El nazareno motero

Si existe una fotografía por antonomasia que cada cuaresma resucita en redes sociales o blogs, es sin duda la del nazareno motero...


No sabemos qué embrujo esconde esta fotografía, que todo el mundo le entusiasma cuando la vuelve a ver. Puede que sea esa Giralda asomando, esa querida Vespa que nos recuerda los años mozos, o esos elegantes coches que entonces sí que eran de chapa resistente, no ahora, o tal vez sea ese simpático nazareno de ruan desafiando a la física manteniendo como nadie ese capirote de metro y medio en su sitio,  pese a los botes de los adoquines o al viento de la velocidad motera...


Pero hay una pregunta que muchos amig@s del pasado de sevilla me repiten todos los años y que nunca he contestado en público y si en privado, ¿dónde demonios está realizada esta fotografía?. Espero con esta publicación despejar para siempre las dudas de todo aquel que vive intrigado, así que vamos al lío. La primera clave la tenemos en el centro de la fotografía, en la parte superior...


Asoma como quien no quiere la cosa, una torre de un edificio bastante conocida por los sevillanos, y que por la calidad de la imagen cuesta distinguir a quien no este muy familiarizado con el, pero yo se los aclaro inmediatamente...


Efectivamente es el edificio La Aurora, construido en 1933 en pleno corazón de la Avenida de la Constitución. Ya con la pista de este edificio y la orientación que nos da la Giralda, sacamos perfectamente la diagonal que nos marca el encuadre de la fotografía, y que hoy en día sería imposible de reconocer si no acudiremos a archivo fotográfico de Sevilla, pues ya no existe nada de lo que vemos en la imagen...


Lo que vemos tras el nazareno motorista, es la fachada de las desaparecidas naves del puerto, donde se almacenaba las maderas descargadas en el muelle del carbón, justo al final de la Calle Almirante Lobo, y donde posteriormente levantó su edificio La Previsión Española...



Las naves se encontraban en total estado de abandono desde los años 70, es el motivo por el que las ventanas ya aparecen tapiadas en toda la fachada, aunque siguen siendo perfectamente reconocible la mampostería de ladrillo visto que adornaba los paños de la fachada y toda la cornisa...


A mediados de los años 80, toda la manzana es derribada por completo, por lo que desaparece todo resto de un pasado portuario, y es entonces cuando el Arquitecto Moneo nos planta allí el pedazo de mamotreto para mayor gloria de Sevilla y como telón de fondo a la Torre del oro...


Espero con esto dejar calmada las dudas de muchos amig@s y que como no, haber dado el homenaje merecido con esta humilde publicación  a una fotografía tan entrañable como querida por muchos sevillanos.

ABC
Mauricio Lopez Cortazar

No hay comentarios: