...Nos cargamos el telón de fondo

He leído en alguna que otra ocasión, que la Semana Santa sevillana es una especie de obra mágica de teatro efímera, que magistralmente se pone en pie por más de 400 años sin que se altere la unión de la litúrgico y lo representativo.
Pero de pronto empezó a surgir un problema, un gran problema, y es que el halo que envolvía esa magistral obra, empezó a venirse abajo, púes nos dio por destrozar el telón de fondo que protegía toda esa obra...


Observen la imagen, aquí hay mucha tela que cortar, y muchas lagrimas derramadas años después. Tenemos ante nosotros a la Hermandad del Santo Entierro realizando la estación de penitencia por la Plaza del Duque, si, si, por la desaparecida Plaza del Duque, por que lo que tenemos ahora es una estación de autobuses y taxis...


De todo lo que ven en la fotografía, no queda absolutamente nada, y no se vayan a pensar que de esto hace 150 años, por que entre nuestros lectores tenemos algún que otro abuelo que recuerda esta vieja plaza como la vemos en la imagen.
En primer plano, tenemos a la derecha el desaparecido Palacio de Sanchez Dalp. Mas atrás y que no aparece en la fotografía, estaría el de Palomares. Seguido al de Sanchez Dalp, vemos el desaparecido colegio de Alfonso X el Sabio, y de fondo tenemos el que fuese Gran Hotel Venecia, una verdadera maravilla arquitectónica de la que ya hemos hablado en alguna que otra ocasión. Todo desapareció entre la década de los 60 y finales de los 70 para convertirse en lo que hoy es el gran monopolio Corte Ingles, Ojo, recordemos que la desaparición del Mercado de la Encarnación fue también de la mano de estos derribos, pues en su solar estaba proyectado unos grandes aparcamientos que darían soporte a el Corte Ingles del Duque...


Como ejemplo de esta gran y basta destrucción "piquetera", tenemos otra curiosa fotografía que nos muestra como nuestra amor por la ciudad y su historia fue desapareciendo del corazón de nuestros dirigentes...


Bonita mañana de Viernes Santo, y ante nosotros el Señor de la Salud de la Hermandad de los Gitanos, de vuelta a su Templo de San Roman, de donde muchos "rancios" como el que les habla, lo echamos de menos.
El paso va andando frente a una desaparecida fachada regionalista de toque elegante y detalles trabajados...


Es la desaparecida fachada de la Universidad de Bellas Artes de Sevilla. Aquí el ensañamiento fue de un grado mayor si cabe, pues ademas de derribar la fachada, también se echó abajo el interior de todo el edificio,  y ya sabemos los interiores tan ricos y exquisitos que tienen los edificios regionalistas sevillanos, tanto en techos como suelos y azulejos.
en su lugar, nos regalaron una fachada total mente ascética de todo lo que tenga que ver con el arte o buen gusto, acompañado de un interior que a veces y según por que estancia vayamos caminando, da la sensación de estar aun inacabado...


Retomando el primer párrafo de este artículo, es por eso que no nos debemos de extrañar que hermandades como la de Monserrat, hayan reflexionado esta pre-cuaresma el cambiar su recorrido y evitar pasar por la Plaza de la Magdalena, púes además de evitar ese parón que tienen, querían eliminar ese trozo de recorrido que tan poco agradece al encanto y la belleza que pueda tener el transcurrir de una cofradía.
Amig@s, Sevilla esta en nuestra manos, y de ellas depende que su historia se conserve, o incluso reconstruya. ¿Progreso?, claro que sí, siempre y cuando no vaya de la mano de un solo derribo que forme parte de nuestra historia y nuestra cultura.

Julio Lopez Yundari
ABC

No hay comentarios: