sábado, 7 de octubre de 2017

La Iglesia del LLano

Estamos en pleno siglo XXI y los años han pasado, las generaciones se han sucedido, dando rienda suelta al olvido y el desconocimiento, pues lo que no se enseña en las escuelas, no se aprende al menos que alguien decida contártelo.
Hoy en día el nombre de calles, plazas o iglesias de nuestra ciudad, nos suenan tan comunes que parecen de nuestra familia, sin reparar que les puso en el callejero o a que se debió su rotulación. Esto pasa por ejemplo con la Plaza de San Gonzalo y su parroquia. Poco se repara o poca curiosidad despierta "el porqué" de su nombre, si quieren saberlo, acompáñenme. 
1938, la Guerra Civil española esta a punto de llegar a su fin, pero el 99 por ciento de país esta ya prácticamente asentaba y bajo el control del bando nacional. Sevilla esta bajo el mando de Gonzalo Queipo de Llano, y quienes vivieron aquellos años, saben que la ciudad era su cortijo particular, donde hizo y deshizo a su placer, independientemente de su ideología, y sí más encauzado en su ego o personalidad....


Es por ello que en 1937 empieza en ensanche de la ciudad al extrarradio con nuevos barrios, como fue este del Barrio de León, donde eligió su onomástica para tomar el santo de su mismo nombre y con ello bautizar la parroquia que allí se levantaría como la de San Gonzalo...


En Junio de 1938, su mujer Genoveva, puso la primera piedra del la parroquia, siendo concluida totalmente a principios de 1942, ella también le daría su nombre a la parroquia del Tiro de Linea, Parroquia de Santa Genoveva. Al contrario de la parroquia, la plaza que se abre ante ella, se llama también de San Gonzalo, pero esta vez, dedicada la Hermandad del Lunes Santo que allí habita...


Todo el entorno permanece prácticamente como en aquel entonces, siendo este barrio uno de los mejores conservados de ese urbanismo de estilo historicista o regionalismo tardío que rodeo la periferia de Sevilla...


Conocer estos "porqués" no tiene nada de malo, y nos ayudaría muchísimo a entender, comprender, conocer y apreciar los detalles de una ciudad tan particular y única como lo es Sevilla, sin tener que entrar en conflictos ideológicos o políticos y manteniendo un dialogo sostenido y enriquecedor.

ABC
Ana Maria Gracia Nogelda

2 comentarios:

Manuel Sánchez de los Reyes dijo...

Muy interesante y bien ilustrado.

el pasado de sevilla dijo...

Muchas gracias, un saludo.

Otros artículos interesantes relacionados: