sábado, 29 de abril de 2017

Vámonos pa la Feria en coche, pero en ¡coche, coche!

Ir a la Real de la Feria a caballo o en coche de caballos ha sido de toda la vida lo más normal del mundo, ¿o no?...


Estas dos jóvenes nos demuestran que pasear por el Real de la Feria puede resultar muy divertido y que hay maneras muy diferentes de hacerlo, y porque no, a lomos de un cochazo, pero no un descapotable ni dentro de un rolls royce, en lo alto del paragolpe, sí señor.
Viendo los detalles de la fotografía, vemos rápidamente que estamos en el antiguo emplazamiento del Prado de San Sebastián, y sino, fijense en el edificio que se ve al fondo...


Efectivamente es la Plaza de España, y las casetas que vemos a la izquierda están en lo que hoy conocemos como Parque del Prado de San Sebastián, concretamente donde se quiso levantar hace unos años una biblioteca que después se declaró ilegal, ordenando su derribo, la Calle Diego de Riaño...


Hoy en dia alli no queda ni rastro de aquella mítica feria, e incluso se baraja el volver a ubicarla en otro nuevo entorno pues algunos aluden que los Remedios ya se ha quedado pequeño...


Fuera como fuere, hemos disfrutado y reído con esta simpática fotografía, y qué duda cabe, que imágenes como esta son meras anécdotas que solo saben ofrecer la idiosincrasia del pueblo como es el sevillano.

Correo Andalucía
Antonio Romera Garcia

jueves, 27 de abril de 2017

Edificio El Coliseo, un insulto a la inteligencia

Hoy vamos a tocar un tema muy delicado, bastante, pues hablaremos de uno de los edificios monumentales más importantes de la ciudad, el Coliseo de Sevilla...


Este increíble edificio de corte regionalista y antiguo teatro, fue proyectado en 1924 como cine, el Cine Reina Mercedes, y fue levantado sobre el solar que dejó el trágicamente derribado Convento de Santo Tomás. En 1929 pasaría a ser Teatro Reina Victoria...


En 1931 el gobierno de la República le volvió a bautizar como Teatro Coliseo España...


El edificio se fue manteniendo tanto estructural como funcionalmente, en perfecto estado de forma hasta finales de los 60, que por cierto es una década desastrosa para gran parte de la arquitectura urbanística de esta ciudad... 


A principio de los años 70, el edificio carece de toda vida, ya que el teatro es clausurado y se hace económicamente insostenible para los propietarios del inmueble el mantenimiento del mismo. Una parte de él lo adquiere el Banco Bilbao Vizcaya, hoy BBVA, y otra es comprada adquirida por la Junta de Andalucía. La parte que toma el banco es reformada completamente por lo que se pierde todo el interior de edificio, aunque esa obra no afecta a la parte del teatro en sí, patio de butacas y palcos, pues todo lo demás era era parte de la Junta de Andalucía años después.
Ahora viene lo doloroso, "advertencia, si eres sensible al maltrato histórico-patrimonial de Sevilla, no sigas leyendo", 1987 la Junta comienza con las obras de reformas del edificio, pues ha planeado ampliar las oficinas de la Hacienda Pública de la Calle Santo Tomás en este edificio, y es cuando entra de lleno la piqueta, pero....en plan "aquí no va a quedar nada". Por lo pronto, la impresionante lámpara de araña que cuelga en el centro del teatro, es desmontada y trasladada al Teatro Lope de Vega, donde se encuentra aun...


El patio de butacas y los palcos, desaparecen de un piquetazo, y en el enorme hueco se levanta estructuralmente un edificio que será dividido y transformados en las actuales oficinas de Hacienda...


Imaginen que el edificio es un huevo gigante, y que estos arquitectos tan "moernos" nos han dejado tan solo la cáscara. Pues bien, ¿cuántos de ustedes no han ido tranquilamente paseando por la Avenida de la Constitución, y fijándose en esa hermosa fachada regionalista del Coliseo, preguntandose,  cómo de impresionante será el interior, si ya de por si el exterior es exquisito?, aquí la respuesta...


Como buen edificio regionalista sevillano, todo su interior, vestíbulos, salones, patios, cafeterías, estaban ricamente decorados de ese exquisito azulejo trianero que aun vemos en su fachada, y que según las crónicas, eran dignas del mejor museo de arte. Esos azulejos fueron arrancados, y gracias a dios o a un ojo vigilante, no fueron expoliados, pero eso si, yacen tirados en cajas en los sótanos de patrimonio de la Universidad de Sevilla, esperando no se sabe bien a que, si a que se desintegren con el paso del tiempo o aque se coloquen en un chalet en Simon Verde...


He decidido terminar aquí esta publicación y no seguir editando fotografías del desastre que se ha cometido, porque creo que ha terminado la parte "denuncia" y todo lo demás quiero que sea un respeto por el pasado de uno de los edificios monumentales más bellos que tuvo sevilla, ya que como bien he titulado, lo que queda ahora es simplemente fachada, un insulto al cuidado de nuestro patrimonio, a la inteligencia de todos los sevillanos que siempre hemos admirado ese edificio y del que tan solo nos queda la cáscara. No se que mosca le ha picado a esta bendita ciudad, pero todo lo que huele a regionalismo fué, és y será pasto de la piqueta...y lo más grave es, que lo que va detrás nunca aporta valor artístico o arquitectónico a Sevilla. en fin, que alguien reflexione sobre esto por que nos queda muy poco de sevilla y no veo mucho interés por conservarla.

ABC
Universidad de Sevilla
Juan Mari Lopez Gutierrez

domingo, 23 de abril de 2017

Sevilla y su desamor con Cervantes

Hoy dia del libro, queríamos aprovechar para lanzar una reflexión sobre cuanto invierte sevilla en cultura y si sabe rentabilizar su historia literaria, pues quien piense que Sevilla siempre le dio la espalda a la cultura y la historia está muy equivocado, es más, hubo un tiempo en el que esta bendita ciudad fue adalid de un movimiento cultural, después repetido en otras capitales de España, y que se conoció en aquel entonces como "la ruta cervantina". Todo comenzó en 1915, José Gestoso y Luis Montoto crearon una junta, la cual entre muchos proyectos ideó el de la creación de 25 azulejos de Mensaque, los cuales estaban repartidos por diferentes puntos de la ciudad y difundiendo la relación literaria entre la ciudad y la obra de Cervantes, siendo colocado en 1916 el primero de todos en la Puerta de Jerez, concretamente en la fachada de la Capilla de Santa Maria de Jesus...


Como podemos observar en la fotografía, fue un acto de lo más concurrido, llamándonos poderosamente la atención la cantidad de sombreros que aparecen en la imagen y como en un pequeño plano de la izquierda tenemos al vendedor de almendras mirando hacia la cámara...


Del azulejo poco podemos destacar en la fotografía, aunque sí sabemos por las crónicas de aquel día, que era diferente en cuanto a fisonomía y composición, pues además de explicar brevemente que consiste en el primero de otros 24 que serán inaugurados posteriormente, también traía una leyenda de un pasaje de una de las obras de Cervantes que lo relacionaba con el entorno...


Como todos podemos comprobar en la actualidad, el azulejo ya no se encuentra en la fachada, pues este con otros seis, han desaparecido de sus respectivas ubicaciones sin que sepamos nada de su paradero...


Es por esto, que la ciudad o al menos la parte de los sevillanos que la queremos, amamos y cuidamos, debemos estar enormemente agradecidos a la Asociación Ben Baso, la cual desde 2016 se está esforzando, preocupando y luchando para que la totalidad de los azulejos sean repuestos, restaurados y recolocados en su emplazamiento original...


Esperemos que el fin de esta causa llegue a buen puerto, y desde aquí, el pasado de sevilla, les brindamos todo el apoyo, ayuda y ánimo que necesiten.

ABC
Asociación Ben Baso
Manuel Estrada Benitez

viernes, 21 de abril de 2017

...Y llegó el Ave a la Calzá

Hace unos meses se dedicó una calle a Pascual Gonzalez, algo muy merecido púes este señor da su corazón por Sevilla y por su barrio de la Calzá. Nosotros también le vamos a homenajearle a él y al 25 aniversario de la llegada del Ave a Sevilla, desde esta pagina dedicándoles esta publicación con todo nuestro cariño.
El artículo de hoy, enlaza con este otro "la Calzada de mí memoria", ampliando el cambio brutal que sufrió el barrio en los años que se fraguaba la Exposición universal del 92...


Estamos subidos en lo alto del desaparecido puente de la Calle Oriente, y frente a nosotros la actual Calle Juan Antonio Cavestany. Los que la conocimos así, nos parecía totalmente imposible que aquello fuera a desaparecer de allí algún día...


Algunos ya estábamos acostumbrados, o mejor dicho, malacostumbrados, a pasar por las vías bajo el puente para atajar y llegar al barrio de San Bernardo, evitando dar el rodeo de Luis Montoto.
La revolución urbanística que supuso la eliminación de las vías, solo se comprende viendo imágenes como estas...


Pensemos que Sevilla se encontraba "literalmente", dividida, y que el día a día del trafico rodado o del peatón, era mucho más complejo...



Antaño la vida era más simple o sencilla, y los descampados eran las guarderías y patios de recreos de la chavalería de todo el barrio, siendo los que estaban frente a Santa Justa, unos perfectos "campos de fútbol" improvisados...


Cuantos pantalones hemos roto allí, ¿verdad?. Nuestras madres no tenían esos miedos que por desgracia han tomado nuestra sociedad en estos días, y que nos dejaban ser una juventud mucho más activa, sociable e inocente...


El barrio ha cambiado, pero todavía guarda algo de aquella esencia, de su gente y sus calles, y es por eso que todavía le sigue cantando y piropeando su vecino más enamorado, Pascual Gonzalez...



Julio Becerra Tocar
ABC
Universidad de Arquitectura

lunes, 17 de abril de 2017

Un pedacito de historia detrás de un anuncio

Estos días he visto en Facebook una fotografía muy curiosa que ya pasó por esta humilde pagina hace ya algunos años y que titulé "¿has echado fli-fli?"...


En aquella publicación hablamos de la "guasa" que se traía la fotografía, del producto que el señor del sombrero anunciaba, FLIT, y también citamos la fecha en la que se realizó, 1934, pero en ningún momento hablamos de la localización en la se se hizo. Al ver de nuevo la imagen, siento que se me quedó esa espinita de no completar el articulo como se debe, y he decidido que este es la segunda oportunidad que me voy a conceder para resarcirse de aquello.
Lo primero que vamos hacer es buscar un objeto de referencia, y que objeto más claro que el edificio que vemos en la parte derecha de la imagen...


Por logica y algo de veteranía en analizar fotografías antiguas de sevilla, me he centrado en dos detalles, primero el torreón y segundo lo peculiar de la forma que tienen las ventanas del edificio, detalles muy particulares y bastante común en muchos pabellones de la Exposición Iberoamericana de 1929. He analizado todos los edificios de aquella exposición hasta que encontré el que vemos en la fotografía, el desaparecido Pabellón de Extremadura...


Este edificio fue lamentablemente derribado, por lo que para encontrar su antigua ubicación he recurrido a un mapa de la Exposición donde se detallan meticulosamente la localización que ocupaban todos los pabellones...


Ahí lo tienen, estaba junto a la Plaza de España, tran el Pabellón de Brasil, en lo que hoy conocemos como el Parque del Prado de San Sebastián. Pero vamos a ir mas allá, y vamos a averiguar la disposición concreta del Pabellón, y cual era su ubicación exacta, es decir, el alzado del edificio...


Como vemos en la imganes, era un edificio de dimensiones bastante grandes, con dos patios interiores divididos por un edificio auxiliar y el torreón...


La fachada principal daba a la Avenida de Portugal, y era una verdadera joya arquitectónica, que tristemente no fue merecedora del indulto de la temible y odiada piqueta sevillana...


Es un tema que ya he hablado muchas veces con mi hermano Francisco Jose Roman Martinez, y que nunca llegamos a entender, pues de haberse conservado todos los pabellones, Sevilla sería hoy en dia una ciudad privilegiada arquitectónicamente hablando, y con una atracción turística bestial, pero se entiende que no lo debieron de ver tan claro y arrasaron con el 90 % de todo lo que se levantó para aquel acontecimiento tan único y especial.
Pues bien, una vez que ya tenemos todos los datos necesarios, podemos localizar perfectamente la fotografía y ya por fin sacarme esa espinita que llevado más de cinco años clavada en este rancio corazón sevillano...


Espero que hayan disfrutado esta publicación tanto como lo he hecho yo, y les espero en el siguiente viaje al pasado de Sevilla.

Archivo ibero 29
Jose Liebana Martin

viernes, 7 de abril de 2017

...Nos cargamos el telón de fondo

He leído en alguna que otra ocasión, que la Semana Santa sevillana es una especie de obra mágica de teatro efímera, que magistralmente se pone en pie por más de 400 años sin que se altere la unión de la litúrgico y lo representativo.
Pero de pronto empezó a surgir un problema, un gran problema, y es que el halo que envolvía esa magistral obra, empezó a venirse abajo, púes nos dio por destrozar el telón de fondo que protegía toda esa obra...


Observen la imagen, aquí hay mucha tela que cortar, y muchas lagrimas derramadas años después. Tenemos ante nosotros a la Hermandad del Santo Entierro realizando la estación de penitencia por la Plaza del Duque, si, si, por la desaparecida Plaza del Duque, por que lo que tenemos ahora es una estación de autobuses y taxis...


De todo lo que ven en la fotografía, no queda absolutamente nada, y no se vayan a pensar que de esto hace 150 años, por que entre nuestros lectores tenemos algún que otro abuelo que recuerda esta vieja plaza como la vemos en la imagen.
En primer plano, tenemos a la derecha el desaparecido Palacio de Sanchez Dalp. Mas atrás y que no aparece en la fotografía, estaría el de Palomares. Seguido al de Sanchez Dalp, vemos el desaparecido colegio de Alfonso X el Sabio, y de fondo tenemos el que fuese Gran Hotel Venecia, una verdadera maravilla arquitectónica de la que ya hemos hablado en alguna que otra ocasión. Todo desapareció entre la década de los 60 y finales de los 70 para convertirse en lo que hoy es el gran monopolio Corte Ingles, Ojo, recordemos que la desaparición del Mercado de la Encarnación fue también de la mano de estos derribos, pues en su solar estaba proyectado unos grandes aparcamientos que darían soporte a el Corte Ingles del Duque...


Como ejemplo de esta gran y basta destrucción "piquetera", tenemos otra curiosa fotografía que nos muestra como nuestra amor por la ciudad y su historia fue desapareciendo del corazón de nuestros dirigentes...


Bonita mañana de Viernes Santo, y ante nosotros el Señor de la Salud de la Hermandad de los Gitanos, de vuelta a su Templo de San Roman, de donde muchos "rancios" como el que les habla, lo echamos de menos.
El paso va andando frente a una desaparecida fachada regionalista de toque elegante y detalles trabajados...


Es la desaparecida fachada de la Universidad de Bellas Artes de Sevilla. Aquí el ensañamiento fue de un grado mayor si cabe, pues ademas de derribar la fachada, también se echó abajo el interior de todo el edificio,  y ya sabemos los interiores tan ricos y exquisitos que tienen los edificios regionalistas sevillanos, tanto en techos como suelos y azulejos.
en su lugar, nos regalaron una fachada total mente ascética de todo lo que tenga que ver con el arte o buen gusto, acompañado de un interior que a veces y según por que estancia vayamos caminando, da la sensación de estar aun inacabado...


Retomando el primer párrafo de este artículo, es por eso que no nos debemos de extrañar que hermandades como la de Monserrat, hayan reflexionado esta pre-cuaresma el cambiar su recorrido y evitar pasar por la Plaza de la Magdalena, púes además de evitar ese parón que tienen, querían eliminar ese trozo de recorrido que tan poco agradece al encanto y la belleza que pueda tener el transcurrir de una cofradía.
Amig@s, Sevilla esta en nuestra manos, y de ellas depende que su historia se conserve, o incluso reconstruya. ¿Progreso?, claro que sí, siempre y cuando no vaya de la mano de un solo derribo que forme parte de nuestra historia y nuestra cultura.

Julio Lopez Yundari
ABC

martes, 4 de abril de 2017

El color de una Semana Santa en blanco y negro VI

Sexta entrega de los trabajos de reconstrucción y coloración, de algunas de las fotografías más significativas de nuestra Semana Santa. Presten especial atención a las de la Hermandad de la Candelaria y su antiguo discurrir por Madre de Dios.
Devolverle el color a estas imágenes en blanco y negro, nos ayuda a descubrir matices no apreciables de ninguna otra manera...




Francisco Jose Roman Martinez

domingo, 2 de abril de 2017

Participa y denuncia...

Hoy vamos a dedicar esta publicación a un nuevo apartado en el pasado de sevilla, que hemos decidido titular "La denuncia del mes".
Sobrepasar el millón de visualizaciones desde que se creó la página o recibir en torno a las 3000 visitas diarias, nos hace plantearnos la dirección que queremos seguir y nos ayuda a dar un pasito más en esta batalla de denuncia y lucha contra la destrucción del patrimonio histórico de Sevilla. Es por eso que queremos contar con todos vosotros, y usar este portal como voz para todos aquellos que quieran aportar su granito de arena a esta causa...


Para ello os facilitamos el correo electrónico de la página, elpasadodesevilla@hotmail.com, donde podreis remitir las fotografías que penseis que reflejan lo que es un atentado contra el patrimonio de la ciudad de Sevilla, ya sean edificios históricos, calles, mobiliario, etc, y la cual expondremos en el lateral de la página durante un mes, además de difundirla por las diferentes redes sociales que tiene el pasado de sevilla, de tal forma que dicho desmán no pase desapercibido para al menos todo ese grueso que nos visita a diario, y quien sabe si con ello remover alguna conciencia de un posible responsable.
Un saludo, y esperamos vuestra colaboración, recordar que somos vuestra voz y no estamos solos.


sábado, 1 de abril de 2017

Restauraciones que mas bien son derribos

Hay restauraciones y restauraciones, y en Sevilla por desgracia algunas tienen guasa.
Vámonos de cofradías que verán de qué vá la cosa...


1910, el palio de la Virgen de Las Lágrimas comenzando la estación de penitencia desde Santa Catalina. Ustedes dirán, ¿Santa Catalina?, no lo parece. Y es que mucho se habló de la colocación de la portada de Santa Lucía en Santa Catalina durante la restauración de 1923, pero nos olvidamos de la otra puerta lateral...


Y es que la puerta que hoy aparece desnuna, estaba cubierta antaño por esta otra de estilo neoclásico, y que fue retirada en la restauración que Juan Talavera dirigió sobre este templo...


Esta restauración vale como ejemplo para respaldar esa teoría que nos dice que el barroco sevillano fue mutilado por el neoclasicismo, siendo este arrasado posteriormente por el regionalismo sevillano, que también trajo duras consecuencias para el patrimonio de nuestra ciudad...


Hoy en día parece impensable la recuperación de aquella antigua portada, pero todo puede pasar en esta bendita ciudad de María, Soñemos pues...


Por cierto, cuanto añoro el sayón de la trompeta del misterio de los caballos, a ver cuando la Hermandad decide recuperarlo, lo cual sería todo un acierto.

Instagran Hermandad de la Exaltación