sábado, 28 de diciembre de 2019

Ronda Historica, la vieja S30 sevillana

Hoy en día vivimos en una ciudad rodeada de circunvalaciones y a autovías que nos hacen la vida mucho mas fácil, pues disponemos de tres carriles y casi ningún semáforo, con lo que los desplazamientos son mucho mas cómodos.
Ahora invito a los mas jóvenes a que hagan un ejercicio mental, e imaginen como era la Sevilla de hace 50 años, sin esas comodidades. Con vuestro permiso, les ayudo con una fotografía capta perfectamente la esencia de esa ciudad...


Estamos en los años 60 y la S30 sevillana era por aquel entonces la Ronda Histórica. esta vía de conexión estaba conformada principalmente la unión de los ramales de Torneo, (con su salida por Chapinas a Huelva), la Ronda Histórica que conectaba a su vez con el Paseo de las Delicias, (con su salida a Cádiz por Heliopolis), y al Paseo de Colon, (que conectaba con el puente de Triana para dar salida por San Jacinto y la Calle Castilla al Aljarafe y Chapinas). Imaginen por tanto la congestión de vehículos que tenía que soportar la ciudad a lo largo de la semana.
Hoy nos ocuparemos del tramo que pasaba por Méndez Pelayo, frente a la Puerta de la Carne, donde a primera vista lo que nos llama poderosamente la atención es el Guardia urbano de trafico...


Esta imagen hoy tan atípica, era parte natural del paisaje sevillano hace apenas 50 años. La presencia de estos guardias en los cruces mas conflictivos de la ciudad era totalmente necesario y su labor de conducción del trafico era imprescindible para evitar el colapso del trafico en las horas puntas ya que por estas vías interiores transitaban coches y camiones de gran tonelaje...


Otro detalle a destacar de la imagen son las catenarias del tranvía , el 131 sino me equivoco era el que hacia esta linea, y como las vías marcan el trazado sobre el hermoso adoquinado de la Avenida...


Era la década de oro para la bebida americana COCA-COLA, y sus carteles publicitarios estaban por todas parte, en este caso lo vemos en la esquina del Bar Cobos, justo al comienzo de la Puerta de la Carne...


Y como no, nos fijamos también en lo que ya no existe, en esos edificios que han ido desapareciendo bajo la piqueta sevillana y que en el 99,9% son reemplazados por otros edificios que nunca superan el valor artístico de lo derribado...


Estoy terminando este artículo, y ahora que lo pienso, no se si esta Sevilla mas descongestionada que antes, o si por el contrario el parque móvil ha crecido tanto y tan rápido que apenas haya diferencias en cuanto a volumen de trafico...


Fuera como fuere, esta fotografía me ha parecido tan entrañable y creo que despierta tantos recuerdos que su paso por el pasado de Sevilla me resultaba ineludible. Espero que les haya gustado y nos vemos próximamente con más y mejor.

Faceboock enamorados de Sevilla
Jose Antonio Casado Lopez
Josefa García Moreno

1 comentario:

mari carmen G franconetti dijo...


Hola, no sé si soy la primera en comentar, en estos días en que tengo a toda la tribu en casa, funciono a medio gas...

Lo primero desearte que estés disfrutando de unos días estupendos con los tuyos.

En esta entrada, me veo muy niña pero con enorme memoria: recuerdo a esas catenarias, aparte de sostener los cables eléctricos de los troles de los inolvidables travías, servían como farolas, ya que de los extremos de sus brazos colgaban unas luces con tulipas negras, no daban mucha luz, pero nos apañábamos. Ah, las calzadas de adoquines, lucían espléndidas, duraban mucho, eran económicas, seguras, imprimian carácter a las calles sevillanas...recuerdo también al guardia urbano, que en estas fechas les hacían regalitos en el lugar de trabajo, se veían cajas de vinos, paquetitos, cajas de dulces navideños, etc, ¡La Piqueta! Ya nombramos a la "Bicha", no recuerdo que nuestra ciudad tuviera regidores destacados por su sensibilidad, bien hacer, no supieron estar a la altura por no protegerla y defenderla como era el imperativo de su alto cargo. La escabachina de la Plaza del Duque, las casas palacios, los edificios maravillosos de D.Aníbal González, no sigo que me deprimo...

La publicidad, se veían hasta en los tranvías y en la radio con pegadizas cancioncillas, algunas divertidas. ¡Jomío, eres una enciclopedia de Sevilla, por lo que te doy mi más entusiasta, agradecida y afectuosa enhorabuena, magnifico y encomiable tu trabajo.

Feliz Navidad y todo lo mejor para el 2020.

Un abrazo.

(Perdón por lo extendido).

Otros artículos interesantes relacionados: