domingo, 17 de febrero de 2019

Metrocentro, un sucedáneo del pasado

No reconocer los errores, tropezar contra la misma piedra, derribar para volver a construir...eso, eso es mu de Sevilla, y sino miren...


Hace menos de 50 años, la Avenida de la Construcción tenía adoquines de Gerena colocados con una tirantez y un tranvía con un tramo de comunicación que llegaba hasta Coria. En 10 años tapamos los adoquines con alquitrán, los tranvías eléctricos los mandamos a Lugo y Portugal, donde aún funcionan y son un atractivo turístico, siendo sustituidos por autobuses de combustión y de nuevo en el año 2000 arrancamos el alquitrán, pusimos losas inmensas de granito y traímos de vuelta el tranvía (metrocentro), ¿alquilen me puede explicar que demonios pasa en esta ciudad?. No quiero ni pensar lo que hicieron con el guardia urbano que vemos en la imagen...


Me despido con una frase a lo Humphrey Bogart, "siempre nos quedará el magnolio de la Catedral...


Rubén Darío Martínez
Alicia Moreno García

domingo, 10 de febrero de 2019

Soportales trianeros

Que poquito, ¡pero que poquito!, nos queda de aquella Triana de la cava...


El expolio al que se ha sometido década tras década a este barrio, nos ha dejado con dos calles y media, estando también esa media en proceso de extinción.
Esta hermosa imagen nos muestra las carriolas de vuelta del Rocío a su paso por San Jacinto, concretamente frente al callejón de Valladares...


Como vemos en la imagen, ya se ha producido la primera fase del derribo de los soportales que antaño flanqueaban todo San Jacinto, quedando todavía algunos en pié, como podemos ver en la parte inferior derecha de la fotografía...


De ellos, de las maderas de aquellos soportales, sabemos que salieron los actuales caballos de la Hermandad de la Exaltación, los cuales procesionan hoy en día.
Tomamos una de las casas que apreciamos en la fotografía para sacar el encuadre perfecto y así poder superponer la imagen con una captura del estado actual de la calle...


Es lamentable ver el estado actual de Triana, ojo, tomando por mi parte el ser todo un acierto la peatonalización de San Jacinto...


Pero zonas como, Pajes del Corro, último tramo de la Calle Castilla, Calle Fortaleza o San Jacinto, han sufrido el peso de la piqueta de una manera atroz y sin miramiento por su historia, perdiendo con ello el 97% de los corrales de vecinos que construían Triana...


No quiero cerrar este paseo de hoy sin puntualizar un detalle muy importante sobre el ideario de esta página, el pasado de sevilla, y el que la publica, un servidor:


No intenten buscar en mis letras ningún ideario político pues si algo ha caracterizado a esta humilde pagina, es su total neutralidad a la hora de juzgar el hacer, o mejor el desatino de los que han gobernado esta ciudad al no velar nunca ni por su patrimonio, ni por su historia.
Nunca, y cuando digo nunca es, en la vida, el pasado de sevilla ha sido, ni lo ha pretendido ser, el azote de la modernidad o el avance, pero sí estamos totalmente en contra de que, para que esa modernidad prosiga, tenga que derribarse un solo ladrillo de nuestra ciudad y su historia. 

Por favor, sigan disfrutando como lo han hecho hasta ahora, de esta humilde pagina, y que lo que aquí se muestre sirva para que busquemos la unión y el acuerdo por el bien de una ciudad, que no es ni más ni menos, Sevilla.

ABC
Joaquin Lorite Contreras


sábado, 2 de febrero de 2019

Una calle con deshonores

Si más de uno levantara la cabeza y viera el estado de la calle, a la que en su día pusieron su nombre para rendirle homenaje, seguramente que mandaría un escrito a urbanismo para declinar aparecer en el callejero sevillano. Valga como ejemplo de todo esto que hemos mencionado, la calle que hoy vamos a tratar en nuestro rincón del tiempo, que es nada ni nada menos la Calle Méndez Núñez...


Vaya sitio con mas solera para que te dediquen una calle en Sevilla. Pero antes de nada, ¿quien era este señor, el tal Méndez Núñez?. Pues este hombre era un marinero español, del ejercito de la Real Armada Española, nacido en 1824, y que según cuenta la historia de nuestro país, luchó y defendió las colonias Españolas con gran coraje y fortuna, tanto es así, que se le dedicaron calles en las principales ciudades del país como homenaje a su hazaña.
Pues bien, retomando el hilo de nuestro callejero, vemos que en Sevilla se le dedicó una de las calles con mas soleras de la ciudad, ya que fíjense en los siguientes detalles. Este señor, nació en 1824, momento en el que todavía se hallaba en pie el Convento de Casa Grande de San Francisco, hoy Plaza nueva, justo donde desemboca por uno de sus extremos su calle. Ademas por el extremo contrario, el que vemos en la fotografía, íbamos a parar a una de las mejores Plazas que tuviera Sevilla, la Plaza de la Magdalena, lugar por aquel entonces donde se concentraban mas casas señoriales y palacios por metro cuadrado.
No debemos olvidar tampoco, que en dicha calle, se encontraba formando esquina, el maravilloso Hotel Madrid, como vemos en la imagen...


Hoy en día, por desgracia, esta calle no desemboca a la plaza del paraíso del romanticismo, (Plaza de la Magdalena),  y si a lo que podemos denominar como, "caricatura viva del urbanismo sevillano"...


El otro extremo de la calle, era antes una prolongación de la Calle Carlos Cañal, "aprovecho con esto para saludar a unos buenos amigos de mi madre, familiares de este insigne abogado y arqueólogo sevillano", que posteriormente con el derribo del Convento de San Francisco, se le daría salida para desembocar a la Plaza Nueva...


La fotografía cuanto menos impone, tenemos ante nosotros a un piquete de artillería y tras ellos vemos nazarenos de la Hermandad de la Carretería. A la izquierda tenemos lo que entonces era el Hotel Cecil, y de fondo a la derecha el inolvidable Hotel Inglaterra...


Aquí hablar del derribo del Convento Casa Grande, como que parece inútil, pero si podemos denunciar el reto de derribos que a posteriori se han ido sucediendo en todo el entorno de la Plaza Nueva, como por ejemplo el Hotel Inglaterra, todos los edificios que cerraban el perímetro de la Plaza excepto el edificio de Hotel Cecil y parte del edificio de la Capilla de san Onofre, toda la bancada que rodeaba la plaza, realizada en mármol y forja, y un largo etcétera...


Por ultimo, si hablamos de la calle en sí, podemos decir que el 95% del caserío de Méndez Núñez ha desaparecido en menos de 50 años, hablamos desde 1960 al 2000, siendo sustituido sucesivamente con edificaciones de dudosa calidad arquitectónica y nula calidad artística.
Hace más de un siglo, rendimos honores a este insigne marinero, por su sacrificio y entrega, y 110 años después hemos relegado su recuerdo y su imagen al desastre urbanístico mas completo del que se nutre la ciudad de Sevilla, y aunque parezca increíble, esto se repite incesantemente a lo largo de todo nuestro callejero, donde vamos derribando caseríos del 17, 18 y 19 para levantar edificios desnudos de alma y que rompen completamente con la historia de esta ciudad.

ABC
Carlos Bocanegra Bustelo

Otros artículos interesantes relacionados: