Un pedacito de historia detrás de un anuncio

Estos días he visto en Facebook una fotografía muy curiosa que ya pasó por esta humilde pagina hace ya algunos años y que titulé "¿has echado fli-fli?"...


En aquella publicación hablamos de la "guasa" que se traía la fotografía, del producto que el señor del sombrero anunciaba, FLIT, y también citamos la fecha en la que se realizó, 1934, pero en ningún momento hablamos de la localización en la se se hizo. Al ver de nuevo la imagen, siento que se me quedó esa espinita de no completar el articulo como se debe, y he decidido que este es la segunda oportunidad que me voy a conceder para resarcirse de aquello.
Lo primero que vamos hacer es buscar un objeto de referencia, y que objeto más claro que el edificio que vemos en la parte derecha de la imagen...


Por logica y algo de veteranía en analizar fotografías antiguas de sevilla, me he centrado en dos detalles, primero el torreón y segundo lo peculiar de la forma que tienen las ventanas del edificio, detalles muy particulares y bastante común en muchos pabellones de la Exposición Iberoamericana de 1929. He analizado todos los edificios de aquella exposición hasta que encontré el que vemos en la fotografía, el desaparecido Pabellón de Extremadura...


Este edificio fue lamentablemente derribado, por lo que para encontrar su antigua ubicación he recurrido a un mapa de la Exposición donde se detallan meticulosamente la localización que ocupaban todos los pabellones...


Ahí lo tienen, estaba junto a la Plaza de España, tran el Pabellón de Brasil, en lo que hoy conocemos como el Parque del Prado de San Sebastián. Pero vamos a ir mas allá, y vamos a averiguar la disposición concreta del Pabellón, y cual era su ubicación exacta, es decir, el alzado del edificio...


Como vemos en la imganes, era un edificio de dimensiones bastante grandes, con dos patios interiores divididos por un edificio auxiliar y el torreón...


La fachada principal daba a la Avenida de Portugal, y era una verdadera joya arquitectónica, que tristemente no fue merecedora del indulto de la temible y odiada piqueta sevillana...


Es un tema que ya he hablado muchas veces con mi hermano Francisco Jose Roman Martinez, y que nunca llegamos a entender, pues de haberse conservado todos los pabellones, Sevilla sería hoy en dia una ciudad privilegiada arquitectónicamente hablando, y con una atracción turística bestial, pero se entiende que no lo debieron de ver tan claro y arrasaron con el 90 % de todo lo que se levantó para aquel acontecimiento tan único y especial.
Pues bien, una vez que ya tenemos todos los datos necesarios, podemos localizar perfectamente la fotografía y ya por fin sacarme esa espinita que llevado más de cinco años clavada en este rancio corazón sevillano...


Espero que hayan disfrutado esta publicación tanto como lo he hecho yo, y les espero en el siguiente viaje al pasado de Sevilla.

Archivo ibero 29
Jose Liebana Martin

No hay comentarios: