cuenta de que uno de los vídeos había sido subido a la plataforma sin pasar antes por la página oficial del pasado de Sevilla por lo que haremos un articulo express para difundirlo y publicarlo como se merece, hablamos concretamente de "La historia del incendio de San Julián"...


Aclarar que las imágenes que aparecen en el vídeo no tienen porqué ser las correctas en el orden cronológico de incendios que sufrió esta hermandad, pues no fue solo uno el que sufrió, sino un total de dos, el primero en San Julián, y el segundo en San Marcos...


En el primero, el de San Julián 1932, la Hermandad pierde el Crucificado y la Virgen atribuida a Martínez Montañés...


Pero por desgracia no solo quedan las cenizas de estas dos imágenes esa noche en San Julián, pues también arde la Virgen Gloriosa de la Hiniesta, una talla de origen medieval de valor incalculable...


En el segundo incendio, está ya en San Marcos 1936, se pierden tanto el Cristo como la Virgen que Castillo Lastrucci tallara en sustitución de las pérdidas en 1932. De estas cosas solo podemos aprender que primero, la pérdida de una vida humana no está nunca justificada bajo ningún motivo y mucho menos por una guerra, y segundo, el arte y la historia no son partícipes de ningún conflicto y sabiendo valorar esto tenemos que ser capaces de separar el valor artístico de una creencia o religión, ya que su destrucción no abre ningún camino de diálogo o entendimiento y si una pérdida patrimonial , cultural e histórica que va en cualquier caso en perjuicio de todos, tanto creyentes como no creyentes.

Filmoteca Nacional
Fototeca municipal de Sevilla
Archivo Zarrías
Antonio Lorite Moreno