domingo, 27 de enero de 2019

¿Calle Rioja?, no me suena en Sevilla

Hay calles en Sevilla que a base de piqueta, literalmente...han desaparecido. Sus caseríos han sido derribados, se han ensanchado, e incluso si hubiese un templo en ella que no fuese quemado o derribado, son los propios monjes del convento los que han ido a llamar al albañil para pegarle un piquetazo. ¿Exagerado?, pues compruebenlo por ustedes mismos...


De la mano de este simpático señor, nos hemos plantado como quien no quiere la cosa en pleno corazón de la ciudad, en la Calle Rioja, pero no la Calle que nos han legado en este siglo que vivimos, sino la adoquinada y burguesa Calle Rioja de la cual no queda absolutamente nada pues tanto los edificios de la calle como la fachada del Convento del Santo Ángel han sido derribados o transformados en un 99% ...


Ya hicimos un análisis allá por el año 2014,  del despropósito piquetero que se llevó a cabo en esta calle con el articulo titulado "Calle Rioja", y con la fotografía de aquel articulo vamos a comparar y ver lo que ya no existe...


Es increible, impactante y doloroso, tan sólo el edificio que ocupa la esquina de la Calle Rioja, y que está regentado por la marca Massimo Dutti, se mantiene en pie, aunque seriamente desvirtuado por la eliminación de elementos en su fachada y la cantidad enorme de cartelería que la copa. Todo lo demás ha sido vilmente derribado para levantar mamotretos absurdos que para nada supera en diseño o riqueza artística a lo anterior. Por otro lado vemos como el Convento de Santo Ángel también fue lamentablemente reformado, eliminando la portada que daba entrada a su compás, para quera un atrio abierto que es lo que más o menos vemos hoy...


Sinceramente, ¿en qué demonios estaban pensando cuando derribaron toda la calle?, esto no hay por donde cogerlo, y más si nos miramos en ciudades como Cádiz, a una hora y media de distancia con Sevilla, y poseyendo uno de los mejores centros históricos de Europa, ¿que pasó con Sevilla y que demonios esta pasando?, cuando a dia de hoy seguimos derribando casas del siglo 18 como la de la Calle Castelar, derribando casas regionalistas del 29 en Nervión, destrozando la margen de un río como se ha hecho con la obra desastrosa del Muelle de Marqués de Contadero, o reformando edificios y zonas industriales de un valor incalculable como el de Pasaje Mallol con proyectos aterradores como el que se ha presentado para dicho Pasaje. Si alguien tiene una respuesta coherente para todo este desastre, que por favor nos la deje en los comentarios y la argumente, lo mismo es que estoy trastornado y no soy persona para este siglo ni esta ciudad.

Facebook Fotos antiguas de Sevilla
Abc
Marisa Corredera Moreno

2 comentarios:

mari carmen garcia franconetti dijo...


Unos han sido algo mejores que otros, pero en general, Sevilla no ha tenido buenos y responsables gobernantes, desde donde me alcanza la memoria y lo que historiadores con ética y sensibilidad he leído, no señor.

Sí recuerdo que en muchas calles, cuando yo era chica estaban adoquinadas las calzadas. Era un suelo muy resistente, carecterizaba a la ciudad, el deteriodo era mínimo y eso con el paso de los años. No entiendo el porqué lo quitaron, ofreciendo el actual que se rompe, es feo y sale muy caro...

Una vez más me escandalizo y me duele lo que hacen con nuestro Patrimonio. No conocí lo que aquí nos muestras hoy, gracias a tí lo conocemos. Es muy lamentable y no nos hacen ningún caso. Pero aquí queda tu ardua y meritoria tarea que te valoro mucho y, sobre todo, tu valiente denuncia que te la respaldo integramente.

Muchas Gracias.

Salva dijo...

Muchas gracias por tu constancia. Tu buen gusto, tu sensibilidad y tu percepción estética. Comparto tu forma de pensar y ser respecto al urbanismo, el patrimonio y la conservación de un entorno armonioso, equilibrado y coherente con su trayectoria histórica. De no ser por ese ejército de trepas que anteponen el dinero fácil y rápido a la creación de proyectos y planteamientos que desarrollen la ciudad de modo sostenible, respetuoso y culto; hoy Sevilla podría presumir con orgullo de ser no sólo una de las ciudades más hermosas y ricas del Mundo, también de la historia de la humanidad. Y sé muy bien lo que digo, porque a pesar de los impresentables que la han expoliado y la expolian, la amo como todo aquel ser afortunado que pesee la suerte de disfrutar la inteligencia de la belleza. Y lo saludable de pasear, trabajar y vivir en un entorno con estilo propio. Deberíamos crear una asociación para preservar, proteger, divulgar, disfrutar, rentabilizar y disfrutar la herencia historico-artistica de la única ciudad de la historia que fue puerta y puerto de intercambio entre dos mundos. La ciudad merece el derecho a recuperar su dignidad. No es ninguna barbaridad ni ningún absurdo falso histórico, reconstruir las monumentales puertas de la muralla. Es mayor aberración que no estén y mayor humillación que podamos reconstruirlas con total fidelidad y prefiramos ese vacío vergonzoso e insultante que desmerece a quienes las derribaron, a quienes lo permitieron y a quienes pasan totalmente de devolver parte de lo arrebatado.

Otros artículos interesantes relacionados: