sábado, 2 de mayo de 2020

El pan de Alcalá (Corregido)

Este blog lo hacen sus lectores  y buena prueba de ello son sus 10 años de vida, algo muy difícil de lograr créanme. Hoy uno de ellos ha dado un giro único a este artículo para que tome sentido, ha sido Luis Escudero, quién ha descubierto que la ubicación de la fotografía ha sido erronea, pues el lugar exacto donde se realizó es en la Calle Méndez Pelayo esquina con Demetrio de los Rios...


La clave la dá la puerta de entrada al edificio que está tras los vendedores de pan, de un diseño regionalista inconfundible...


De nuevo gracias a su agudeza y a todos aquell@s que ayudan a que el Pasado de Sevilla no pierda su credibilidad y su verdadero sentido de ser, que no es otro que un fondo gratuito para el recuerdo, reconocimiento y el estudio de una Sevilla inolvidable que se nos fué.

ERRATA


Si hay algo en especial que estoy echando de menos es el levantarme el fin de semana he ir al bar de mí amigo Pastor a comerme una buena tostá con mí  cafelito. Y eso mismo pensarían las personas que les voy a presentar...


Estamos en 1934, poca guasa por lo que está por venir, y los panaderos de Sevilla se ponen en huelga. Es entonces cuando los panaderos de Alcalá de Guadaíra se concentran en la Calle Martín Villa, que arte, a 10 metros de la Capilla de Los Panaderos, para montar un improvisado mercado de pan, y así abastecer a la población de la capital....


Uno mira la fotografía y ve detalles muy duros,  arrugas, ropas muy humuldes, cuerpos y brazos trabajados debido a la inexistente mecanización de la epoca, uno ve...la cara de nuestros abuelos,


Justo detras de estos trabajador@s, vemos el desaparecido Hotel Biarritz del que ya hablamos largo y extendido de su curioso origen...


Por desgracia y fortuna, el edificio aun existe, pero la calle ha sido y sigue siendo ferozmente mutilada, primero con el derribo del Colegio de Villasis, La Universidad de bellas artes para despues contruir un sucedaneo, el ensanche de la esquina con Orfila, el destrozo del cartel de la antigua juguetería Cuervas ,él pedazo de mamotreto/hotel que nos han endiñado en el antiguo escombro del edificio El Monte-Cajasol-La Caixa...


Me despido hasta el siguiente artículo,  a ver si entre almax y almax puedo seguir viviendo con tanta piqueta sevillana.

Turina
Miguel Gorra Lopez

2 comentarios:

mari carmen G franconetti dijo...


Mi madre sí que conoció el pan de Alcalá, (Alcalá de los Panaderos), era como se le conocía. Por entonces se hacían platos de cuchara que tenían entre los ingredientes el rico pan de Alcalá.

Sí, felizmente aún se conservan edificios destacable de aquella Sevilla de antaño, pero no quedan muchos. Por mi edad, he conocido alguno y clama al cielo sus pérdidas. Sevilla no tuvo mucha suerte con quien tenían el deber de haber protegido y defendido su riquísimo Patrimonio, especialmente desde que aparecieron Dº Especulación y D. Oportunismo...

Siempre te lo valoraré: HAces una labor extraordinaria e impagable a Sevilla.

Un abrazo.

Naranjito dijo...

Tuve la suerte de criarme en Alcalá. Y si se han perdido cosas es precisamente el pan. En Alcalá y en todas las ciudades.
Un abrazo.

Otros artículos interesantes relacionados: