Ser romano en Sevilla

No suelo publicar dos artículos seguidos pero los acontecimientos que hemos vivido esta semana atentan contra la estabilidad de nuestras tradiciones y ni entiendo ni comprendo el tratamiento mediático que se le está dando a un hecho que no deja de ser anecdótico. Las cosas, como todo en la vida, tienen la importancia que le queramos dar y a veces el pararse a reflexionar antes de emitir un veredicto evita males mayores, eso ya no se hace en Sevilla.
Resulta que esta semana la policía local detiene el tradicional ensayo de los Armaos por la denuncia de un vecino ante los ruidos causados. Cinco minutos después la prensa sevillana, autodenominada "Prensa Morada", provoca unos acontecimientos fuera de lugar tanto en los medios escritos como en redes sociales dando a entender que se acabó, el ver, el tradicional ensayo por las calles macarenas...y que el director de la banda fue reprendido por negarse a identificarse ante la policía local. Bien, esto último se desmiente por parte de la Hermandad 20 minutos después, y al dia siguiente el Alcalde concede un permiso especial para que continúen los ensayos con un horario estipulado, con la promesa de fijar un acuerdo para años venideros.
Hoy, 23 de Marzo del 2017, la prensa, "grupo vocento", vuelve a publicar dos artículos que intentan crear alarma social sobre este tema cuando ya está todo desmentido, consensuado entre las partes afectadas y con una solución en marcha. ¿Que se pretende de todo esto?, ¿cual es el fin de seguir alimentando una polémica absurda e inexistente?...pues sin duda con un fin político que para nada tiene que ver con nuestras tradiciones. Pido por tanto una reflexión por parte de todos, que intentemos crear nuestra opinión sin basarla en lo que nos cuente un periódico porque esto no perjudica a nadie y nada más que a nosotros mismos y nuestras tradiciones, y como estamos comprobando no viene nadie de fuera a destruir nada, somos nosotros mismos los que desde dentro nos estamos encargando de eliminar 450 años de tradición, diálogo, entendimiento, supervivencia, comprensión y fe.
Y ahora si, ser romano en Sevilla...


Sevilla tiene la idiosincrasia de que para ser romano no hace falta haber nacido en Italia, ni haber servido bajo el mando de Marco Antonio, solo basta con una cosa, sentirse macareno.
Estamos a principios del siglo pasado y ante nosotros tenemos a la Legión III que luchó por dejarnos la herencia de saber lo que es sentirse macareno y sobre todo para que Sevilla no perdiera una de esas "miles de gotas de gloria", que la hacen diferente al resto del planeta. La fotografía es entrañable, y como anécdota contaros que le he encontrado bajo el "etiquetado", de guerra civil en Sevilla, cuanto menos curioso y preludio de lo que muchos ya quisieran.
Si nos fijamos en el corte marcial, demuestra que la categoría no viene dada con los siglos, en Sevilla ya se nace con ella..,


Llama la atención los componentes la primera fila que vemos en la parte derecha de la imagen, y que nos da fiel testigo de una época...


Reloj al bolsillo, el trabajador con su faja aún puesta después de haber estado todo el día partiéndose el espinazo o ese pequeñín que blande su espada de madera soñando con portar la coraza algún día tras el Sentencia, no se, ¿que crónica mejor escrita que la que relata esta fotografía?.
Y como siempre, tenemos la motivación por desvelar donde pudo ser captada esta hermosa instantánea, y para ello os doy una clave, miren la esquina de la acera derecha...


Hoy en día bastante singular y que aún es reconocible, és esa esquina curva que permitía a los carros tomar la calle con mayor comodidad, y ese balcón enrejado cúal ventana del Pópulo. Mirenla y comparen con esta otra que les muestro...


Efectivamente, para los que ya han acertado estamos en la Plaza de San Gil, rodeando la Parroquia de San Gil Abad y desfilando gallardos ante los vecinos que curiosos y entusiasmados por lo que ya está cerca, los miran como fieles soldados de una fe que para nada daña a nadie y que llena de Esperanza  muchos momentos muy duros de la vida...


Me despido esperando un futuro mejor donde el diálogo, la tolerancia y la transparencia nos haga mejores personas, sabiendo que con estas premisas nadie podrá con 450 años de historia y tradición.

Fototeca Universidad de Jaén
Antoni Nuñez Congresa

El desaparecido Barrio de Nervión

Es doloroso tener que hablar en pasado cuando nos referimos a un barrio tan insigne como el de Nervión, pues poco nos va quedando de él.
El primer baño de piqueta se lo dimos a base de bien en los 60 y finales de los 70...


Nos empeñamos en instalar allí el skyline de la ciudad y había que hacer sitio a lo ancho...


Aquí como en otros muchos casos, no hubo miramiento, y el 90% de los derribos se llevaron a cabo mediante expropiación...


Y no solo sería reconvertido en el nuevo centro comercial de la ciudad, sino también en el destino de nuevos apartamentos de esa clase media alta que quería salir al extrarradio...


Una de las imágenes que más pudiera llamar la atención de aquel "piquetazo" podría ser esta...


Hoy en día el lugar es totalmente irreconocible,


Pero nos agarramos a una minúscula pista para identificarlo...


Gracias a esa esquina, situamos con exactitud la ubicación y porque no, nos echamos a llorar...


Como ya hemos mencionado, la reactivación de toda aquella zona tenía muy claro para qué tipo de personas iba dedicado, y sobre todo que el fin comercial estaba por delante de las necesidades de aquella gente a la que se le expropia y literalmente "echaban" de allí, es por eso que a la par se iba levantando lo que en aquél entonces era catalogado como el mejor hotel y más moderno de la ciudad, el Hotel los Lebreros...


La imagen es muy curiosa a la par que anecdótica, pues vemos también el solar cubierto de coches donde hoy se levanta el Corte Inglés de Nervión...


Ahora, a comienzos de este siglo, el barrio está sufriendo otra oleada de piqueta, pero está más silenciosa pero no por ello menos dañina. Estamos derribando casas regionalistas del 29. No se por que, pero para esta ciudad el regionalismo sevillano le suena a música de Bambino, y lo está quitando del medio sin miramiento, por lo que de ahí el título de hoy, pues en 10 años no va a quedar nada.

ABC
Ignacio Caso Garcia
Maite Freno Águilas

De baluarte de la Fe, a kiosco de prensa

Sevilla está acostumbrada o mal acostumbrada a maltratar su historia, y de eso entiende y mucho nuestra siguiente invitada, la Cruz de la Cerrajería...


Su historia nace nada más y nada menos en el siglo XVII, concretamente en el cruce o plazuela que se conformaba en el cruce de la Calle Sierpes con la Calle Rioja, antaño Dueñas,  siendo la primitiva de madera. Como curiosidad cabe destacar que la actual, estaba policromada y eran variados y llamativos los colores que la adornaban. Por otro lado, yo,  más que la de La Cerrajería la llamaría la viajera, pues aunque pensemos que solo fue desmontada de su lugar originar una sola vez, esta es su verdadera cronología de vaivenes...

-1692 se retira la de madera y se coloca la de herraje.
-1729 se traslada al desaparecido Convento de Consolación, de la Calle Rioja.
-1734 vuelve a la plazuela de Cerrajería a petición vecinal, para que obrara contra la sequía que azotaba la ciudad en aquél año.
-1796 se vuelve a quitar...
-1800 se vuelve a poner...
-1816 se vuelve a quitar para la visita de los nobles de Brasil.
-1818 se vuelve a colocar a petición vecinal...
-1840 se vuelve a retirar por estorbar al tránsito de carros y por los enfrentamientos entre vecinos y comerciantes que amarraban a ella sus bestias.

La Cruz es desmontada esta última vez, sin saber que ya nunca más retornaría a su barrio, pues es llevada al Museo Provincial...


Cuatros años más tarde, 1844, es cuando comienza una odisea de litigios, desmanes políticos y total desaprensión que enturbian por completo el final de la historia de la Cruz de la Cerrajería...


Los vecinos pedían su regreso al lugar original, pero toda súplica cae en saco roto. En 1919 Don Luis Montoto pide su recolocación en los Jardines de Catalina de Ribera a lo que se niega rotundamente el Museo Provincial. Luis Montoto no ceja en el empeño y sigue buscando una solución que saque la Cruz Museo, porque pensaba que era la única forma de que se restaurarse y se repusiera del lamentable estado en que se encontraba, hasta que en 1918 consigue el beneplácito del Ayuntamiento y es trasladada a la Plaza de Santa Cruz...



Resulta paradójico que, la que es considerada la obra cumbre de la forja sevillana, recibiera como trato una vida de jarrón florero, y que por ende estemos disfrutando en nuestros días de un hermoso kiosco de prensa en su emplazamiento original, pero así es Sevilla y así entierra su historia...


*Corrección de la ubicación de la cruz, gracias a nuestra lectora Mari Carmen Gomez Mendez, quien acertadamente ha sabido aclarar, que el emplazamiento real del monuemento era el del cruce de la Calle Rioja con la Calle Sierpes.


ABC
METIS conservación y restauración

La Feria de la piqueta

Hay sitios donde la piqueta comió a gusto, y sitios donde, de tanto comer se indigestó. Este es último es el caso que hoy les presento...


Jueves Santo por la tarde y los Armaos de la Macarena comienzan a pregonar lo que se “avecina", al buen sevillano pocas palabras bastan.
Vamos a ver la imagen con más detalle, por que vemos algo en los Armaos que nos llama la atención...


Si observamos con detenimiento, vemos que la fotografía capta ese periodo de transición en el que la Centuria desfilaba a la vez con las antiguas corazas de “costilla" y las actuales.
Ahora vamos a estudiar la localización de la fotografía, que no es para nada complicada, pues al fondo vemos una clave muy importante del entorno macareno...


Son la frondosa arboleda que portifican los Altos Colegios de la Macarena, justo al final de la Calle Feria con Resolana...


Los Armaos van a la altura de la Calle Feria con el cruce de la Calle Faustino Alvarez, y lo sabemos por que vemos uno de los primeros mamotretos levantados en la Calle Feria y que aun hoy en día se mantiene en pié...


Como reza el título de este artículo, este tramo de la Calle Feria fué, valga la redundancia, la feria de la piqueta, pues en el se cebaron con derribos y posteriores mamotretos, siendo a título personal, el edificio de telefónica el que se lleva la palma...


En la actualidad estoy observando casas por el entorno de la Barqueta o la Alameda que tienen muchas papeletas de seguir el mismo camino. Estamos a tiempo de levantarnos y defender nuestro patrimonio, Sevilla, luchemos por ella.

Juan Verdugo Tomillo
Elena Días Función

El pueblo de San Bernardo

Sevilla tenía una idiosincrasia que la hacía muy especial, y eran esos barrios que conformaban sus anillos exteriores, los cuales eran verdaderos pueblos dentro de una misma ciudad. Los mas recientes pudieran ser Amate, Pino Montano o el Cerro, pero antaño vivíamos esas experiencias en lugares como Nervión, Heliópolis o San Bernardo, vaya como muestra esta fotografía que muestra poco, y lo dice todo...


Estamos en una hermosa tarde de Miércoles Santo, y el Señor de la Salud ha comenzado su estación de penitencia. ¿Que estampa, verdad?, como sacada de un pueblo cualquiera de nuestra provincia.
Nos encontramos en la Calle Gallinato, una de las calles que mas solera tuvo, y que hoy por desgracia encontramos un tanto diferente.
Para localizar la calle he usado dos fotografías que nos confirmaran que es la Calle Gallinato...


la primera...


Vemos a la Virgen del refugio en la misma calle, y de ella extraemos dos claves, la primera es la tapia con el patio que tenemos a la derecha...


La segunda, el canalón que aparece tras el Cristo de la Salud y que también vemos en la imagen de la Virgen del Refugio...


Eso nos marca una casa muy particular en dicha calle, pero que por desgracia ya no existe, y es ahí donde entra en juego la segunda de las dos fotografías aportadas para despejar la incógnita...


Ahí ven la casa, que estuvo tapiada hasta principios de los 80, siendo entonces cuando se procedió a su derribo para levantar otro inmueble en su lugar...


La perdida del pequeño comercio, la inseguridad que nos rodea o esta nueva sociedad del siglo XXI, hacen que estos barrios hayan perdido ese estilo de vida tan peculiar, y que al menos renace en algunos de ellos cada Semana Santa, cuando la cofradía de su barrio toma las calles. De ahí que siempre defienda, que creyente o no creyente, las cofradías son un pilar de la sociedad e historia de Sevilla, y eso siempre deberá estar por encima de cualquier color o idea política.

Lourdes Cano Prieto
Universidad de Sevilla

...La vuelta al mundo

El título de hoy viene dado por la fotografía que vamos a analizar, pues cuando descubramos la localización, lo entenderán perfectamente...


Estamos contemplando el misterio de la Hermandad de la Exaltación rodeado de un entorno totalmente industrial, algo imposible si pensamos en el recorrido que conforma su estación de penitencia.
Para identificar la localización de la imagen, tomamos como referencia los edificios que vemos en ella, uno existe en la actualidad y otro no. El que no existe sería el que vemos en el lado izquierdo...


Yo, abriendo el abanico del entorno que rodeaba la colación de Santa Catalina, solo encuentro un edificio de similares características, las desaparecidas cocheras del tranvía...



Estas cocheras estaban en la Puerta Osario, esquina con Recaredo, pero claro, faltaría otra prueba para confirmar mi teoría, y para eso vamos a tomar el edificio de la derecha como referencia...


¿Lo reconocen?, los que ya son padres de adolescentes, le sonaran, pues era un lugar muy concurrido por la juventud de los 80, ya que en el se encontraba la Casa de Cómic...


Y es aquí cuando empiezan a comprender el título que da nombre a este artículo, “la vuelta al mundo... ”, pues me resulta muy difícil de entender, por que esta dando la cofradía ese inmenso rodeo...


Dejamos esta incógnita abierta al saber de los amigos del pasado de Sevilla, por si tienen a bien decirnos el porqué de este recorrido tan extraño.

Solución del enigma:
Está claro que esta pagina funciona por que la gente
la lee y le interesa, y es por eso que entre todos la construimos.
En este caso, yo planteaba una pregunta, pues no sabía el por que de 
que la hermandad se encontrara en esa calle tan atípica a su recorrido,
y ha sido un amable lector, Pedro Cañal de León, el que nos ha dado la
respuesta, pues ha encontrado documentación donde dice que la Hermandad
de la Exaltación se vio obligada a realizar estación de penitencia desde la 
Basílica de la Trinidad en 1923, dado el estado lamentable de Santa Catalina
por lo que esto conduce al transcurrir de la Hermandad en la fotografía que
hemos analizado, ya que como intuimos, acababa de bajar por la Ronda Histórica,
tras su salida de la Basílica de la Trinidad y marchaba hacia Ponce de León "Plaza
de la Paja", para buscar su recorrido natural.

Un merecido agradecimiento a Pedro Cañal de León


Nuria Zafra Garcia
ABC

La estrechez de Villasís

Sí, otra vez hablaremos de los ensanches, aquellos que cubrieron de gloria a los urbanistas de Sevilla...


Estamos ante el desaparecido colegio Jesuita de Villasís, y vemos como lo flanquea por el lado izquierdo una calle muy estrechita...


¿Han pensado que calle puede ser esa?. La verdad es que hoy en día es irreconocible, pues nuestros queridos urbanistas se encargaron de hacerla desaparecer. Yo les daré una pista, cuando han visto fotografías antiguas de la Campana, ¿no se han preguntado que habría detrás del gran y desaparecido Café-Teatro Novedades?, pues lo que había era esa calle estrechita...


Algunos  pensaréis que es imposible, que la Calle Laraña no podía ser así de angosta, y que esa foto no esta mostrando una perspectiva correcta. Yo les demostraré que es como les cuento. Miren esta otra fotografía...


Tenemos al imponente Señor de la Buena Muerte, de origen Jesuita por cierto, en plena revirá de Laraña con Orfila, pues recordemos que antaño su sede estaba en la Iglesia de la Anunciación. 
Pues bien, de fondo tenemos el Colegio Villasís, y ahora lo compararemos con la primera imagen para obtener una referencia certera de la orientación y localización de la fotografía...


Es increíble el patrimonio que perdió Sevilla en menos de 100 metros cuadrados en una franja de tiempo que no superan los 80 años: el caserío derribado para el ensanche, el Colegio Villasís, o la Casa Profesa de la Compañía de Jesús.
Hoy en día disfrutamos en su lugar de un hermoso mamotreto, que paradójicamente, no saben que demonios hacer con el y con la deuda que carga a sus espaldas...


Hacerte un trastero en tu piso de Pino Montano, te puede costar una multa de mas de 3000 euros y su posterior derribo, ya que para el ayuntamiento, viola varios artículos como la conservación de linea estética del conjunto, o el rebasado de metros originales en escrituras. Pero tirar un edificio con mas de 400 años de historia para construir un mamotreto que destruye uno de los tres cascos hitoricos mas importantes e importantes de Europa, no tiene ni castigo, ni remordimiento. Así es esta bendita ciudad de Maria...Sevilla.

Abel Gracia Lomar
Archivo Provincial