Restauraciones que mas bien son derribos

Hay restauraciones y restauraciones, y en Sevilla por desgracia algunas tienen guasa.
Vámonos de cofradías que verán de qué vá la cosa...


1910, el palio de la Virgen de Las Lágrimas comenzando la estación de penitencia desde Santa Catalina. Ustedes dirán, ¿Santa Catalina?, no lo parece. Y es que mucho se habló de la colocación de la portada de Santa Lucía en Santa Catalina durante la restauración de 1923, pero nos olvidamos de la otra puerta lateral...


Y es que la puerta que hoy aparece desnuna, estaba cubierta antaño por esta otra de estilo neoclásico, y que fue retirada en la restauración que Juan Talavera dirigió sobre este templo...


Esta restauración vale como ejemplo para respaldar esa teoría que nos dice que el barroco sevillano fue mutilado por el neoclasicismo, siendo este arrasado posteriormente por el regionalismo sevillano, que también trajo duras consecuencias para el patrimonio de nuestra ciudad...


Hoy en día parece impensable la recuperación de aquella antigua portada, pero todo puede pasar en esta bendita ciudad de María, Soñemos pues...


Por cierto, cuanto añoro el sayón de la trompeta del misterio de los caballos, a ver cuando la Hermandad decide recuperarlo, lo cual sería todo un acierto.

Instagran Hermandad de la Exaltación

No hay comentarios: