El pueblo de San Bernardo

Sevilla tenía una idiosincrasia que la hacía muy especial, y eran esos barrios que conformaban sus anillos exteriores, los cuales eran verdaderos pueblos dentro de una misma ciudad. Los mas recientes pudieran ser Amate, Pino Montano o el Cerro, pero antaño vivíamos esas experiencias en lugares como Nervión, Heliópolis o San Bernardo, vaya como muestra esta fotografía que muestra poco, y lo dice todo...


Estamos en una hermosa tarde de Miércoles Santo, y el Señor de la Salud ha comenzado su estación de penitencia. ¿Que estampa, verdad?, como sacada de un pueblo cualquiera de nuestra provincia.
Nos encontramos en la Calle Gallinato, una de las calles que mas solera tuvo, y que hoy por desgracia encontramos un tanto diferente.
Para localizar la calle he usado dos fotografías que nos confirmaran que es la Calle Gallinato...


la primera...


Vemos a la Virgen del refugio en la misma calle, y de ella extraemos dos claves, la primera es la tapia con el patio que tenemos a la derecha...


La segunda, el canalón que aparece tras el Cristo de la Salud y que también vemos en la imagen de la Virgen del Refugio...


Eso nos marca una casa muy particular en dicha calle, pero que por desgracia ya no existe, y es ahí donde entra en juego la segunda de las dos fotografías aportadas para despejar la incógnita...


Ahí ven la casa, que estuvo tapiada hasta principios de los 80, siendo entonces cuando se procedió a su derribo para levantar otro inmueble en su lugar...


La perdida del pequeño comercio, la inseguridad que nos rodea o esta nueva sociedad del siglo XXI, hacen que estos barrios hayan perdido ese estilo de vida tan peculiar, y que al menos renace en algunos de ellos cada Semana Santa, cuando la cofradía de su barrio toma las calles. De ahí que siempre defienda, que creyente o no creyente, las cofradías son un pilar de la sociedad e historia de Sevilla, y eso siempre deberá estar por encima de cualquier color o idea política.

Lourdes Cano Prieto
Universidad de Sevilla

No hay comentarios: