De orgullo de Sevilla, a Barrio Sésamo

Cuando vemos lo que hace Sevilla con su historia, nos damos cuenta de lo malos que somos nosotros mismos con nuestra propia ciudad, sino pongan atención al artículo de hoy, por que verán como acaba la cosa...la cosa tiene guasa tela.
Vamos a viajar en el tiempo, concretamente hasta 1929...


Bonita fotografía, ¿verdad?. Estamos viendo uno de los trenes que hacían las delicias de los visitantes en la exposición iberoamericana de 1929. Era cuatro locomotoras las que habían, La Niña, La Pinta, La Santa María y La Sevilla.
Esta que vemos no se cual es de todas ellas, pero si el lugar donde se capturó a modo de imagen....


La imagen esta tomada en la Avenida de la Raza, en la esquina de Galerías de Exposición, unas naves enormes que fueron pabellones de exposición y que aún están en pié...


Esta tomando la curva de la desaparecida Plaza de los Conquistadores, para de nuevo retornar a la Plaza de España...


Era una recorrido bastante largo de más de 5 kilómetros y con varias estaciones a lo largo del trayecto...


Pero ahora vamos a la madre del cordero, ¿que pasó con esas 4 locomotoras?, y sí, vayanse poniendo en lo peor.
Acaba la exposición, y las locomotoras son tiradas en un almacén tras el Parque de Maria Luisa. De ahí salen en contadas ocasiones. Después una se traslada a un parque infantil y las otras a unos locales bajo el desaparecido puente de la Enramadilla.
Ahora viene el verdadero maltrato...un alcalde las quiere recuperar para un proyecto de ocio en la ciudad, pero cuando el consistorio cambia de manos, el alcalde entrante dice que nones...y así van pasándose la bola de alcalde a alcalde durante mas de 20 años. Os suena, ¿verdad?, ellos a lo suyo y quien pierde siempre es la ciudad.
Pasan los años, el deterioro y el abandono continúa, tanto es así que no se logran vender ni para chatarra, hasta que se logra un acuerdo con un empresario que se las lleva a Madrid, bueno, se lleva dos de las cuatro, por que una acaba en Sturrgart, Alemania...


Otra en los bajos de la estación de Santa Justa, donde al menos se conserva de la corrosión y el vandalismo, y las otras dos que fueron a Madrid, ahiii las otras dos!!!..., ¿se acuerdan de ese programa infantil de los 80, que dió forma y creatividad a toda una generación española?, si Barrio Sésamo, púes allí, en la intro de ese programa podíamos ver a nuestras dos últimas locomotoras....


Pues fueron desguazadas para poder reconstruir una totalmente funcional para el parque de atracciones de la Casa de Campo de Madrid, donde fué grabada dicha intro.
Así acabaron cuatro locomotoras que fueron parte importante de la historia de nuestra ciudad, y que durante un año hicieron la delicia de mas de medio millón de personas que hicieron uso de él...


Esta ciudad es un auténtico desastre para con su patrimonio, y no somos capaces de formar a alcaldes y delegados que quieran y sepan mirar por el futuro de nuestro patrimonio o de nuestra historia, que sean capaces de dejar a un lado su ombligo político y velen de una vez por nuestra ciudad y su historia. 
En 2017 tenemos un nuevo reto, una ultima oportunidad de redención, El Puente de Hierro, que permanece arrumbado bajo el Quinto Centenario expoliado por los vándalos.

...Continuará...

Domingo Lopez Río
Aavv amigos de la locomotora

4 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Ciertamente que esta ciudad es un poco madrastra de sí misma. También en la Expo'92 se construyó un teleférico que acabaron por desmontar. Uno, en su poquedad, no entiende estas costosas instalaciones tan efímeras, a las que se suma otros malos tratos del patrimonio como la actual Plaza del Duque.

Saludos.

Tania (Sevilla desde La Giralda) dijo...

Desconocía esta historia,
me ha resultado muy interesante. Gracias por compartirla.

Saludos.

Isidoro Macarena dijo...

gracias por el trabajo.saludos

el pasado de sevilla dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Es un placer leeros.