Ser romano en Sevilla

No suelo publicar dos artículos seguidos pero los acontecimientos que hemos vivido esta semana atentan contra la estabilidad de nuestras tradiciones y ni entiendo ni comprendo el tratamiento mediático que se le está dando a un hecho que no deja de ser anecdótico. Las cosas, como todo en la vida, tienen la importancia que le queramos dar y a veces el pararse a reflexionar antes de emitir un veredicto evita males mayores, eso ya no se hace en Sevilla.
Resulta que esta semana la policía local detiene el tradicional ensayo de los Armaos por la denuncia de un vecino ante los ruidos causados. Cinco minutos después la prensa sevillana, autodenominada "Prensa Morada", provoca unos acontecimientos fuera de lugar tanto en los medios escritos como en redes sociales dando a entender que se acabó, el ver, el tradicional ensayo por las calles macarenas...y que el director de la banda fue reprendido por negarse a identificarse ante la policía local. Bien, esto último se desmiente por parte de la Hermandad 20 minutos después, y al dia siguiente el Alcalde concede un permiso especial para que continúen los ensayos con un horario estipulado, con la promesa de fijar un acuerdo para años venideros.
Hoy, 23 de Marzo del 2017, la prensa vuelve a publicar dos artículos que intentan crear alarma social sobre este tema cuando ya está todo desmentido, consensuado entre las partes afectadas y con una solución en marcha. ¿Que se pretende de todo esto?, ¿cual es el fin de seguir alimentando una polémica absurda e inexistente?...pues sin duda con un fin político que para nada tiene que ver con nuestras tradiciones. Pido por tanto una reflexión por parte de todos, que intentemos crear nuestra opinión sin basarla en lo que nos cuente un periódico porque esto no perjudica a nadie y nada más que a nosotros mismos y nuestras tradiciones, y como estamos comprobando no viene nadie de fuera a destruir nada, somos nosotros mismos los que desde dentro nos estamos encargando de eliminar 450 años de tradición, diálogo, entendimiento, supervivencia, comprensión y fe.
Y ahora si, ser romano en Sevilla...


Sevilla tiene la idiosincrasia de que para ser romano no hace falta haber nacido en Italia, ni haber servido bajo el mando de Marco Antonio, solo basta con una cosa, sentirse macareno.
Estamos a principios del siglo pasado y ante nosotros tenemos a la Legión III que luchó por dejarnos la herencia de saber lo que es sentirse macareno y sobre todo para que Sevilla no perdiera una de esas "miles de gotas de gloria", que la hacen diferente al resto del planeta. La fotografía es entrañable, y como anécdota contaros que le he encontrado bajo el "etiquetado", de guerra civil en Sevilla, cuanto menos curioso y preludio de lo que muchos ya quisieran.
Si nos fijamos en el corte marcial, demuestra que la categoría no viene dada con los siglos, en Sevilla ya se nace con ella..,


Llama la atención los componentes la primera fila que vemos en la parte derecha de la imagen, y que nos da fiel testigo de una época...


Reloj al bolsillo, el trabajador con su faja aún puesta después de haber estado todo el día partiéndose el espinazo o ese pequeñín que blande su espada de madera soñando con portar la coraza algún día tras el Sentencia, no se, ¿que crónica mejor escrita que la que relata esta fotografía?.
Y como siempre, tenemos la motivación por desvelar donde pudo ser captada esta hermosa instantánea, y para ello os doy una clave, miren la esquina de la acera derecha...


Hoy en día bastante singular y que aún es reconocible, és esa esquina curva que permitía a los carros tomar la calle con mayor comodidad, y ese balcón enrejado cúal ventana del Pópulo. Mirenla y comparen con esta otra que les muestro...


Efectivamente, para los que ya han acertado estamos en la Plaza de San Gil, rodeando la Parroquia de San Gil Abad y desfilando gallardos ante los vecinos que curiosos y entusiasmados por lo que ya está cerca, los miran como fieles soldados de una fe que para nada daña a nadie y que llena de Esperanza muchos momentos muy duros de la vida...


Me despido esperando un futuro mejor donde el diálogo, la tolerancia y la transparencia nos haga mejores personas, sabiendo que con estas premisas nadie podrá con 450 años de historia y tradición.

Fototeca Universidad de Jaén
Antoni Nuñez Congresa

No hay comentarios: